Adicciones y terapia grupal en el tratamiento ambulatorio de pacientes

Así es como funciona la terapia grupal usada para ayudar a personas con adicciones.

Fromm Bienestar

Fromm Bienestar

Adicciones y terapia grupal en el tratamiento ambulatorio de pacientes

Los grupos de apoyo que ves en las películas americanas, esas terapias grupales, existen también en nuestro país. Y en Fromm Bienestar somos profesionales con mucha experiencia en ellas.

Sin lugar a dudas, la terapia grupal funciona muy bien como complemento a un tratamiento psicológico de las adiciones. Esto tiene lógica, porque es un espacio seguro en el que la persona puede trabajar con toda tranquilidad.

Tal vez hayas oído hablar de ellas, pero, en realidad, ¿qué sabemos acerca de la terapia de grupo para el tratamiento de las adicciones?

¿Qué es la terapia grupal?

La terapia grupal es un forma de trabajar la desintoxicación de las adicciones que ayuda a modificar patrones de conducta, pensamiento y la forma de pensar, cuestiones con las que un adicto debe luchar continuamente. Son limitaciones que hacen que un adicto se quede en el mismo punto hasta que consiga romperlas.

Los grupos de autoayuda se centran en lograr que el adicto supere las barreras mentales y de comportamiento que le provoca su enfermedad, como la negación y la vergüenza. De hecho, la terapia grupal debe hacer énfasis en superar estos dos inconvenientes, ya que son condicionantes muy importantes a la hora de no poder avanzar adecuadamente en su recuperación.

¿Es difícil para el adicto hacer terapias de grupo?

Lo cierto es que no es nada sencillo para una persona que sufre una adicción, sea del tipo que sea, iniciar una terapia grupal, ya que se siente fuera de lugar y no conoce a ninguna otra persona.

A este sentimiento de soledad, se une el hecho de que al inicio de la terapia grupal el adicto trae una percepción alterada o distorsionada sobre sí mismo, incluso puede pensar que su enfermedad es menos grave de lo que es realmente o compararse erróneamente con los demás, estableciendo categorías y falsas creencias respecto a la gravedad de la adicción. No ve qué ocurre de una forma objetiva.

Esto es lo que se trata en las terapias de grupo, donde los pacientes entienden a qué se enfrentan en realidad. En las sesiones los participantes ven que la situación real no es de la forma en que la perciben ellos, sino como lo ven los demás. Es a lo que coloquialmente se conoce como confrontación y consiste en mirarse frente a su propio espejo visto en la ayuda de los compañeros y compañeras participantes.

Otra dificultad que encuentran es que no tienen control sobre el consumo de la sustancia o el comportamiento que les convierte en adictos. El grupo crea un entorno en el que se sienten comprendidos, y para ellos es un poco más sencillo enfrentar el problema real.

El gran beneficio de la terapia grupal de adicciones es que en ella participan personas muy diferentes que han pasado por una situación similar. Esto permite que el paciente se identifique con los demás, y que se creen redes de apoyo entre los pacientes al contar cada uno su experiencia y aprender unos de otros.

Además, el tratamiento grupal vuelve a traer a sus vidas autodisciplina y límites, tan necesarios para salir de la adicción. También les permite conocerse, aprender de la experiencia de otros y a tener información de primera mano de quienes han pasado por lo mismo. Además, el ver cómo se avanza genera optimismo y las ganas de cambiar.

Herramientas para las terapias de grupo

En las terapias grupales se usan principalmente dos herramientas: una valoración y la manera de enfrentarse al problema. Hasta que un adicto se rinde a su enfermedad no llega el el momento en el que ve claramente dos cosas, cómo lo ven los demás y cómo percibe él mismo la situación. Realmente, el profesional ejerce un efecto espejo en el que el adicto se refleja.

Aunque muchos lo pueden percibir como una forma de atacar, es realmente traer a la realidad a la persona. Por supuesto, para hacerlo siempre hay que adoptar un enfoque centrado en el adicto, desde el respeto radical y la empatía.

Las buenas conductas se valoran y refuerzan, y aquí podemos incluir las conductas adecuadas o las actitudes. Si ha sido capaz de decir no, es para celebrarlo.

El papel del terapeuta

En una terapia de grupo es el terapeuta el que vigila que la dinámica sea la adecuada. Él es quien coordina la reunión y la participación de las personas. Es muy importante la tarea de hacer del grupo un entorno en el que el adicto puede expresarse libremente y sin miedo a ser juzgado, al mismo tiempo, proporciona consejos y pautas para que las personas las puedan poner en práctica.

¿Buscas tratamiento para las adicciones?

Fromm Bienestar

Si tienes un problema relacionado con las adicciones y buscas servicios de terapia, ponte en contacto con nuestros profesionales.

En Fromm Bienestar nos especializamos en el tratamiento de la adicción, y realizamos tanto servicios de atención ambulatoria como ingresos. En esta página hay más información sobre cómo trabajamos.

Fromm Bienestar

Fromm Bienestar

Centro de salud

Mairena del Aljarafe

Terapia online

Ver perfil

Fromm Bienestar es un centro de salud ubicado en Mairena del Aljarafe (Sevilla) y especializado en los procesos de desintoxicación y tratamiento de adicciones, así como en la atención psicológica a pacientes y familias. En sus instalaciones trabaja un equipo de profesionales del ámbito de la psicología y las actividades físicas que permite mejorar en un entorno tranquilo y en el que resulta fácil expresarse.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados