¿Cómo ser un buen paciente en psicoterapia?

Veamos cómo hay que poner de nuestra parte, como pacientes, para que la terapia vaya bien.

Regina Wohlmuth

Regina Wohlmuth

Cómo ser un buen paciente en psicoterapia

Muchos nos hacemos preguntas del estilo: ¿Cómo podemos identificar un buen o mal psicólogo? Sobre esto podrás encontrar varios artículos en Internet, en revistas y muchos otros lugares donde dan recomendaciones y hasta instrucciones.

Pero... ¿Cómo podemos identificar si somos un buen paciente? ¿Qué nos toca hacer a los pacientes en terapia?

Para saber qué es lo que la gente piensa acerca de esto, realicé una encuesta y pude encontrar cosas interesantes.

Las claves para ser un buen paciente en psicoterapia

La mayoría creemos que el psicólogo tratante debe saber cuándo mentimos. Esta idea surge de la creencia de que los psicólogos tienen prácticamente poderes psíquicos y son capaces de leer la mente. De lo contrario, pueden llegar a pensar que somos malos terapeutas.

Para contrarrestar esto debemos reconocer los siguientes puntos y entender y respetar el acuerdo entre terapeutas y pacientes, que pasa por asumir que los psicólogos:

  • Son seres humanos
  • No leen la mente
  • No tienen todo el saber

Y acerca del proceso terapéutico, para adoptar bien el rol de paciente hay que tener en cuenta las siguientes ideas clave:

  • Si no dices lo que te preocupa, mientes y omites partes, el psicólogo va a dar un falso diagnóstico o bien se tardará más en poder tratar el conflicto
  • La terapia es un proceso y debe de tener continuidad
  • Puntualidad
  • Compromiso y responsabilidad con los pagos
  • Mantener el foco del conflicto y no divagar
  • Preguntar cuando no entiendas alguna intervención
  • Cumplir con las tareas encomendadas
  • Tener un genuino interés en solucionar sus conflictos
  • Estar abierto de mente
  • Llegar por cuenta propia y no obligado
  • Evitar los cambios de horarios
  • Hablar de tus conflictos y no pensar en cómo quedar bien con el terapeuta
  • No cancelar la cita si no se tienen “ganas” o tienes “miedo”
  • Recordar que la resistencia del hoy tiene el conocimiento del mañana
  • Es importante hablar de sentimientos

También existe una necesidad consciente e inconsciente de manipular y controlar las intervenciones del terapeuta. Estas ganas son completamente normales, pero como pacientes, hacerlo consciente ayudará a avanzar y superar los conflictos en este sentido.

¿Cómo lograrlo?

Muchas de estas habilidades se van aprendiendo a lo largo de la terapia, pero que mejor estar informados para poder tener una mente abierta y superar los conflictos psíquicos que nos enfrentamos.

Los prejuicios por parte del paciente son comunes cuando se inicia un tratamiento; es por ello que al acudir a psicoterapia debemos mantenernos firmes para lograr los objetivos que queremos.

Aventurarse en una terapia puede causar incomodidades, miedos y angustias; pero eso también es completamente normal, es parte del proceso. Resulta necesario abordar esos temas con el terapeuta para lograr romper con lo establecido y salir de la zona de confort.

Miedos comunes

La confidencialidad es algo que muchos pacientes creen que se viola. Pero si es un tema que nos puede estresar, lo mejor que podemos hacer como pacientes es abrir los canales de comunicación y saber que el terapeuta siempre será una persona en quien podemos confiar.

En otros casos creemos que en terapia se nos juzgará, que estamos completamente equivocados en nuestras percepciones y eso puede causarnos muchos dolores de cabeza. En ciertos contextos, la terapia ha tenido mala reputación al pensarse que si “estás loco” necesitas ir al psicólogo, pero esta idea no se acerca para nada a la realidad. Aquí te diré un secreto como terapeuta: normalmente, el que quiere ir a terapia no está loco. Para ir a terapia no necesariamente debes tener un conflicto reciente o traumático con el cual sientas que ya no puedes.

Características de la terapia centrada en soluciones

¿Qué esperar del proceso psicoterapéutico?

Puedes acudir a terapia para...

  • Conocerte
  • Mejorar actitudes
  • Mejorar las relaciones aunque estén aparenten bien
  • Mejorar en áreas de estudio o trabajo
  • Poder adquirir inteligencia emocional
  • Enfrentar los problemas cotidianos de una forma sana
  • Superarte cada día más
  • Superar problemas de imagen corporales
  • Mejorar una relación de pareja

Si vas a terapia estando bien, puedes evitar conflictos mayores, traumas fuertes o pérdidas, como rupturas de pareja o conflictos familiares.

Además, llevar a niños a terapia es también muy útil; podemos tratar conflictos y traumas antes de que se consoliden y sea más difícil tratarlos. También fomenta su capacidad de aprender a regular sus emociones. Así en un futuro sabrán manejar sus emociones de forma racional, y mantener relaciones duraderas, profundas y sanas.

La terapia de niños es un trabajo en conjunto con sus cuidadores, proceso en el que podrán conocerse, reforzar el amor familiar y sanar heridas, aclarar confusiones y ayudar a los tutores a poder mantener una relación sana y respetuosa.

La terapia en adolescentes que de niños acudieron al psicólogo terapia es muy útil, al poder aclarar y reforzar las buenas actitudes; la adolescencia es una etapa completamente distinta a la niñez, en la que nos enfrentamos a diferentes problemas.

En cuanto a las relaciones de pareja, es una opción ideal para poder tener metas en común saber comunicarse, conocerse y tener una intimidad comunicativa que lleve a las personas a una relación exitosa y duradera.

En conclusión

No, la psicología no solo es para los “locos” o para los que ya estamos mal. Es un arma poderosa que podemos usar para conocernos y poder cada vez ser mejores.

Regina Wohlmuth Abraham

Regina Wohlmuth Abraham

Doctorado

Profesional verificado

Ciudad de México

Terapia online

Te invito a ser un buen paciente, quitarte los prejuicios, sanar y aprender más de ti y para ti.

Artículos relacionados