¿Has oído hablar del totemismo? Se trata del conjunto de prácticas, significados y creencias asociados al tótem, una figura o un objeto natural, planta o animal, que simboliza una determinada tribu o grupo humano en algunas civilizaciones.

El tótem, del cual, de forma mística, descienden todas estas personas, puede adoptar muchas formas. El totemismo, por su parte, se configura como un sistema de creencias de todo tipo asociados a esta figura, y es un concepto vinculado con la antropología y la religión, que ha tenido importantes repercusiones en el comportamiento humano.

En este artículo te lo contamos todo sobre el totemismo y sobre el tótem, ¡no te lo pierdas!

Totemismo y tótem: ¿qué son?

El totemismo es un fenómeno vinculado al tótem, que es un objeto (figura) natural o inanimado (también puede ser un animal o un vegetal) utilizado, en el mundo de la mitología, como símbolo de la tribu o del individuo en algunas culturas o sociedades.

El tótem es un símbolo que representa espiritualmente a un grupo de personas (como por ejemplo los llamados clanes), y que además simboliza el vínculo de sangre que une a todos los integrantes de una determinada comunidad o grupo social.

Por otro lado, el tótem incluye una gran variedad de significados, así como atributos, para cada grupo o sociedad con el que se vincula (o al que “pertenece”). Así, el totemismo, concretamente, engloba todas aquellas creencias y manifestaciones, tanto espirituales como sociales, que se asocian y vinculan a esta figura, el tótem.

Si acudimos a una definición más global, el totemismo se configura como un sistema de creencias religiosas, políticas y sociales en torno al tótem, pero también entorno a las tribus y los pueblos primitivos que hay detrás de esta figura.

Desde la perspectiva del totemismo, el tótem constituye el principio o el origen de un determinado grupo humano, el cual, a su vez, desciende de ese tótem. Es decir, dicho grupo humano cree que desciende de su tótem, y por eso lo alaba.

El término y fenómeno del totemismo proviene de la cultura ojibwa, la cual, a su vez, proviene de la América del Norte. Sin embargo, también se ha podido constatar la presencia del totemismo en una gran variedad de continentes, sociedades humanas y eras, es decir, a lo largo de toda la evolución humana.

Espiritualidad y animales (el tótem)

Como hemos visto, la figura del tótem con la que se vincula el totemismo, puede adoptar muchas formas. Una de ellas es la forma del animal; en este sentido, muchas tribus indígenas de Norteamérica (o incluso naciones nativas) atribuían a los animales cualidades destacadas, como por ejemplo fuerzas sobrenaturales o cualidades de tipo más espiritual.

Es decir, en este sentido, desde hace siglos los animales (especialmente algunos de ellos) se relacionan con la espiritualidad.

Concretamente, los animales más reconocidos por las tribus y naciones mencionadas de Norteamérica, utilizados para representar el totemismo a través del tótem, han sido: el pez, el bisonte, el tejón, el oso y el halcón, entre otros.

Como dato curioso, para otras culturas los animales eran un símbolo que permitía reflejar o representar los tres niveles del ser humano: el yo inconsciente (yo inferior), el yo mental (yo medio) y el yo superior (que se representaba con un pájaro y que simbolizaba la expansión).

El concepto de totemismo: características generales

El concepto del totemismo proviene de la antropología, y se dio a conocer gracias al escocés McLeann en el año 1870, en Londres. De hecho, McLeann define el totemismo literalmente como “un fetichismo que incluye la exogamia y la filiación matrilineal”.

Por otro lado, aunque es un concepto muy relacionado con la religión, no para todos el totemismo se fundamenta en ésta. En el siguiente apartado veremos qué relación puede tener con la religión.

Por otro lado, más allá de la definición comentada, el totemismo también tiene que ver con la relación entre el ser humano y la naturaleza. Engloba una serie de ideas, símbolos y prácticas, todas ellas entre un individuo o grupo social y un objeto, animal o incluso vegetal (el tótem). Si nos ponemos más místicos, el totemismo comprende aquella relación entre lo natural y lo cultural.

Así, el totemismo también es un término utilizado para englobar todas aquellas ideas y prácticas fundamentadas en la creencia de que existe una relación de parentesco y de carácter místico entre un grupo social (o una persona) y un determinado objeto de la naturaleza (como podría ser el tótem). Se trata de una creencia de origen muy antiguo, muy arraigada al hombre primitivo, inherente a él.

Vínculo con la religión

Respecto a la relación entre el totemismo y la religión, este fenómeno ha sido tratado, en muchas culturas, como una creencia vinculada con las religiones de tipo animistas.

El animismo, por su parte, es un término utilizado para referirse a las creencias que establecen que los objetos y cualquier elemento del mundo natural (por ejemplo el cielo o la tierra) están dotados de vida, alma, conciencia o incluso movimiento.

Teorías del totemismo

Algunos investigadores han realizado aportaciones teóricas interesantes sobre el totemismo. Uno de ellos es A.P. Elkin, investigador experto en tribus aborígenes australianas, el cual divide el totemismo en diferentes tipos o especies: el individual, el social, el cultural y el de sueño (que a su vez puede ser social o individual).

Por otro lado, B. Malinowski, también investigador, es autor de una teoría naturalista y utilitarista sobre el totemismo; según él, el totemismo nace de las condiciones naturales del contexto, influenciado por el interés del ser humano por las plantas y los animales con fines alimenticios.

Por otro lado, según esta teoría, los rituales mágicos que se practican sobre el tótem, asegurarían la subsistencia de los grupos sociales que se confieren al tótem.

¿Dónde se manifiesta?

El totemismo no es igual en todos los contextos y sociedades; es decir, puede adoptar diferentes formas y tipologías.

Donde más se ha encontrado el fenómeno de totemismo es entre aquellos pueblos que mezclaban la economía a través de las actividades de caza y cultivo; también en comunidades de cazadores (especialmente en Australia), o en tribus agrícolas que criaban ganado.

Funciones o repercusiones de este fenómeno cultural

No es que el totemismo tenga una función “en sí”, pero sí es cierto que todas las creencias que se asocian a él, han tenido repercusiones en el comportamiento de determinados grupos sociales y étnicos, concretamente en su constitución como grupo, en su socialización (y su manera de relacionarse) y en la formación de su personalidad. Es decir, el totemismo ha ejercido una serie de influencias en estos grupos sociales que no podemos negar.

Referencias bibliográficas:

  • Harvey, G. (2013). El manual del animismo contemporáneo. London: Routledge.
  • Lévi-Strauss, C. (1962). El pensamiento salvaje. FCE. México.
  • Lévi-Strauss, C. (1965). [1962], El totemismo en la actualidad, México DF: Fondo de Cultura Económica.
  • Neurath, J., Olavarría, M.E., Millán, S. & Bonfiglioli, C. (2010). Totemismo, sacrificio, ontologías múltiples: 90-114.