Aportaciones teóricas de varios psicólogos. Unsplash.

La ansiedad es un fenómeno complejo con componentes psicológicos y fisiológicos. Se vincula a la visualización de hechos negativos en el futuro. Por ejemplo, un sujeto ansioso que se disponga a jugar una partida de ajedrez se dará por perdedor antes de haber movido la primera pieza.

Las teorías de la ansiedad son diversas, pero todas coinciden en que los individuos que la presentan se sienten de alguna manera amenazados por situaciones cotidianas e inofensivas.

El conocimiento actual referente a las teorías de ansiedad avanza de forma constante. Dicho progreso se debe en gran medida a los tantos estudios de investigación que se han generado hasta la fecha y sobre todo a los que aún se mantienen abiertos. La mayoría de los estudios están diseñados para probar y crear enfoques de tratamiento efectivos.

Las teorías de la ansiedad

Veamos algunas de las teorías de la ansiedad que existen. En gran medida estos aportes se han centrado en la relación entre el procesamiento de la información y la emoción.

A pesar de que se han postulado una cantidad variada de las teorías de la ansiedad, existen tres orientaciones básicas:

  • Procesamiento bioinformacional de imágenes y de afectos, de Carl Lange.
  • Concepto de red asociativa, de Bower.
  • Concepto de esquema, de Beck.

Estas tres teorías de la ansiedad se basan en la creencia de que existen estructuras cognitivas concernientes a los trastornos de ansiedad. Analicemos sus características.

1. Emoción e imagen: Procesamiento bioinformacional

Para la teoría bioinformacional, no es relevante la forma en que la información es almacenada, sino los tipos de información almacenados y los resultados producidos por la activación de dicha información. Asume que toda la información procesada por la mente humana es codificada en el cerebro de manera abstracta y a la vez.

En concreto, la teoría de la bioinformación señala que la base del pensamiento se basa en las relaciones lógicas que podrían ser expresadas a través de formulaciónes de lógica proposicional. Las proposiciones se agrupan en redes psíquicas, las redes constituyen una estructura asociativa o memoria asociativa de la emoción, lo cual constituye una especie de “programa afectivo”. En el tratamiento psicológico de las fobias, generalmente se activa la memoria emocional, a través de un método verbal.

2. Concepto de red asociativa (Bower)

Las emociones se encuentran representadas en la memoria en forma de unidades o nodos, en forma de red asociativa (red semántica) Los nodos están relacionados con otros tipos de información: situaciones relevantes para facilitar la emoción, reacciones viscerales, recuerdos de eventos agradables o desagradables, etc.

La activación de un nodo emocional facilita la accesibilidad al material congruente con el estado de ánimo (hipótesis de congruencia del estado de ánimo).

El material memorizado se recuerda mejor cuando existe acoplamiento entre las condiciones en que se aprendió originalmente y las condiciones bajo las que se pretende recordar (hipótesis de la dependencia del estado de ánimo).

Los sesgos operan a distintos niveles del procesamiento: atención, interpretación y memoria. Los datos experimentales tienden a indicar que La depresión se asocia primariamente a sesgos de elaboración y no de memoria.

3. Concepto de esquema (Beck)

Bower y Beck tienen en común que ambos creen que en los pacientes con algún trastorno de ansiedad, debe existir una estructura cognitiva disfuncional que les lleva a producir ciertos sesgos en todos los aspectos del procesamiento de la información. Desarrollaron su teoría pensando más en la depresión que en la ansiedad.

Así, para Beck hay un esquema cognitivo poco adaptativo que mantiene elevada la ansiedad al ser aplicada para analizar e interpretar la realidad. Sin embargo, los motivos de por qué se mantiene la prevalencia de un determinado modo no se explica suficientemente.

Terapias asociadas a esta alteración psicológica

Algunas de las terapias más efectivas para los trastornos de ansiedad

1. Reestructuración cognitiva

La reestructuración cognitiva es una estrategia general de las terapias cognitivo-conductuales. Tiene como objetivo modificar el modo de interpretación y valoración subjetiva del sujeto, mediante el diálogo y la mayéutica.

2. Técnicas expositivas

Cuando el sujeto ansioso tiene miedo a hablar en público, puede faltar a clases para evitar dar una exposición frente a sus compañeros de estudio. El objetivo de estas técnicas es que por medio de exposiciones repetidas y controladas por el terapeuta, el sujeto adquiera poco a poco el control sobre la ansiedad, hasta que esta desaparezca.

3. Desensibilización sistemática.

En vez de enfrentar de manera inmediata al sujeto con la situación u objeto temido, el tratamiento y la exposición se inician con una situación que sólo es ligeramente amenazante, en un ambiente controlado por el terapeuta, para ir avanzando paso a paso hasta el objetivo.

Se debe ir a terapia

Ir a terapia siempre será la mejor forma de superar la ansiedad o aprender a controlarla. La ciencia demuestra que la psicoterapia es la mejor opción para ayudar al paciente; le brinda técnicas para relajarse y le ayuda a ver las situaciones desde un enfoque saludable.

Referencias bibliográficas:

  • Nuss, P (2015). «Anxiety disorders and GABA neurotransmission: a disturbance of modulation». Neuropsychiatr Dis Treat 11: 165-75.
  • Rapee R. M. Heimberg R.G. (1997). "A cognitive-behavioral model of anxiety in social phobia". Behaviour Research and Therapy. 35 (8): 741–56.
  • Rosen JB, S. J. (1998). "From normal fear to pathological anxiety". Psychological Review. 105 (2): 325–50.