Las apuestas online son un fenómeno consolidado en nuestra sociedad, con los consiguientes problemas derivados. Las grandes casas de apuestas se adaptan rápidamente a cualquier tipo de regulación por parte de las instituciones.

La publicidad es su arma más poderosa para consolidar sus clientes. Por “consolidar” nos referimos a convertir la conducta de juego en un hábito que les permita sacar todo el dinero que puedan de las personas de a pie.

Afortunadamente, también es uno de los sectores que han generado más alarma social en los últimos tiempos, y la sociedad va reaccionando para protegerse de las artimañas publicitarias de estas empresas.

Los trucos publicitarios de las casas de apuestas

¿Cuáles son los principales pilares de las campañas publicitarias de las casas de apuestas?

1. Campañas agresivas enfocadas a la juventud

Los estudios nos muestran que el perfil habitual de jugador ha cambiado con los años, terminando en personas más jóvenes de 35 años. Las casas de apuestas son las primeras que lo saben, así que adaptan sus campañas publicitarias centrándose en este colectivo.

Con anuncios muy agresivos e interactivos en internet y redes sociales, consiguen captar a muchos de sus nuevos clientes, nuevos jugadores con probabilidades de convertirse en jugadores a largo plazo.

Las empresas de apuestas van “sembrando” en la juventud, esperando poder tenerlos de clientes durante muchos años.

2. Utilizar a famosos como reclamo: el efecto halo

No es casualidad que tantas celebridades y caras conocidas estén asociadas a las campañas publicitarias de las grandes casas de apuestas. Grandes clubes deportivos, populares futbolistas, prestigiosos jugadores de tenis, simpáticos presentadores de concurso televisivo…

Las grandes empresas de apuestas se aprovechan de lo que en psicología se llama Efecto Halo: cuando se asocia a una persona famosa a un determinado producto o servicio, los usuarios transfieren los valores y opiniones sobre ese personaje al producto o servicio en cuestión.

De ese modo, si un deportista famoso al que sigo y admiro mucho sale anunciando una plataforma de apuestas que me ofrece unos bonos de iniciación… pues es mucho más fácil que acabe mordiendo el anzuelo. Básicamente, la confianza en ese personaje se transfiere a lo que está anunciando. Por eso no es lo mismo que salga un famoso conocido mediáticamente que cualquier otra persona.

El vínculo sentimental con las ligas deportivas profesionales y sus jugadores estrella está íntimamente arraigado en el imaginario colectivo de los más jóvenes. Por eso son los barcos insignia de los que venden apuestas online.

Mientras se les permita, las empresas de apuestas seguirán utilizando todos los resquicios regalos para hacer publicidad: las camisetas de todos los grandes equipos de fútbol están plagadas de publicidad, dirigida a todos los aficionados.

3. Bonos de iniciación: te dejo empezar a apostar “gratis”

Navegando por cualquier página de Internet, es común que te hayas encontrado con anuncios de casas de apuestas prometiéndote 50, 100 o incluso 200 euros para jugar gratis.

Es uno de los reclamos publicitarios más efectivos. Una de las objeciones del jugador que se está iniciando suele ser “no tengo suficiente dinero para empezar a apostar”.

¡Pero las grandes casas de apuestas tienen la solución! Invierten auténticas fortunas cada año para poder ofrecer estos créditos de juego “gratuito” y así facilitar la entrada de nuevos jugadores.

El sistema es sencillo. Te registras, y ya tienes “dinero virtual” para empezar a hacer apuestas. El jugador que pica el anzuelo puede empezar a jugar gratis, o poniendo muy poco dinero.

Tarde o temprano, la casa de siempre gana. Normalmente, ese crédito gratuito se termina enseguida, y para cuando la persona ya tiene que empezar a invertir su propio dinero, ya habrá consolidado el hábito de juego y allanado el terreno para desarrollar una adicción.

Además, es reclamo de los bonos fomenta la ilusión inicial de que “no me estoy gastando dinero” y de que esas apuestas no entrañan peligro alguno para la persona. Lo que no saben es que simplemente han picado del cebo que les pusieron los depredadores de las empresas de apuestas online.

4. Ilusión de control

Muchos jóvenes han afirmado que los anuncios de apuestas deportivas les enseñan que “con suficiente preparación y conocimiento sobre deportes, ellos pueden controlar el resultado de los partidos y sus apuestas”.

Este es uno de los mensajes que las casas de apuestas dejan implícito en sus campañas y anuncios. Promueve el sesgo cognitivo de la ilusión de control, hacer pensar a las personas que ellos pueden ganar mucho más que otras personas, si siguen un determinado sistema.

Pero esto es paradójico, porque si de verdad existiesen probabilidades de ganar mucho, las casas de apuestas se habrían encargado de cerrar ese agujero, pues no les sería rentable. Todos hemos oído hablar de esos grandes casinos de Las Vegas que terminan expulsando a jugadores que han ganado demasiado dinero.

Recuerda, “la casa siempre gana”

Los expertos afirman que el conocimiento deportivo no influye para ganar apuestas. Es azar, hay demasiados factores en juego, no se pueden predecir los resultados.

Al final no es más complejo que el sistema de la Lotería Nacional. Solo te queda cruzar los dedos, pero la mayoría de las veces, perderás dinero.

Psicólogo Especialista en Adicciones

Si tú o una persona cercana estáis teniendo problemas con el juego online, contactad inmediatamente con un profesional especializado. Es solo cuestión de tiempo que el problema se agrabe y se acaben generando enormes deudas económicas.

Trabajo con muchas personas que han sido víctimas de los trucos de las casas de apuestas y han desarrollado un problema de ludopatía. Ofrezco sesiones de terapia presencial en el consulta de psicología en Valencia, y también terapia online para todo el mundo.

Consulta mis datos de contacto en esta página.