¿Cómo se trata en terapia el TOC?

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) es un trastorno psicológico perteneciente al grupo de los trastornos de ansiedad. Se trata de un problema relativamente común que se cree que afecta al 2% de las personas.

EL TOC se caracteriza por pensamientos invasivos, repetidos e insistentes, que causan padecimientos o estados de desasosiego como inquietud, preocupación, temor y ansiedad.

La Psicóloga M.ª José Polo Carrillo del gabinete Psicólogos Málaga PsicoAbreu afirma que, en respuesta a esos temores, la persona comienza a realizar acciones repetitivas en forma de rituales compulsivos que escapan a su control. Estas compulsiones alivian momentáneamente la ansiedad y preocupación causada por las ideas obsesivas hasta que la ansiedad vuelve a subir progresivamente, formándose así un círculo vicioso del que resulta muy difícil salir.

Causas del TOC

Aunque aún no pueden precisarse las causas del trastorno obsesivo compulsivo, se conocen factores que podrían explicar su aparición. Se sabe que la enfermedad afecta por igual a hombres y mujeres y que frecuentemente inicia en la adolescencia. No se descarta que sus primeros síntomas se manifiesten también a principios de la adultez. En muchos casos existen factores genéticos que precipitan su desarrollo posterior, y en otros casos el detonante es un acontecimiento estresante como traumas, muerte de un familiar, separación, etc.

Se observa una cierta eficacia de los antidepresivos inhibidores de la recaptación de la serotonina en el tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo y esto hace pensar que puede deberse a una alteración de los niveles de serotonina, que es el neurotransmisor encargado de la regulación del ánimo, la agresividad y la impulsividad.

Sintomatología

Los síntomas del TOC varían según el tipo de patrones conductuales que se reproduzcan. Veamos cuales son las principales categorías que sirven para agrupar estos síntomas (y que suelen darse a la vez en la misma persona).

Cognitivos

Obsesiones que giran en torno a la escrupulosidad, los pensamientos prohibidos, ideas agresivas, temor a causar daños a otros, ideas de contenido sexual, buscar la simetría en todo, miedo a contaminarse.

Conductuales

Compulsiones o acciones repetitivas que tienen que ver con conductas como asegurarse de haber cerrado puertas, apagado luces, cerrado la corriente de agua, etc. O conductas como lavarse, ordenar cosas, tocar ciertas cosas o tocarlas de cierto modo, contar, etc.

Categorías: tipos de pacientes

Atendiendo a la naturaleza del pensamiento obsesivo de las persona que padece TOC, se han establecido las siguientes categorías.

1. Comprobadores

Ejecutan acciones repetitivas para asegurarse de que todo está bien. Por ejemplo, se aseguran de haber apagado la luz, cerrado la puerta, etc.

2. Coleccionadores

Guardan objetos sin saber cómo desprenderse de ellos.

3. Ordenadores

Estas personas necesitan que las cosas tengan una distribución rígida y con simetría. La idea obsesiva gira alrededor de la idea de perfección, pero este perfeccionismo es patológico, ya que nunca termina por llegar el momento en el que la persona se queda satisfecha.

4. Lavadores

Su atención y sus preocupaciones se centran en la higiene, por lo que están obsesionados con la suciedad real o hipotética. Además, algunos creen que tienen una enfermedad.

5. Sexuales

Suelen tener pensamientos y comportamientos sexuales recurrentes.

6. Con responsabilidad excesiva

Estas personas dicen tener que hacer siempre lo correcto y en circunstancias concretas.

7. Con pensamiento mágico

Las personas tienen pensamientos desagradables en los que se relaciona una acción determinada con unas consecuencias desastrosas que de forma objetiva no están vinculadas a lo anterior de ninguna manera.

Por ejemplo, una persona puede pensar que si no realiza las cosas de la misma forma siempre, eso puede llevar a desencadenar una enfermedad, un accidente o algo grave tanto para él como para alguno de sus familiares.

8. Contadores

Presentan la necesidad de contar: coches, números, ventanas, etc.

9. Hipocondriacos

Se definen por creer tener alguna enfermedad y acudir constantemente a médicos, hacerse pruebas, buscar información por internet, foros, etc.

Tratamiento del TOC

En el tratamiento de este trastorno de ansiedad la medicación es útil para aliviar la sintomatología, disminuyendo la frecuencia y su intensidad, pero el tratamiento siempre tendrá que ser combinado con una terapia psicológica especializada.

La Psicóloga M.ª José Polo defiende que una de las técnicas más utilizada en el tratamiento del TOC es la terapia de exposición y prevención de respuesta, que ayudan al paciente a aprender estrategias efectivas para controlar el pensamiento obsesivo y disminuir el comportamiento que provoca alteraciones en su vida diaria.

Psicoabreu

Por ejemplo, en el gabinete Malagueño Psicólogos Málaga PsicoAbreu que cuenta con más de 24 años de experiencia en el tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo trabaja con distintas herramientas y técnicas psicológicas para ayudar a la persona con TOC en su tratamiento, entre las que se encuentran la terapia mencionada.

La persona con Trastorno Obsesivo Compulsivo debe entender que ha de ser constante y responsable en su tratamiento, tanto en seguir las pautas de medicación prescritas por el facultativo médico, como en aprender y reproducir las estrategias aprendidas en las sesiones de psicoterapia, para ello, es imprescindible disponer de la ayuda de un psicólogo especialista que oriente las dudas que puedan ir surgiendo a lo largo del tratamiento psicológico de inicio a fin.