Mindfulness y liderazgo: poderosos aliados

Así es como la Atención Plena potencia el desempeño de los líderes en las organizaciones.

Mindfulness y liderazgo: poderosos aliados

El ritmo de vida actual marcado por la era digital muchas veces nos hace sentir que caemos en una especie de espiral sin fin. Esta es una de las razones por las que terminamos transitando nuestro día a día con el cuerpo despierto, pero con la conciencia dormida.

Con el liderazgo ocurre lo mismo, pues en este entorno sacudido por cambios y situaciones cada vez más retadoras, el caos parece llevar la batuta y no querer soltarla.

Entonces… ¿Cómo encontrar ese balance tan necesario para llevar a cabo un liderazgo efectivo? La respuesta está en el mindfulness.

Desmitifiquemos el mindfulness

Comencemos por aclarar que el mindfulness nada tiene que ver con encender velas aromáticas, colocar música relajante, cerrar los ojos e imaginar un escenario paradisíaco durante unos minutos. La palabra mindfulness se interpreta como “atención plena” y tiene que ver con la capacidad de estar conscientemente conectados con el momento presente para observar con detenimiento todo lo que sucede alrededor desde la óptica de la serenidad y la aceptación.

Así mismo, la práctica del mindfulness no está reservada solo para un grupo selecto de personas, no está condicionada por factores como edad, sexo, profesión u ocupación, ni depende de la adquisición de habilidades extraordinarias o certificaciones académicas. Esto quiere decir que cualquiera puede hacerlo cuando lo desee, siempre que tenga presente lo que necesita para lograrlo.

Los resultados que brinda la “atención plena” son tan visibles como transformadores; es por eso que esta herramienta ha pasado a ser parte de la cultura organizacional de empresas de todo tipo y se ha convertido en la clave del éxito de líderes y emprendedores.

¿Cómo ha influido la era digital en el liderazgo?

No es muy descabellado decir que estar conectados la mayor parte del día se ha vuelto tan necesario que hasta ya parece ser una acción casi natural del ser humano. Esto sucede porque de cierta forma hemos sido empujados hacia un nuevo horizonte lleno de situaciones que - queramos o no - nos vuelven dependientes de la tecnología y las comodidades que brinda.

Pero irónicamente, esta misma atmósfera de avances y sofisticaciones le ha dado un toque agridulce al terreno de las emociones, pues factores como el estrés y la ansiedad han ido ganando más y más protagonismo, lo cual hace que las personas adopten una dinámica desequilibrada y poco saludable.

La falta de atención, enfoque y calma es un problema común de muchos líderes y aunque no es un asunto nuevo, el ritmo acelerado de hoy en día lo ha convertido en un gran reto que es imperativo superar si se quiere ejercer con éxito el liderazgo.

Beneficios del mindfulness para el liderazgo y los profesionales

Muchos se preguntan cuál es el secreto para ser un líder transformador. Y aunque ciertamente la tarea de liderar requiere de una serie de características, habilidades y herramientas, la capacidad de reconocer el momento presente y mantener la conexión con lo que sucede “aquí y ahora” facilita el proceso de toma de decisiones y evita distracciones.

Esto se logra a través del mindfulness, y a continuación descubrirás algunos beneficios que su práctica genera a los profesionales del liderazgo:

  • Ayuda a mejorar la capacidad de respuesta.
  • Mejora la concentración.
  • Permite mantener un balance entre lo que se piensa y lo que se hace.
  • Brinda una mayor claridad para la definición de rutas y planes de acción.
  • Promueve una comunicación más efectiva.
  • Permite generar más y mejores ideas.
  • Hace que el líder identifique debilidades en función al momento presente.
  • Ayuda a mantener la calma en momentos de alta presión.

¿Cómo encontrar la calma y el enfoque con el mindfulness?

El mindfulness no es una cuestión de llevar a cabo unas sesiones prácticas, sino de acoplarlo progresivamente hasta convertirlo en un estilo de vida. Y para encontrar la calma y el enfoque a través de esta poderosa herramienta, es necesario desarrollar un nivel de concentración que permita mantener la atención en lo que verdaderamente importa.

En la práctica, existe un aspecto clave que ayuda a encontrar la calma y el enfoque: se trata de la respiración consciente. Al prestar atención a los movimientos y al sentir la entrada y salida de aire, comienzas a crear una fuerte conexión con tu cuerpo, tu mente y tus emociones, absorbiendo lo positivo y dejando ir lo negativo.

El hecho de observar y sentir el proceso natural de tu propio cuerpo desde una posición consciente y neutral hará que encuentres la calma y el enfoque necesarios para desechar patrones erróneos, ampliar tu visión y enfrentar cualquier situación, especialmente aquellas donde el rumbo de las cosas depende de una decisión crucial.

Ten en cuenta que el mindfulness requiere de constante práctica y que los resultados serán mayores en la medida que lo vuelvas parte de tu cotidianidad.

Libro de Nieves de Mindfulness

Para ayudarte, pongo a tu disposición la versión en papel, gratuita durante el prelanzamiento, de mi nuevo libro Mindfulness para Líderes en la era digital. Ponte en contacto conmigo.

Artículos relacionados