Lucio Anneo Séneca es uno de los filósofos más representativos de la escuela del estoicismo, especialmente de su etapa de desarrollo más tardía. Fue una de las figuras más importantes para la filosofía durante el Imperio Romano y es retomado hasta nuestros días en estudios sobre filosofía griega y ética contemporánea.

Aunque no se trata de una escritura autobiográfica, en toda su obra, Séneca mantiene una gran conexión entre sus experiencias cotidianas y las reflexiones filosóficas que estas le suscitaban. Lo anterior ha llegado hasta nuestros días a través de los registros escritos que el propio Séneca realizó.

En este artículo encontrarás una biografía de Lucio Anneo Séneca así como algunas de las principales características de su obra.

Lucio Anneo Séneca: biografía de un filósofo estoicista

Lucio Anneo Séneca nació en Córdoba, España aproximadamente en el año 4 a.C., en pleno auge del Imperio Romano dentro de la provincia de Hispania. Provenía de una familia distinguida y de alta sociedad.

Su padre, Marco Anneo Séneca, fue un orador y escritor romano que realizó importantes estudios sobre la historia de la oratoria. Muchos de sus trabajos fueron atribuidos a Lucio Anneo durante la Edad Media, época en la que Séneca hijo tuvo mucho reconocimiento. Para diferenciarlo, se le llamó Séneca el Orador o Séneca el Viejo.

La vida de Séneca el Joven pasó por distintos momentos que le permitieron reflexionar profundamente sobre la emociones, la ambición, el poder curativo de la filosofía, y la muerte, entre otros temas. De hecho, gran parte de sus escritos suelen ser interpretados tomando en cuenta su biografía. Estudió retórica y filosofía en Roma y su carrera es reconocida por haber sido exitosa, un tanto dramática y asimismo politica.

Por ejemplo, fue acusado de adulterio y exiliado a Corsica. Así mismo, estuvo entre los asesores del emperador Nero en momentos políticamente complicados, y finalmente fue acusado de complicidad en la conspiración de Pisonian, para asesinar a Nero. Por esta razón fue obligado a suicidarse en Roma en el año 65.

El estoicismo y los escritos Séneca

El estoicismo es una escuela filosófica que fundó Zenón de Citio y que se basa en el dominio de las pasiones y una vida basada en buscar la felicidad por medio de la razón. Durante el periodo imperial, dicha escuela tuvo una gran influencia dentro de las obras literarias.

Especialmente las tragedias de Séneca, de importante contenido filosófico, fueron de gran relevancia. Por lo mismo, Séneca es considerado tanto un filósofo como un poeta. Aunque esta diferenciación ha sido un tema controvertido entre los especialistas.

Antiguamente, de hecho, se pensaba que habían existido “dos Sénecas”: uno filósofo y uno trágico (o poeta). Hoy en día se acepta que el interés de Séneca por la ética y la psicología (especialmente los efectos destructivos de la emocionalidad excesiva), están presentes en toda su obra literaria, tanto en verso como en prosa.

En cualquier caso, sus tragedias son reconocidas como escrituras más oscuras que aquellas realizadas en prosa. Es el caso, por ejemplo, del tema de la muerte, que en sus escrituras en prosa aparece como una liberación; de hecho, justificaba el suicidio como forma ética de morir. No obstante, en las tragedias, la muerte suele presentarse como la transición a sufrimientos mayores.

Séneca estaba de acuerdo con un monismo psicológico, en tanto que no distingue entre un componente racional o otro no racional del alma (tal como tampoco lo hicieron los estoicos anteriores). Para estos, el conocimiento se basa en la acción, no hay distinción entre una razón práctica y una teórica. En este sentido, teorizar y reflexionar sobre los aspectos éticos y morales de la vida cotidiana, es una forma de producir conocimiento, alcanzar la felicidad y la virtud.

Influencia posterior

Parte del estoicismo de Séneca es reconocido como uno de los antecedentes más importantes de las preocupaciones modernas sobre el dar forma a nosotros mismos y a nuestras vidas. Por un lado, la obra de Séneca enfatiza la filosofía estoica anterior y le suma algunos detalles. Por otro, su obra se caracteriza por la ausencia de tecnicismos y por enfatizar las propiedades terapéuticas y las cualidades prácticas de la filosofía.

Defendía la idea de la igualdad de los hombres y un estilo de vida basado en la moderación. Está última representaba la vía a la felicidad, y debía acompañarse del rechazo a las supersticiones. Está parte de su obra fue retomada de manera importante por las corrientes renacentistas y por distintas escuelas filosóficas de la modernidad.

Obras representativas

En sus escritos discute algunas preguntas que tienen que ver con problemas morales de la vida diaria. Entre las obras más destacadas se encuentran, por ejemplo, Cartas a Licilio, Las cartas morales, Los ensayos morales, El Codex Ambrosiano y Las preguntas naturales. Junto con La consolación a su madre Helvia y la Consolación a Polibio, La consolación de Marcia es la obra más antigua que se conoce hasta nuestros días.

Referencias bibliográficas:

  • Vogt, K. (2015). Séneca. Stanford Encyclopedia of Philosophy. Recuperado 13 de agosto de 2018. Disponible en https://plato.stanford.edu/entries/seneca/#LifWor.