Un tipo de miedo a los puentes que desgasta la calidad de vida. Unsplash.

La gefirofobia es el miedo irracional o excesivo a los puentes. Se trata de una fobia que ha sido descrita y estudiada en relación con otros tipos de fobia (no como un cuadro clínico particular). Al tratarse de un miedo a estructuras que resultan especialmente cotidianas en las grandes ciudades, la gefirofobia puede representar una experiencia de malestar significativo para quien la presenta.

A continuación veremos qué es la gefirofobia, cuáles son algunas de sus manifestaciones y posibles causas, así como estrategias que podrían contrarrestar este miedo a los puentes.

Gefirofobia: el miedo a los puentes

En griego, la palabra gefura (γέφῡρᾰ) significa “puente” y “fobos” (φόβος) significa miedo. De ahí que el término “gefirofobia” se utiliza para designar el miedo a los puentes. Tal como ocurre con las fobias que se describen desde la psicopatología, para ser consideradas de tal forma debe tratarse de un miedo que se considera irracional, porque provoca un malestar clínicamente significativo que no puede ser justificado por los códigos culturales donde se presenta.

Dicho de otra manera, la gefirofobia es el miedo irracional a los puentes, que es irracional porque se presenta en contextos donde los puentes son objetos de uso cotidiano y no tienen por sí mismos una cualidad que signifiquen potencialmente algún tipo de riesgo. Por lo mismo, se trata de estructuras arquitectónicas que no suelen causar temor a quienes los atraviesan cotidianamente.

Principales síntomas

Al tratarse de un miedo que provoca malestar clínicamente significativo, las fobias pueden representar un obstáculo importante para realizar las actividades más cotidianas y aparentemente sencillas. En el caso de la gefirofobia, puede pasar que la persona evite a toda costa las rutas que impliquen atravesar puentes, sobre todo cuando se trata de puentes grandes que es necesario cruzar en automóvil.

De lo contrario, es decir, al verse expuesta a una situación en la que es necesario pasar a través de un puente, la persona puede experimentar las manifestaciones típicas de las fobias específicas. Dichas manifestaciones incluyen el espectro de respuesta fisiológica característica de la ansiedad: mareos, agitación, hiperventilación, ritmo cardíaco acelerado, e incluso ataques de pánico.

Posibles causas

La gefirofobia se caracteriza por ideas o pensamientos sobre distintos escenarios asociados a la caída de o desde los puentes, lo que genera miedo.

Dichos pensamientos pueden deberse a una experiencia previa de peligro asociado a un puente; o pueden estar relacionados con haber sido testigos de un incidente de alto riesgo relacionado con lo mismo, ya sea de manera presencial o de manera indirecta a través de la prensa, el cine u otros medios de comunicación. Pero no necesariamente, de hecho, puede tratarse de un miedo que en apariencia no está relacionado con ninguna experiencia previa en la vida del sujeto.

En general, el temor a los puentes se explica a través de elementos como los siguientes:

  • Temor a que una parte del puente se despegue.
  • Miedo de que una ráfaga de viento atraviese el puente y mueva intensamente los automóviles.
  • Dudar sobre la integridad estructural del puente.
  • Miedo a que el puente se derrumbe con facilidad.

Relación entre gefirofobia, agorafobia y acrofobia

De acuerdo con Foderaro (2008), el Dr. Michael R. Liebowitz, profesor de la clínica psiquiátrica de la Universidad de Columbia y fundador de la Clínica de Trastornos de Ansiedad del Instituto de Psiquiatría de New York, ha explicado que, mientras que el miedo a tomar aviones se ha intensificado y reconocido como un factor desencadenante de ansiedad, especialmente en Estados Unidos después del 11 de septiembre; el miedo a cruzar puentes es mucho menos conocido y en general continúa significando un estigma para quien lo tiene.

Por lo mismo no hay números exactos sobre la gente que lo experimenta, pero el mismo psiquiatra dice que “no se trata de una fobia aislada o apartada, sino de una parte de un amplio grupo”. Se trata más bien de un tipo de fobia relacionada con el miedo a los espacios grandes o muy abiertos.

Es decir, que la gefirofobia se encuentra estrechamente ligada a la acrofobia (miedo a las alturas) y a la agorafobia (miedo a los espacios abiertos en los que falte ayuda). En el mismo sentido, la otra cara de la gefirofobia es el miedo que presentan algunos conductores al pasar a través de túneles, cuestión que está estrechamente ligada a la claustrofobia (miedo a los espacios estrechos).

De hecho, la gefirofobia suele experimentarse con mayor fuerza cuando se trata de puentes altos, en comparación con aquellos que se encuentran a una corta distancia del suelo o el agua.

Tratamiento

Tal como ocurre con otras fobias, la psicología clínica cuenta con herramientas distintas para trabajar la gefirofobia. Existen distintas estrategias que varían según la aproximación teórica. Por ejemplo, dichas estrategias pueden estar centradas en favorecer una modificación de los pensamientos que generan ansiedad.

Por otro lado, podrían favorecer una aproximación al puente que sea paulatina y que permita a la persona experimentarlos de otra manera. Asimismo, las estrategias de intervención pueden enfocarse en explorar los significados asociados al riesgo que representan los puentes e intentar reforzar o modificar esquemas emocionales de afrontamiento a dicho riesgo. Pero no sólo la psicología puede intervenir en el tratamiento de las experiencias de gefirofobia.

Equipos de asistencia a conductores

Mohney (2013) nos cuenta que el puente Mackinac en Michigan, Estados Unidos (uno de los puentes suspendidos más grandes del mundo), ha resultado tanto un atractivo turístico como una imponente estructura urbana, que con facilidad causa temor a muchos conductores.

Hasta el 2013, entre 1200 y 1400 llamadas eran recibidas cada día por el Programa de Asistencia a Conductores de Michigan, quienes envían a un equipo de asistencia que acompañan a los conductores mientras atraviesan el puente. Dichas llamadas y equipos de asistencia suelen intensificar su actividad luego de darse a conocer noticias sobre accidentes relacionados con caídas de puente. Un programa similar existe en el Puente Tappan Zee en New York, que se ubica a más de 150 pies del Río Hudson y que suele inspirar pánico a varios conductores.

Referencias bibliográficas:

  • Mohney, G. (2013). Motorists Can’t Face Fears, Get a Lift Across Bridge. ABC News. Recuperado 21 de agosto de 2018. Disponible en https://abcnews.go.com/Health/terrified-motorists-lift-bridge/story?id=19250164
  • Stein, D., Hollander, E., Rothbaum, B. (2009). Textbook of Anxiety Disorders. American Psychiatric Publishing: Washington, D.C.
  • Foderaro, L. (2008). To Gephyrophobia, Bridge Are a Terror. New York City. Recuperado 21 de agosto de 2018. Disponible en https://www.nytimes.com/2008/01/08/nyregion/08bridge.html