Figuras femeninas de la mitología de la Antigua Roma. Unsplash.

Mucho se habla de la asimilación que hizo el Imperio Romano sobre la cultura y conocimiento de los griegos, especialmente en cuanto a mitología se refería.

En efecto, muchos de los dioses y diosas romanas conviven en paralelo con sus homólogos de la Antigua Grecia. Y es que a medida que los romanos se imponían en el viejo continente (Europa), más presencia de sus deidades más famosas.

Cada vez que hablamos de los romanos, nos vienen a la mente las películas épicas de gladiadores, batallas contra otros imperios o la sabiduría de Júlio César. No obstante, la necesidad de creer y abrazarse a seres mitológicos es intrínseco al desarrollo de la historia. En este artículo nos centraremos en las diosas romanas y sus características.

Las 10 diosas romanas más importantes

En este artículo nos centraremos en las diosas romanas más influyentes en nuestra cultura, que han servido, entre otras muchas cosas, para dar origen a muchos nombres femeninos.

1. Diana

Diana, patrona de la virginidad y la caza, es hija de Júpiter y Latona. La etimología de su nombre tiene origen en su primer nombre: Diviana, que significa “resplandor”. Lo que representa esta deidad es la protectora de los niños y la castidad.

Como tributo, las mujeres se cortaban la cabellera antes de contraer matrimonio o tener hijos. Hoy en día es muy común escuchar este nombre en la mayoría de países occidentales.

2. Minerva

Hija de Júpiter también, nació sin madre. Se dice que ésta era su hija preferida por todo lo que ella representaba: la magia, la artesanía, la sabiduría y la medicina, entre otros. Siempre es representada con una inocencia y sabiduría extremas, y pureza, con un físico enternecedor. Curiosamente, también es considerada la diosa de la guerra.

3. Vesta

Otra de las diosas romanas más interesantes, y de la que se habla más bien poco, es Vesta, que representa el fuego y la pasión. Diosa del hogar como algo sagrado, en su templo romano se hallaba la famosa “llama que nunca se apaga”. En ese edificio se albergaban los documentos y archivos más importantes del Imperio. No se sabe aún su origen en la mitología antigua, ni quiénes fueron sus progenitores.

4. Felicitas

Felicitas corresponde al significado de la felicidad en la actualidad, heredada de la literatura y fantasía del momento. Su significado es la buena suerte, la fortuna, bendita. En definitiva, se la consideraba la diosa romana del éxito y la prosperidad, y los comerciantes del Imperio se encomendaban a ella para poder medrar.

5. Fortuna

Esta es una de las diosas romanas más famosas en la cultura occidental. Aunque parezca un tanto contradictorio, Fortuna representó en un inicio a los caprichos de la vida, y acabó derivando en la personificación de la buena suerte. Ocupó un gran significado durante el Imperio Romano ya que se le construyó un Templo y un santuario público.

6. Victoria

Sin duda alguna era la deidad más relevante en los ejércitos de la Gran Roma. Como bien indica su nombre, ésta representa los éxitos de los soldados ante sus enemigos. La etimología proviene del latín “Vincere”, que significa conquistar. Cada vez que un general volvía con una victoria bajo el escudo, se le hacía una ofrenda a Victoria con grandes desfiles y multitudes militares.

7. Venus

Venus es la diosa del sexo, de la fertilidad y del amor. Es el equivalente a la Afrodita de la mitología griega, pero con muchas más cualidades que ella. Como dato curioso, Venus también representó a la prostitución.

8. Aurora

Hermana de Helios, dios del Sol y Selene, diosa de la luna, Aurora representa el resplandor del rocío. Según cuenta la mitología romana, Aurora tenía la función de despertarse cada día y desde el mar, surcar los cielos y verter sobre la Tierra una buena de cantidad de rocío, jarra mediante. En España y Latinoamérica es cada vez más común usar este nombre para las hijas.

9. Cibeles

¿Quién no conoce una de las plazas más famosas de España? En pleno corazón de Madrid, se encuentra la fuente que rinde tributo a la diosa romana Cibeles, representada con su carro tirado de dos leones. Los dos equipos de fútbol de la ciudad se bañan en la fuente que rodea la escultura para celebrar sus triunfos deportivos.

El simbolismo se Cibeles es el de sanadora y de protectora a la vez, siendo otra referencia para las batallas de Aníbal el Cartaginés.

10. Juno

Es la madre de todas las diosas, la representante máxima de la figura femenina en la mitología romana. Simboliza el matrimonio y el parto, es decir, la familia. Por las esculturas que restan por los museos de todo el mundo, Juno parece haber encarnado a una diosa guerrera y valiente, pues su imagen es la de una mujer con una lanza y capa de piel de animal desconocido, tal y como vestían los soldados romanos.

Referencias bibliográficas:

  • Cameron, A. (2004). Greek Mythography in the Roman World. Oxford: Oxford Univ. Press.
  • Grandazzi, A. 1997. The Foundation of Rome: Myth and History. Ithaca, NY: Cornell Univ. Press.