5 Beneficios psicológicos de ser abstemio y no beber alcohol

Un repaso a las ventajas de disfrutar de la vida no consumir bebidas alcohólicas.

5 Beneficios psicológicos de ser abstemio y no beber alcohol

Hoy traigo un tema que puede resultar tan refrescante como un vaso de agua fresca en pleno agosto: la abstinencia del alcohol.

Aunque es cierto que decir adiós a las copas de vino o cervezas en las cenas puede parecer un auténtico desafío a algunas personas, los beneficios psicológicos de tomar esta decisión pueden sorprenderte.

¿Preparados? Vamos a ello

Beneficios psicológicos de ser abstemio

Es lunes por la mañana. Te levantas, te preparas una taza de café y te sientas a planificar tu semana. ¿Recuerdas ese sentimiento de claridad y concentración? Eso, querido lector, es a lo que los abstemios tienen acceso ¡todos los días!

1. Energía y Concentración

¿Te imaginas despertarte todos los días con la sensación de estar listo para conquistar el mundo? Al eliminar el alcohol, nuestro cerebro puede funcionar a su máxima capacidad sin el freno de mano del alcohol. La concentración mejora, la energía aumenta y, de repente, te das cuenta de que puedes hacer más cosas y mejor.

Piensa que el alcohol es un depresor del sistema nervioso central, uno de sus efectos principales es precisamente robarte la energía y ponerte un techo de cristal. Te limita, y desgraciadamente es uno de los principales obstáculos “invisibles” que la gente no ve por este “alcoholismo cultural” en el que estamos inmersos.

2. Salud Emocional

Además, la abstinencia del alcohol puede aportar un mayor equilibrio emocional. El alcohol puede magnificar nuestras emociones desagradables y dificultar su gestión. Al eliminarlo de nuestro día a día, nos damos la oportunidad de vivir y gestionar nuestras emociones de una forma más equilibrada y saludable.

A pesar de lo que las películas nos han hecho creer, no necesitamos un par de copas para tener conversaciones profundas y significativas, ni para lidiar con la ansiedad o la tristeza (si el alcohol es un principal herramienta para afrontar esas cosas, es muy probable que tengas un problema de alcoholismo, o que lo estés desarrollando).

3. Autenticidad

¿Te has preguntado alguna vez quién eres realmente después de un par de copas? Pues, la abstemia te permite descubrirlo. Al decir adiós al alcohol, te das la oportunidad de conocerte a ti mismo y de presentarte ante los demás tal y como eres.

El alcohol a veces se utiliza como una especie de muleta social, una forma de disipar la incomodidad o la inseguridad. Sin embargo, cuando eliminamos el alcohol de la ecuación, nos enfrentamos cara a cara con nuestras propias vulnerabilidades.

Esto puede ser incómodo al principio, pero con el tiempo, nos obliga a desarrollar habilidades de afrontamiento y comunicación más saludables. Nos volvemos más nosotros mismos, porque ya no tenemos el filtro del alcohol para ocultar partes de nuestra personalidad o nuestros sentimientos. Nuestras conversaciones se vuelven más genuinas, nuestras conexiones, más profundas.

Por otro lado, al abandonar el alcohol, es posible que te des cuenta de que estás más presente en tus interacciones sociales. Ya no tendrás que preocuparte por si has bebido demasiado o por los posibles efectos secundarios del alcohol al día siguiente.

Este nivel de consciencia y presencia puede darte una nueva habilidad para escuchar realmente a los demás y responder de manera más considerada. Te encontrarás más en sintonía con las emociones y necesidades de los demás, lo cual puede fortalecer tus relaciones y convertirte en un amigo o pareja más comprensivo y atento.

4. Empatía y Comprensión

Además, al mantener la lucidez en todas las situaciones, puedes entender y conectar mejor con los demás. La empatía y la comprensión no necesitan un par de copas para florecer. Ser abstemio puede ser una excelente forma de ejercer nuestro poder y autonomía, y de demostrarnos a nosotros mismos que podemos vivir de acuerdo a nuestras decisiones y convicciones.

Para empezar, al eliminar la "niebla" del alcohol, puedes comenzar a ver con mayor claridad tus propios sentimientos y los de los demás. El alcohol amortigua nuestras emociones, haciéndonos menos conscientes de cómo nos sentimos realmente y cómo nuestras acciones pueden afectar a los demás.

Cuando dejamos de beber, estas emociones pueden volver con fuerza. Aunque puede ser un reto manejarlas al principio, este aumento de la conciencia emocional puede ayudarnos a entender mejor cómo se sienten los demás.

Además, enfrentarnos a la vida y a sus desafíos sin la muleta del alcohol puede hacernos más conscientes de nuestras propias luchas y las luchas de los demás. En este sentido, dejar de beber puede ser un acto de autocompasión que se extiende a la empatía por los demás. Nos volvemos más capaces de escuchar y responder a las necesidades emocionales de las personas que nos rodean, simplemente porque estamos más en sintonía con nuestras propias necesidades y emociones.

Por último, la abstinencia del alcohol a menudo conduce a una mayor presencia mental, que es una herramienta esencial para la empatía. Cuando estás completamente presente en una conversación o situación, estás mejor equipado para entender y compartir los sentimientos de otra persona.

En lugar de ser distante o distraído por los efectos del alcohol, puedes participar plenamente en las conversaciones y responder con empatía y comprensión.

5. Una decisión propia y autodeterminación

Al elegir la abstemia, estás tomando una decisión basada en tus valores, tus deseos y tu salud. Estás demostrándote a ti mismo que tienes el control de tu vida y que puedes tomar decisiones que se alinean con lo que realmente quieres.

Al ser abstemio, te liberas de la presión social de beber y muestras una gran autodeterminación. Esta actitud de autodeterminación puede trasladarse a otras áreas de tu vida y ayudarte a vivir de acuerdo a tus propios términos.

Decidir ser abstemio es, en última instancia, una elección personal que requiere un alto grado de introspección y determinación. A veces, puede parecer que vas en contra de la corriente, sobre todo si te encuentras en un entorno en el que el consumo de alcohol es la norma.

Sin embargo, esta decisión de ir en contra de la corriente mayoritaria, en realidad puede reforzar enormemente tu sentido de autodeterminación. Al ejercer tu libertad de elección, demuestras que tienes el control sobre tus acciones y tu vida, independientemente de las expectativas o presiones sociales.

En el proceso de convertirse en abstemio, también puedes descubrir que tu autoconfianza aumenta. Cuando se toma la decisión de abstenerse del alcohol, a menudo se nos desafía a enfrentarnos a nuestras inseguridades y miedos.

Puede que te preguntes, ¿podré disfrutar de las fiestas de la misma manera? ¿Puedo pasar un mal día sin recurrir a una copa de vino para relajarme?

La respuesta es un rotundo sí. Al afrontar estos retos y salir victorioso, te das cuenta de tu propia fortaleza y resiliencia, y eso puede ser increíblemente fortalecedor.

Además, al hacer una elección consciente y saludable para tu vida, te demuestras a ti mismo que te valoras y te respetas. Esta autoafirmación puede conducir a un aumento de la confianza en ti mismo. Al final, decidir ser abstemio es un acto de autodeterminación y autoafirmación que puede llevar a un mayor sentido de autoestima y confianza. No sólo estarás tomando una decisión saludable para tu cuerpo, sino que también estarás nutriendo tu mente y tu alma.

Preguntas Frecuentes

Estas son algunas de las preguntas más habituales relacionadas con el no consumo de alcohol:

¿Cómo manejo la presión social si decido ser abstemio?

Aunque pueda parecerlo, no estás solo en esta situación. Mucha gente ha tenido que lidiar con la presión social al decidir ser abstemio. El truco está en estar seguro de tu decisión y comunicarla con firmeza.

No es necesario entrar en detalles sobre tus razones, simplemente puedes decir: "He decidido no beber alcohol". La mayoría de las personas respetarán tu decisión. Si te encuentras en un ambiente en el que se te presiona mucho para beber, plantéate si ese es el tipo de “amistades” que te interesan.

¿Qué hago si me siento aburrido sin beber alcohol?

Es posible que, al principio, sientas un vacío en tus actividades sociales si estas siempre han girado en torno al consumo de alcohol. Pero, este puede ser un momento fantástico para descubrir nuevas aficiones o retomar viejos intereses.

¿Siempre quisiste aprender a pintar, tocar un instrumento o bailar salsa? ¡Ahora tienes la energía y el tiempo para hacerlo!

También puedes explorar actividades sociales que no estén centradas en el alcohol. Desde clubs de lectura hasta grupos de senderismo, hay infinidad de opciones para disfrutar y socializar sin necesidad de consumir alcohol.

¿Cómo afectará mi decisión a mis relaciones personales?

Es cierto que tu decisión de ser abstemio puede afectar a tus relaciones personales. Algunas personas podrían no entender por qué has decidido dejar de beber y es posible que algunas actividades sociales cambien. Pero recuerda, las relaciones se basan en el respeto mutuo, y las personas que te quieren te apoyarán.

Luis Miguel Real Kotbani

Luis Miguel Real Kotbani

Psicólogo | Especialista En Adicciones

Profesional verificado
València
Terapia online

Además, esta decisión también podría tener un efecto positivo en tus relaciones. Sin el velo del alcohol, es probable que te comuniques de manera más auténtica y esto puede fortalecer tus conexiones con los demás. Y quién sabe, tu decisión podría inspirar a otros a considerar sus propios hábitos de consumo de alcohol.

Psicólogo

València
Terapia online

Luis Miguel Real es especialista en adicciones, trabajando sobre todo con personas con problemas con el alcohol, la cocaína o las apuestas. También trabaja con otros trastornos, como la depresión y variantes de ansiedad. Ofrece terapia individual o de pareja, tanto presencial en su consulta privada en el centro de Valencia como online, atendiendo tanto a adultos como con adolescentes, y organiza programas de formación para empresas y organizaciones que lo soliciten.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados

Artículos nuevos

Quizás te interese

Consulta a nuestros especialistas