6 consejos para evitar el miedo al futuro

Varios consejos para evitar el miedo al futuro y gestionar la ansiedad ante lo que está por venir.

Consejos para evitar el miedo al futuro

En tiempos de incertidumbre como los actuales, es normal albergar algunas dudas o ciertas preocupaciones sobre el futuro inmediato o a largo plazo que se nos avecina. Lo importante es que esos temores no nos paralicen ni nos hagan adentrarnos en una dinámica de autosabotaje, de perjudicarnos a nosotros mismos sin darnos cuenta.

Y es que algunas personas presentan en la actualidad un miedo más o menos exacerbado hacia su futuro, algo que les genera un gran malestar y que en muchas ocasiones les mantiene en un estado de no atreverse a tomar decisiones importantes, de vivir el día a día de manera pasiva, algo que les impide lograr sus objetivos y, en general, gozar de bienestar emocional. Por eso, en este artículo daremos un repaso a las claves para evitar el miedo al futuro, o al menos, no dejar que se vuelva un problema constante.

Estrategias y consejos para gestionar el miedo al futuro

Son muchos los miedos que puedan embargarnos a lo largo de nuestra vida, desde el miedo a perder el trabajo, el miedo por la situación de nuestra relación sentimental o el miedo a las crisis económicas. Todos estos casos implican centrar nuestra atención en hipótesis acerca de lo que creemos que nos depara el futuro; a veces, ante la imposibilidad de saber exactamente qué pasará, tendemos a obsesionarnos con las predicciones más pesimistas.

El miedo puede ser en ocasiones un buen aliado que nos permite evitar situaciones conflictivas o peligrosas, sin embargo, cuando este domina nuestra vida y nos impide avanzar o prosperar positivamente se convierte en un problema importante que debe ser atajado.

Temor al futuro

Con el objetivo de aprender a gestionar correctamente este miedo al futuro y de adquirir una serie de estrategias y herramientas prácticas que nos permitan vivir nuestra vida con plenitud y sin miedo a lo que pueda acontecer, a continuación veremos una serie de consejos y prácticas eficaces que podemos aplicar en el día a día en este sentido.

1. Fijarse metas a corto plazo

Algunos objetivos a largo plazo pueden acabar generando frustración en muchas personas debido al tiempo que se tarda en lograrlos, lo que a su vez también acaba provocando incertidumbre y malestar respecto al futuro.

Para superar esta sensación de incertidumbre es muy recomendable fijarnos metas a corto plazo a nivel semanal, mensual o incluso diario, para saber en todo momento cuál es el objetivo concreto en el que debemos centrarnos en un momento determinado.

Estas metas a corto plazo son más accesibles y el hecho de alcanzarlas en poco tiempo nos ayuda a tener una mayor sensación de bienestar y de satisfacción con el trabajo bien hecho, aunque sean logros pequeños.

Cada uno de estos pequeños logros en el día a día, sumados, nos permitirá adquirir conciencia del progreso que vamos adquiriendo, lo que repercutirá positivamente en nuestra salud mental y emocional.

2. Evitar intentar bloquear los pensamientos basados en el miedo

Pretender bloquear los pensamientos basados en el miedo es contraproducente: además de ser ineficaz, con ello lograremos el efecto contrario, al estar más “a la defensiva” ante esas ideas e imágenes mentales.

Por el contrario, es necesario analizar los propios pensamientos de manera racional y tener claro en todo momento que estos son producto del miedo que tenemos al futuro que se nos presenta en nuestra vida; hay que aceptar que no tenemos un control total sobre lo que nos pasa por la cabeza, y aceptar también un cierto nivel de malestar como algo natural, sin darle más importancia de la que tiene, para no frustrarnos.

Para superar con éxito este tipo de pensamientos es recomendable redirigir la atención hacia actividades más constructivas y estimulantes que nos hagan sentir mejor y nos permitan mantenernos activos y motivados.

Esto significa que podemos, por ejemplo, realizar actividades placenteras que nos motivan como puede ser la práctica de algún deporte, la lectura, quedar con amigos, participar en competiciones deportivas o cualquier tipo de pasatiempo que nos mantenga ocupados.

3. Practicar técnicas de relajación

Practicar diariamente o a nivel semanal diversas técnicas de relajación que puedan sernos útiles nos ayudará a alcanzar estados de conciencia y a nivel físico mucho más equilibrados y sosegados en nuestro día a día.

Estos estados de relajación nos permitirán realizar con mayor eficacia y diligencia todas las actividades y responsabilidades personales o profesionales de las que debamos ocuparnos cada día o en cada semana de trabajo.

Son muchas las técnicas de relajación de las que disponemos en la actualidad para superar todo tipo de malestar o miedo hacia el futuro más reciente o a largo plazo, de nosotros depende realizar aquellas que más nos convengan y que mejor se adapten a nuestras necesidades particulares.

Entre las principales técnicas de relajación que podemos practicar en nuestro día a día encontramos la meditación, la respiración diafragmática, la relajación muscular progresiva de Jacobson, o el taichí.

4. Aprender a detectar preocupaciones irracionales

Son muchas las personas preocupadas por su futuro que acaban desarrollando en su cabeza pensamientos sobre sí mismos o preocupaciones irracionales sobre eventos catastróficos que sucederán en el futuro.

Para superar este tipo de preocupaciones que no se basan en ningún hecho real y plausible es necesario aprender a detectarlas, analizarlas y juzgar de manera racional qué posibilidades existen de que sucedan.

Un buen ejercicio para desechar este tipo de preocupaciones irracionales es el de analizarlas en retrospectiva y ver que muchas de las cosas que pensábamos que iban a suceder no han pasado en realidad.

5. Mantener una vida social activa

Otro de los consejos que podemos seguir para superar el miedo al futuro es el de mantener una vida social activa en el día a día.

Esto nos ayudará a mantener la mente distraída y nos permitirá estar con personas que nos hacen sentir mejor y que nos ayudan a mejorar nuestra salud mental, nuestra autoestima y que sacan lo mejor de nosotros mismos.

Además de eso, interactuar con otras personas también puede servirnos para no pensar siempre de la misma forma ni caer en el sesgo de confirmación, ya que al contar con más puntos de vista diferentes al nuestro y con maneras distintas de interpretar la realidad, podemos cuestionar nuestros planteamientos personales sobre el futuro y la vida en general.

6. Acudir al psicólogo

Acudir al psicólogo es también uno de los mejores consejos que podemos seguir para superar al miedo al futuro que tenemos por delante, y una práctica muy recomendable siempre que no surtan efecto los consejos anteriormente mencionados.

Un profesional de la psicología especializado en problemas de ansiedad nos ayudará a cambiar nuestra forma de concebir nuestra vida, así como el pasado y el futuro de una forma mucho más positiva.

Además de eso, los psicólogos son expertos también en brindar y en señar todo tipo de estrategias útiles y prácticas que nos pueden ayudar a superar cualquier miedo que podamos tener en nuestra vida diaria.

  • Davison, G.C. (2008). Abnormal Psychology. Toronto: Veronica Visentin.
  • Robinson, O.J.; Pike, A.C.; Cornwell, B.; Grillon, C. (2019). The translational neural circuitry of anxiety. Journal of Neurology, Neurosurgery, and Psychiatry. BMJ. 90 (12): jnnp–2019–321400.

Psicólogo

Madrid

Psicólogo General Sanitario con diferentes estudios de posgrado que avalan su especialización en Terapia Cognitivo Conductual y técnicas de Tercera Generación para el tratamiento de la depresión, los trastornos de ansiedad, terapia de pareja y habilidades sociales.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados