En la actualidad es cada vez más habitual para muchas personas el hecho de iniciar una terapia psicológica de manera telemática mediante un dispositivo electrónico conectado a Inernet.

El nivel de sofisticación que ha alcanzado la tecnología está normalizando cada vez más esta forma de terapia psicológic a distancia; ante ello, muchas personas se plantean si esta puede ser la modalidad de apoyo psicológico que mejor encaja con lo que necesitan, o si es preferible acudir a sesiones presenciales con el psicólogo.

Para todas aquellas personas que estén pensando en iniciar un proceso de terapia psicológica de manera online y estén dudando sobre si esta encaja con lo que buscan, en este artículo veremos las principales características de cada una de las dos modalidades (a distancia y presencial) y los principales motivos por los que puede merecer la pena decantarse por la opción menos conocida actualmente por la mayoría de personas, la de la terapia online.

¿Cómo saber cuándo acudir a terapia online es la mejor opción?

Antes he comentado que la terapia online es, en comparación a la presencial, la forma de intervención psicológica menos conocida. Sin embargo, esto solo es cierto a nivel popular; entre los psicólogos, esta modalidad ha ido ganando mucha popularidad durante los últimos años, y por buenos motivos, como veremos.

La terapia online, como su nombre indica, es aquella en la que demandante y terapeuta contactan a través de un medio de comunicación de tipo telemático, normalmente a través de videollamada.

Por el contrario, la terapia de tipo presencial es la modalidad clásica consistente en una sesión en la que demandante y terapeuta se encuentran cara a cara en el mismo espacio físico, y en la que el terapeuta podrá controlar a su gusto las características físicas del ambiente en todo momento (temperatura, iluminación, sonoridad, decoración, etc.).

¿Por qué elegir la terapia online?

Son muchos los motivos por los que elegir la terapia de tipo online frente a la modalidad presencial. A continuación encontrarás un resumen de las principales ventajas que llevan a muchas opciones a decantarse por esta modalidad.

1. Comodidad

Resulta evidente que aquella terapia que se realiza a distancia y sin moverse del domicilio, casi siempre será más cómoda que la terapia en la que nos desplazamos hacia la consulta física del terapeuta.

Así pues, uno de los puntos fuertes para elegir la terapia online es el hecho de que al recurrir a ella no perderemos tiempo por desplazarnos hacia el centro de terapia del profesional, ni tampoco correremos tanto riesgo de llegar tarde, por lo que tanto demandante como psicoterapeuta economizarán su tiempo sin perderlo por cualquier contratiempo que pueda surgir.

2. Reducción de gastos

Otra ventaja que se desprende de la primera es que el hecho de no tener que desplazarse también supone un ahorro económico considerable para la persona que solicita el servicio de terapia, principalmente en gastos de transporte.

3. Adiós a las limitaciones geográficas

La terapia telemática permitirá a la persona interesada en ser atendida elegir cualquier profesional que decida sin importar su ubicación física, e incluso llevar a cabo la terapia si alguno de los dos se encuentra en otra ciudad e incluso en otro país.

Del mismo modo, cualquier terapeuta podrá ofrecer sus servicios profesionales de manera online a una cartera de clientes mucho mayor que si lo hiciera de manera clásica en la consulta privada.

4. Anonimato

Para muchas personas es importante el hecho de que la terapia online ofrezca un mayor grado de anonimato o discreción para el consultante. Algunas personas sienten reparos ante la idea de entrar en los locales de psicoterapia, si bien cada vez son menos, debido a que los servicios de asistencia psicológica se han normalizado mucho en las últimas décadas.

El hecho de no tener que estar en ninguna sala de espera, y que solo el terapeuta sepa quiénes somos y cuál es nuestro problema, también puede suponer una ventaja a tener en cuenta para muchas personas respecto a la terapia tradicional.

5. Elección del entorno

El hecho de que la persona pueda elegir el especio en el que él o ella se ubicará para iniciar la consulta también incidirá positivamente en el proceso terapéutico de la misma, ya que estar en un espacio propio y familiar es probable que le tranquilice.

El control que el demandante podrá tener del entorno físico en el que decida iniciar la terapia, puede ser otra ventaja que debe ser tenida en cuenta para cualquiera que esté interesado en esta modalidad.

Así pues, iniciar una terapia mediante videollamada puede ser la mejor manera para que un paciente con ese tipo de problemas aprenda gradualmente a comunicarse con otra persona a través de la pantalla permaneciendo en un lugar en el que se siente seguro y que le transmite familiaridad.

¿Buscas asistencia psicológica online?

Nacho Coller

Si te interesa acudir a sesiones de terapia online, puedes ponerte en contacto conmigo. Soy psicólogo con más de dos décadas de experiencia atendiendo a pacientes, y estoy especializado en Terapia de Aceptación y Compromiso. Puedes ver mis datos de contacto en esta página.