¿Qué es una adicción? Características y síntomas de esta patología

Veamos las características que definen las adicciones y cómo afectan al cerebro y a la conducta.

Adicción

No cabe duda de que el concepto de “adicción”, actualmente, ha ido mucho más allá del ámbito sanitario y está muy extendido en la cultura popular. Es frecuente escuchar esta palabra cuando se habla de alguien que apenas puede pasar unas horas sin estar en compañía de su novio o novia, para describir a una persona que consume constantemente cierto tipo de bebidas azucaradas, para referirse a alguien a quien le gusta mucho aferrarse al poder en le trabajo o en la política, etc.

Sin embargo, precisamente ese uso generalizado del término “adicción” ha hecho que, a la vez que todo el mundo lo ha escuchado y tiene una idea aproximada acerca de lo que es, sean pocos quienes de verdad saben en qué consiste una adicción de verdad, más allá de las metáforas y del uso inadecuado de las palabras. Por eso, en este artículo hablaremos acerca de qué es una adicción realmente y qué características presenta como problema de salud.

¿Qué es exactamente una adicción?

Lo primero que hay que saber de la adicción es que es una patología, es decir, por definición, es un problema de salud que afecta negativamente a la calidad de vida de quien la sufre; por ello, no es una experiencia “normal” que surge a partir de un determinado estilo de vida, ni es una manera como cualquier otra de sentir bienestar en situaciones concretas (al saciar momentáneamente la necesidad que nos ha vuelto adictos).

De hecho, los trastornos adictivos conforman una de las patologías con mayor capacidad de acortar la vida de las personas, y aunque presenta distintas variantes, las más severas dañan físicamente a las personas en cuestión de meses.

¿Qué es lo que caracteriza a las adicciones? Se trata de una patología que afecta tanto al comportamiento de las personas (y por ello tiene una faceta de alteración psicológica) como al cuerpo de esta y, más concretamente, a su cerebro (por lo que tiene otra vertiente como trastorno neurológico y psiquiátrico), y se desencadena cuando la persona entra en un círculo vicioso de llevar a cabo la experiencia adictiva, por un lado, y sufrir malestar por llevar un tiempo sin experimentar esa vivencia saciante, por el otro.

Qué es una adicción

Así pues, las personas adictas se vuelven esclavas de un tipo de experiencia, que en muchos casos consiste en tomar cierto tipo de drogas pero que no siempre se basa en consumir sustancias, y a medida que la patología progresa, el grado de dependencia hacia estas vivencias va aumentando cada vez más, de modo que la libertad y la salud del individuo se ven cada vez más cercadas y desgastadas.

Si a este hecho le sumamos que las adicciones son un trastorno relativamente extendido entre la población y que el consumo habitual de algunas drogas es tan común que se ha normalizado y es visto como algo “natural” (aproximadamente el 60% de la población española adulta consume alcohol con regularidad), al detectar los primeros síntomas de la adición es muy importante acudir a los profesionales de la salud para pasar por un tratamiento para las adicciones.

Este proceso dura varios meses y, tras su finalización, se recomienda ir haciendo un seguimiento médico, ya que incluso cuando la persona supera la peor parte de la adicción, una parte de esta patología queda latente haciendo que tenga más probabilidades de recaer que el ciudadano promedio (sufriendo consecuencias inmediatas también mayores).

Características fundamentales de la adicción

Las características que definen a los trastornos adictivos son los siguientes.

1. El sistema de recompensa del cerebro se ve alterado

La principal alteración neurológica vinculada a la adicción es la modificación rápida del sistema de recompensa cerebral, una red de neuronas repartidas sobre todo por una parte del encéfalo conocida como área tegmental ventral y por el sistema límbico, que es un grupo de estructuras cerebrales asociadas a nuestro lado emocional.

La función del sistema de recompensa es predisponernos a realizar más veces determinadas acciones que hemos asociado psicológicamente a la experiencia del placer, y la adicción la afecta haciendo que vaya reconfigurándose para dedicar la mayor parte de nuestra atención, tiempo y esfuerzos a poder repetir aquello a lo que nos hemos vuelto adictos.

A veces, la que interviene sobre esta parte de nuestro sistema nervioso es una droga, que interactúa físicamente con nuestras neuronas a pesar de ser un agente “externo” no previsto por nuestro cuerpo; y a veces, desarrollamos acciones sin consumir ningún producto que entre en nuestro cerebro, y es a través de nuestras acciones como alteramos nuestro sistema de recompensas. Por eso hay adicciones que no involucran la toma de drogas, como la ludopatía.

2. Hacen que suframos síndrome de abstinencia

En todas las adicciones se da un síndrome de abstinencia, el cual es una reacción de nuestro sistema nervioso al intentar adaptarse a una situación en la que llevamos más horas de lo normal sin saciar nuestro impulso a repetir la experiencia adictiva.

En el caso de las adicciones menos severas este se limita a una sensación de malestar y a ciertos síntomas fisiológicos relativamente poco intensos, como los temblores o los mareos, pero en las adicciones más peligrosas, el síndrome de abstinencia puede provocar la muerte. Por ejemplo, las personas con una fuerte adicción al alcohol o a las benzodiacepinas necesitan acudir al médico para superar la adicción, dado que si intentan dejar de consumir por su cuenta y sin supervisión, pueden sufrir un paro cardíaco.

3. Generan el fenómeno de la tolerancia

Todas las adicciones dan lugar a lo que se conoce como tolerancia, que consiste en una tendencia creciente a depender cada vez más de aquello a lo que nos hemos vuelto adictos. Es decir, que a medida que la adicción progresa, cada vez necesitamos mayores cantidades de aquello a lo que somos adictos para llegar a sentirnos saciados por el momento. Esto hace que a medida que pasa el tiempo y la enfermedad se consolida, cada vez estemos más atrapados.

¿Necesitas iniciar un tratamiento para las adicciones?

Si estás buscando apoyo terapéutico para superar una adicción, ponte en contacto con nosotros.

En clínicas CITA nos especializamos en ofrecer terapia para los trastornos adictivos tanto desde la psicología como desde la medicina. Intervenimos en adicciones con o sin sustancias, mediante la atención ambulatoria y/o a través dela atención ambulatoria en nuestro módulo residencial situado en un entorno rodeado de naturaleza y tranquilidad, y plenamente equipado. Nos puedes encontrar en Barcelona y en Dosrius (Mataró).

  • American Psychiatric Association (APA). (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th ed.). Arlington, VA: American Psychiatric Publishing.
  • Angres, D.H.; Bettinardi-Angres, K. (2008). The disease of addiction: origins, treatment, and recovery. Disease-a-Month, 54(10): pp. 696 - 721.
  • Heilig, M.; MacKillop, J.; Martinez, D.; Rehm, J.; Leggio, L.; Vanderschuren, L.J. (2021). Addiction as a brain disease revised: why it still matters, and the need for consilience. Neuropsychopharmacology, 46(10): pp. 1715 - 1723.
  • Volkow, N.D.; Koob, G.F.; McLellan, A.T. (2016). Neurobiologic Advances from the Brain Disease Model of Addiction. New England Journal of Medicine, 374(4): pp. 363 - 371.

Centro de Desintoxicación y Adicciones

Dosrius
Terapia online

Clínicas Cita es un centro especializado en los tratamientos de desintoxicación y asistencia a personas con adicciones a sustancias, y cuenta con más de 30 años de experiencia en este ámbito. Ofrece cobertura las 24 horas tanto de manera online como presencial en sus instalaciones de Barcelona y Dosrius. El proceso de desintoxicación se realiza en un entorno natural lleno de actividades: deportes, fisioterapia, terapia con equinos, salas de lectura, etc.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados