Las claves para elegir programas de formación en Psicología Positiva. Unsplash.

La psicología no es un ámbito de trabajo que se centre únicamente en las experiencias negativas y en las alteraciones psicológicas dañinas. También es una vía de intervención psicológica que nos ayuda a mejorar nuestro bienestar en términos positivos, y a alcanzar nuestro potencial.

En este artículo veremos ejemplos y características de la mejor formación en Psicología Positiva.

¿Cómo reconocer la mejor formación en psicología positiva?

Las características fundamentales que los contenidos ofrecidos por los programas de formación en psicología positiva que son de calidad son los siguientes.

1. No debe centrarse en vender perfección

La psicología positiva no pretende convertir a las personas en seres perfectos, dado que, por el simple hecho de vivir, todo el mundo comete errores y toma decisiones de las que se arrepiente.

En todo caso, la Psicología Positiva nos ayuda a aceptar esas imperfecciones y a verlas desde una perspectiva constructiva que nos lleve a mejorar sin obsesionarnos con no equivocarnos.

2. Responde a lo que ocurre en la realidad, no a lo que ocurre teóricamente

La psicología positiva es de carácter práctico y aplicado al día a día, y por eso en ella no se da por sentado que los seres humanos actúan desde la racionalidad y la coherencia lógica.

Reconocer que como personas estamos sujetos a sesgos cognitivos y a la experimentación de emociones (cuya naturaleza es irracional) es el primer paso para construir a partir de esa idea todo un cuerpo de conocimientos teórico-prácticos sobre psicología positiva.

3. No se queda en las etiquetas

Un curso en psicología positiva no puede quedarse solamente en informar sobre las descripciones de conceptos psicológicos como “introversión”, “liderazgo” o “resiliencia”: debe explicar en qué consisten las dinámicas de comportamiento a las que estas etiquetas hacen referencia.

4. Muestra cómo mejorar transformando nuestro entorno

Los principios de la psicología positiva no se basan solamente en la introspección, sino que nos llevan a realizar acciones objetivas que transforman nuestra manera de interactuar con el mundo que nos rodea.

Por ejemplo, contribuye a darnos las claves para rendir más modificando nuestro espacio de trabajo para que se adapte a lo que buscamos, entre otras cosas.

5. Entiende el liderazgo como algo dinámico

El liderazgo es uno de los temas más importantes de los mejores programas de formación en psicología positiva.

Sin embargo, esta temática no se aborda desde cualquier perspectiva, sino desde una en la que el líder lo es en tanto que se relaciona con los miembros de un equipo contando con su complicidad, no de manera vertical y unilateral. Un líder no lo es por su esencia, sino por sus acciones.

¿Cómo aprender sobre este tema?

A medida que la Psicología Positiva es cada vez más conocida y sus ámbitos de aplicación se extienden a diferentes aspectos de la vida personal y profesional, van surgiendo nuevas propuestas para aprender sus fundamentos.

Además, existe la posibilidad tanto de aprender de manera presencial como mediante el formato online, puesto que los últimos avances tecnológicos permiten aprovechar el potencial de Internet de un modo que facilite una formación altamente efectiva.

Actualmente existen varias opciones para especializarse en Psicología Positiva, puedes ver varias de ellas haciendo clic aquí.

Vistos los criterios de calidad que deben estar presentes en los contenidos de los cursos y posgrados en Psicología Positiva, veamos características de su formato, los criterios para elegir cursos y posgrados para formarse en esta rama de la psicología fijándonos en la manera de impartir estas materias.

1. Personal docente especializado

Los profesores deben dedicarse profesionalmente al uso de la Psicología Positiva, y no limitarse a la labor docente. Y es que los cursos y talleres de psicología positiva deben estar diseñados e impulsados por profesionales del mundo de la psicología que cuentan con experiencia laboral en este ámbito, más allá de haber recibido formación teórica.

2. Teoría y práctica

Es muy importante que los cursos y programas de formación ofrezcan la posibilidad de aprender tanto los fundamentos teóricos de la Psicología Positiva, como las claves para su aplicación a los principales contextos: terapia, educación, deporte, o empresa.

3. Contenidos fundamentados en la investigación científica

El hecho de que la Psicología Positiva tenga muy en cuenta la subjetividad no significa que pueda dejar de lado el método científico.

4. Permite seguir formándose por cuenta propia

Los cursos de Psicología Positiva, así como los posgrado y Másters, deben aportar bibliografía para poder seguir leyendo y aprendiendo de manera autónoma.