Un resumen de los beneficios y los inconvenientes de Internet. Unsplash.

El nacimiento de Internet ha supuesto toda una revolución en la manera de vivir de nuestra sociedad, hasta el punto de ser un instrumento prácticamente imprescindible para una gran variedad de tareas o incluso simplemente en nuestra vida social.

No cabe duda de que estamos ante un elemento con gran poder, pero lo cierto es que su utilización no está exento de riesgos y es posible encontrar tanto aspectos positivos como negativos. ¿Cuáles son las principales ventajas y desventajas de Internet? Veámoslo..

Internet y las redes

Los usos de Internet hoy en día son múltiples, desde la búsqueda de información al contacto entre personas, pasando por el ocio, la investigación o la docencia.

Procedente del término inglés para redes interconectadas (“Interconnected Networks”), este instrumento surge a finales de los sesenta en Estados Unidos con el propósito de que diferentes universidades y el Departamento de Defensa pudieran compartir información. A medida que pasaba el tiempo este invento fue extendiéndose al resto del globo y poco a poco fue incorporando funcionalidades a medida que avanzaba la computación y la programación informática, hasta transformarse en lo que es hoy en día.

Pero como toda innovación tecnológica o como ocurre con cualquier instrumento, su creación supone tanto oportunidades como riesgos dependiendo del uso que se decida darle. En este sentido podemos determinar la existencia tanto de ventajas como desventajas, algunas de las cuales destacamos a continuación.

Principales ventajas de Internet

Internet es un instrumento cuya creación ha permitido una gran cantidad de innovaciones y cambios en nuestra manera de relacionarnos entre nosotros mismos y con el mundo, e incluso parece haber afectado a nuestra manera de percibir las cosas.

Su creación, expansión y popularidad es debida a que utilizarlo nos supone una serie de ventajas que nos hacen la vida más fácil. Entre sus múltiples ventajas podemos encontrar los siguientes elementos.

1. Acceso a la información

Una de las grandes ventajas de la presencia de Internet en nuestras vidas la encontramos en que gracias a él podemos acceder a una gran cantidad de información procedente de una amplísima cantidad de fuentes de una manera sencilla y prácticamente inmediata.

2. Comunicación

Otra de las principales y más conocidas ventajas de Internet la encontramos en que nos permite entrar en contacto con personas de todo el mundo independientemente de la distancia a la que se encuentren, siempre y cuando tengan acceso a la red.

Ello facilita que personas que viven en lugares muy alejados o que deben irse a vivir o a trabajar al extranjero puedan mantener un contacto bastante frecuente con sus seres queridos.

3. Rompe barreras y facilita el acercamiento de posturas

La existencia de la red de redes supone una oportunidad para aprender y poder observar diferentes maneras y perspectivas de entender, pensar y vivir la vida respecto a prácticamente cualquier temática posible.

En este sentido también permite flexibilizar nuestras barreras culturales y aprender a aceptar diferentes visiones más allá de la propia o la de personas con un contexto semejante al propio. Dicho de otro modo, permite acercar posturas

4. Reduce la necesidad de presencialidad

La existencia de Internet ha generado que ahora ya no sea necesario hacer de manera presencial trámites que anteriormente hubiesen supuesto una gran inversión de tiempo y la necesidad de desplazarse y permanecer en dicho lugar. Esto nos permite optimizar nuestro tiempo y aprovecharlo para realizar otras cosas.

Así, por ejemplo, ya no es siempre necesario reunirse para discutir algún asunto, realizar largas colas para reservar unas entradas, realizar una solicitud o presentar una queja o reclamación.

De hecho, permite también el trabajo desde el hogar o la existencia de formaciones académicas a distancia con cierta comodidad.

5. Libertad de expresión

A pesar de que dependiendo del país y las políticas que existan al respecto existirán más o menos dificultades, Internet es a menudo un espacio en que personas muy distintas son capaces de hacer ver y expresar su postura respecto a alguna temática concreta, a un nivel prácticamente anónimo si se sabe cómo. Ejemplo de ello podemos verlo en casos de países que viven bajo dictaduras y regímenes políticos totalitarios.

6. Permite la colaboración entre personas

Internet no solo permite acceder a información o comunicarse, sino que también ofrece un marco en el cual diferentes personas pueden colaborar para alcanzar un objetivo determinado.

Por ejemplo, a nivel de estudios permite realizar trabajos grupales en los cuales todos los implicados vayan siguiendo al momento el estado del proyecto.

También se aplica a nivel laboral, de manera que puede utilizarse para construir de manera conjunta algún tipo de acción o intervención. También permite por ejemplo la creación y financiación de proyectos para los que no se tienen recursos, como los crowdfunding.

7. Aumenta las opciones y vías para el aprendizaje

Más allá de la mera búsqueda de información, las redes también han permitido que se generan nuevas vías o métodos alternativos para el aprendizaje.

Por ejemplo, ver un tutorial de Youtube o algún tipo de ejemplo más visual de una tarea a realizar puede facilitar aprender algo que a través de una lectura o de una explicación meramente verbal puede ser complicado. Este elemento es algo especialmente importante en el caso de personas con necesidades educativas especiales.

8. Hace más fácil la gestión y organización

La presencia de Internet y las redes tiene, en parte como efecto colateral de todos los elementos anteriores, una mejor gestión y organización de nuestro tiempo y actividades. Tanto planificar como buscar información como realizar trámites y gestiones se acelera.

9. Incrementa la atención dividida

Internet y las tecnologías de la información y la comunicación tienen un efecto incluso a nivel funcional. Se ha visto que las personas que podrían considerarse nativos digitales tienen una mayor capacidad para la atención dividida, es decir, para prestar atención a diversos tipos de estimulación al mismo tiempo.

Desventajas y riesgos de su uso

Como hemos podido ver son muchas las ventajas y oportunidades que nos brinda Internet. Sin embargo, ello no implica que este instrumento no tenga un lado oscuro: existen grandes riesgos y desventajas en el hecho de utilizarlo.

1. Cibercrimen y usos fraudulentos

Una de las desventajas de Internet la podemos encontrar en el hecho de que aunque ofrece muchas oportunidades para facilitarnos la vida, también permite que otras personas intenten aprovecharse de este instrumento con el fin de obtener beneficio o gratificación a costa de los demás a través de este medio.

Algunos ejemplos de ello lo encontramos en casos de ciberacoso, amenazas, vejaciones, usurpaciones de identidad, phising, estafas, robo de información y cuentas bancarias o incluso grooming o intentos de acercamiento con propósitos sexuales hacia menores a través del engaño.

2. Sobresaturación de información

Hemos dicho anteriormente que una de las grandes ventajas de Internet la encontramos en que permite acceder a una gran cantidad de información.

Sin embargo, este aspecto tiene a su vez una lectura negativa, que a su vez se vuelve una desventaja de Internet: existe una cantidad de información enorme a la que podemos recurrir, con fuentes que pueden ser erróneas e incluso ofrecer datos contradictorios entre sí.

De este modo encontrar información realmente fiable en las redes supone un reto e implica la necesidad de entrenarse en la búsqueda de información realmente válida y confiable.

Asimismo, esta gran cantidad de información puede llegar a saturarnos, no sabiendo a qué recurrir ni qué hacer con ella.

3. Amenaza a la privacidad

Internet permite que podamos conectarnos entre nosotros y compartir una gran cantidad de pensamientos, datos, fotos e informaciones con los demás. Pero aunque en un primer momento esto puede parecer deseable, también puede llegar a suponer una ventana a ojos externos para la violación de nuestra privacidad.

Sin ir más lejos, nuestros datos son objeto de tráfico entre una gran cantidad de empresas que los utilizan entre otros propósitos para ofrecernos sus productos de la manera más atractiva posible o conocer nuestra postura respecto a determinados aspectos. Incluso a nivel laboral, muchas empresas buscan información en las redes (incluyendo las sociales) sobre candidatos a sus puestos de trabajo.

Y ello sin contar con que terceras personas interesadas y desconocidos puedan conocer mucho más de nosotros de lo que permitiríamos en la vida real.

4. Contacto a distancia, frío e impersonal

Si como ventaja comentábamos que Internet facilita la comunicación entre personas, lo cierto es que por otro lado este contacto suele ser mucho más frío y distante que el que se llevaría a cabo cara a cara. Ello favorece un contacto con los demás mucho más superficial, algo que puede dificultar luego el desarrollo de habilidades sociales en el mundo real.

5. Puede servir como método de evitación

Una posible desventaja del uso de Internet se encuentra en el hecho de que dado que permite la realización de actividades o de contacto con los demás de una manera inmediata y desde la supuesta seguridad de nuestras casas.

Esta comodidad puede hacer que personas con algún tipo de dificultad o problemática, como por ejemplo una fobia social, no tenga que exponerse directamente a una situación temida, algo que si se mantiene a lo largo del tiempo mantiene el problema al poder convertirse en un mecanismo de evitación, algo que dificulta la superación de sus miedos.

6. Contacto 24/7

Otra desventaja la encontramos en que Internet está disponible en cada vez más dispositivos (ordenadores, móviles, televisores… incluso relojes y neveras) que utilizamos constantemente en nuestro día a día. Aunque no es imposible, la mayoría de nosotros estamos constantemente conectados a la red.

Ello supone, especialmente en el caso de las redes sociales, que se nos pueda reclamar o contactar en todo momento y lugar, las 24 horas del día y los siete días de la semana. Dicho de otra manera, a menos que se busquen expresamente existen muy pocas oportunidades para estar “offline”.

7. Disminuye la tolerancia a la frustración

Al igual que antes hemos comentado que Internet facilita que se creen entendimientos entre diferentes perspectivas y puede incrementar la capacidad de atender a varios estímulos a la vez o realizar más operaciones al mismo tiempo, también hay que dejar constancia de que la inmediatez que tiene Internet hace que nos hayamos acostumbrado a tenerlo todo aquí y ahora.

Esto implica que estamos poco acostumbrados a esperar, algo que supone que por ejemplo en el caso de los nativos digitales exista la tendencia a tener una capacidad de tolerancia a la frustración y a la demora de la gratificación disminuidas en comparación a generaciones anteriores.

8. Depende del estado de la red

Además de las anteriores, una desventaja más la podemos encontrar en el hecho de que su utilización depende en gran medida del estado de la red, la conexión, la velocidad de subida o bajada de datos o incluso de la presencia de electricidad.

Cualquier fallo en cualquiera de estos elementos pueden dificultar una utilización cómoda y eficaz o incluso imposibilitarla.

9. Potencial adictivo

Un problema cada vez más frecuente del periodo en el que nos encontramos es la cada vez mayor prevalencia de la dependencia o adicción a las nuevas tecnologías, en su mayor parte basadas en el uso de la red. En este sentido puede crearse una necesidad patológica de utilizar las redes (especialmente las sociales) para comprobar si ha sucedido algo, nos han hablado o encontramos algún modo de entretenernos, y que en caso de no poder acceder a ellas nos puede generar ansiedad y síntomas de abstinencia.

No es que Internet o su uso sea nocivo o provoque adicción en sí, sino que la manera que tenemos de utilizarlo puede fomentar que se genere una dependencia hacia la red.

10. Disminuye la actividad física

Por último, otro elemento a destacar se encuentra en que la predominancia de Internet en todos los ámbitos de la vida y el hecho de que su utilización suela requerir de una postura más bien sedentaria hace que el nivel de actividad física que realizamos haya disminuido en gran medida, algo que puede tener numerosas implicaciones a nivel de salud tanto física como mental.

Referencias bibliográficas:

  • Badger, E. (2013). How the Internet Reinforces Inequality in the Real World. The Atlantic.
  • Comer, D. (2006). The Internet book. Prentice Hall.