Alfred Schütz: biografía de este sociólogo y filósofo austríaco

Un resumen de la vida de Alfred Schütz, influyente pensador y sociólogo del siglo XX.

Luis Martínez-Casasola Hernández

Luis Martínez-Casasola Hernández

Alfred Schütz

Durante el siglo XX, diferentes autores contribuyeron a hacer crecer el alcance de la sociología. Uno de ellos fue Alfred Schütz.

En los siguientes párrafos realizaremos un compendio de los eventos más significativos de la vida de este autor para entender con una mayor profundidad las aportaciones que posteriormente pudo realizar, a lo largo de una prolífica carrera en la que pudo publicar varias obras. Veamos, pues, una biografía de Alfred Schütz a modo de resumen de su trayectoria.

Breve biografía de Alfred Schütz

Alfred Schütz nació en el año 1899 en Viena, capital de Austria y por aquel entonces perteneciente al Imperio Austro-Húngaro. Su familia tenía orígenes judíos, y tenía una posición acomodada, por lo que no vivió dificultades durante la niñez. Tras recibir su educación primaria y secundaria, se vio obligado a servir en el ejército, a causa del estallido de la Primera Guerra Mundial.

Tras combatir en el frente italiano, regresó a su país y pudo retomar su formación. Estudió derecho en la Universidad de Viena y derecho internacional en la Academia de Comercio Internacional de esa misma ciudad, completando así estudios superiores en estas prestigiosas instituciones.

Fue en su etapa como estudiante cuando tuvo la oportunidad de conocer a Max Weber, uno de los padres de la sociología, gracias a una serie de conferencias que realizó en su universidad y a las que Alfred Schütz pudo asistir, lo cual supuso un punto de inflexión para la dirección que tomaría su carrera desde ese momento.

A raíz de dicho encuentro, consideró que Weber, en sus postulados, dejaba sin contestar la cuestión del significado. Por eso, se centró en darle un fundamento filosófico a dicha teoría, para lograr así completar las categorías de la sociología que dicho autor planteaba, así como su metodología.

Matrimonio, trabajo y exilio

Llegado el año 1926, Alfred Schütz contrajo matrimonio con Ilse Heim, quien sería su esposa durante el resto de su vida. Tras haber completado sus estudios en la universidad, y al no poder conseguir inicialmente una posición académica que le permitiera ejercer como profesor, dirigió su carrera en otra dirección, la de la banca internacional.

De hecho, comenzó a trabajar en Reitler and Company, en la dirección financiera, una posición de prestigio. Sin embargo, no dejó de lado su pasión, que era el estudio. De hecho, el autor y amigo Edmund Husserl plasmó en una cita una descripción perfecta de la situación de Alfred Schütz a lo largo de esta etapa. Dijo que durante el día era banquero y por las noches se convertía en filósofo.

En el año 1933 tuvo lugar la llegada al poder del régimen nazi en Alemania y Austria, lo que suponía un inminente peligro para todas las personas judías, debido a las leyes raciales que se avecinaban. Consciente de ello, como tantos otros individuos, Alfred decidió que la mejor opción era, tristemente, abandonar su país en busca de un lugar seguro. En este caso, eligió París en un primer momento.

En la capital francesa continuó prestando sus servicios como director financiero de Reitler and Company, pero dicha actividad no se prolongaría demasiado, y solo un año después, en 1939, y con el estallido de la Segunda Guerra Mundial, Alfred Schütz se exilió a los Estados Unidos.

Carrera en los EEUU y últimos años

Paradójicamente, este traslado a EEUU le permitió ejercer por fin como académico, para la New School for Social Research. En dicha institución pudo impartir clases tanto de filosofía como de sociología, llevando además el propio departamento de la primera de esas disciplinas.

La labor de Alfred Schütz fue posible, en parte, gracias a la inestimable de su esposa, quien ejerció como compañera, ayudándole a realizar transcripciones y otras tareas que le facilitaron su labor. Fue así como pudo desarrollar algunas de las importantes teorías por las cuales hoy día es reconocido.

De esta manera, Schütz pudo continuar trabajando en la universidad durante casi dos décadas más, hasta que finalmente falleció, en el año 1959, cuando tenía 60 años. El fallecimiento tuvo lugar en la ciudad de Nueva York, donde se encontraba la institución universitaria donde ejercía su actividad.

El trabajo de Alfred Schütz: factores principales

A lo largo de su carrera, Alfred Schütz trabajó sobre una serie de conceptos que enriquecieron la disciplina de la sociología. Su meta primordial era dotar a esta ciencia de una base filosófica. Su primera obra fue "La fenomenología del mundo social", publicada en el año 1932. Para este autor, había una serie de conceptos fundamentales, que vamos a repasar a continuación.

1. La realidad social

El primero de los elementos centrales de las teorías de Alfred Schütz es el de la realidad social. Este concepto se refiere a la totalidad de los componentes y los hechos que tienen lugar en el mundo desde la perspectiva de los diferentes individuos, en interacción los unos con los otros.

En ese sentido, cualquiera de los elementos de la realidad social va a ser real en cuanto a que forma parte de dichas interacciones, es decir, que significa algo para la persona. Por lo tanto, si algo no tiene significado o queda fuera del conjunto de las interacciones, no está dentro de la realidad social de dicho individuo.

2. El mundo de la vida

Otro de los pilares del trabajo de Alfred Schütz es el concepto del mundo de la vida. Dentro de la realidad social de la que hablábamos en el punto anterior, todas las personas interactúan de unas maneras concretas. Mediante dichas interacciones, pueden modificar su propio entorno. Toda la parte de la realidad que la persona puede alterar de alguna manera, es lo que se englobaría dentro del concepto del mundo de la vida.

3. La situación biográfica

La situación biográfica completaría el trío de componentes fundamentales de las teorías sociológicas de Alfred Schütz. Este elemento se refiere al escenario en el cual se encuentra cada persona, dentro del cual tiene un lugar determinado y cumple un papel según el cual interactúa de una manera concreta con el resto de individuos.

Las cuestiones relativas a la ideología o a los factores morales se incluirían dentro de la situación biográfica, pues estarían modulando esa posición y esa manera de actuar de cada sujeto. Dentro de este entorno, se pueden encontrar variables que están controladas por la persona, otras que no lo están pero podrían ser controladas por ella en algunas circunstancias, y otras que no lo están en absoluto.

La cuestión del sujeto

Una cuestión primordial en los estudios de Alfred Schütz era la del concepto del sujeto. Se refiere a cada individuo, dentro del contexto que veíamos del mundo social. Los límites de este elemento van a ser los que vengan dados por la experiencia vital, pasada y presente, por lo que cada individuo será único y diferente al resto.

El sujeto, además, para Alfred Schütz, es un ente que no puede ser estático, sino que está en continuo cambio, ya que con cada interacción con el mundo, se modifica a sí mismo, por lo que deja de ser lo que era para pasar a ser algo nuevo, en un proceso constante y sin fin. Por lo tanto, nunca se puede conocer en su totalidad, porque no llega a alcanzarse.

Por ello, Schütz distingue entre el “yo”, que sería el sujeto en función de su historial de experiencias previas, y el “mí”, que es sutilmente diferente, ya que seguiría siendo el propio individuo, pero teniendo en cuenta su experiencia más reciente, que es la que está modificando en tiempo real su propio ser. Ambos elementos son dos dimensiones de un mismo elemento.

Pero además, el sujeto no es un elemento aislado, sino que está en continua interacción con el resto de sujetos, lo que introduce el concepto de intersubjetividad, al poder observar a esos otros individuos y ponerse en su lugar. Además, si el sujeto está aquí, por extensión también aparece el concepto del allí, donde se sitúan a los demás, estableciendo diferentes dimensiones.

Yendo un paso más allá en esta teoría, Alfred Schütz añade la dimensión temporal, para establecer la diferencia que se da entre los sujetos con los que podemos interactuar, ya que se encuentran en el mismo momento que nosotros, que serían los contemporáneos, y aquellos de un momento pasado que por lo tanto son ajenos a las interacciones, y que se conocerían como los predecesores.

Dentro de los contemporáneos, establece un grupo que se refiere a aquellos sujetos con los que la interacción es más frecuente y con los que es habitual mantener vivencias compartidas. Este subgrupo sería el de los sujetos asociados.

Este sería un pequeño resumen de algunos de los conceptos principales de las teorías del autor Alfred Schütz.

  • Barber, M.D. (2012). Participating Citizen, The: A Biography of Alfred Schutz. State University of New York Press.
  • Cabrolié Vargas, M. (2010). La intersubjetividad como sintonía en las relaciones sociales. Redescubriendo a Alfred Schütz. Polis. Revista Latinoamericana.
  • Dreher, J. (2011). Alfred Schutz. The Wiley‐Blackwell Companion to Major Social Theorists, I. Wiley Online Library.
  • Embree, L. (1987). Alfred Schutz: An Intellectual Biography. International Studies in Philosophy.

Luis Martínez-Casasola (Madrid, 1988) se licenció en Psicología en la UAM y cuenta con un máster en Psicología Forense por la URJC y el COP de Madrid, así como con una especialización en recursos humanos. Tras varios años de experiencia en la redacción de contenidos web, ahora colabora como divulgador para medios especializados en el ámbito de la Psicología y la salud.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados