Cómo ayudar a tu pareja a superar una adicción

Consejos para dar apoyo a tu pareja y ayudarla en el proceso de superar un trastorno adictivo.

Dar apoyo a tu pareja para superar una adicción

Tener una pareja con un problema de adicción no es fácil. Los problemas de adicción se encuentran entre los tipos de problemas psicológicos más graves e incapacitantes. Las adicciones destruyen las vidas de millones de personas cada año.

Y no solo sufre la persona que desarrolla el problema de conductas adictivas, sino también las personas de su alrededor.

En este artículo te voy a dar algunas pautas básicas para ayudar a tu pareja a superar su adicción.

Ayudando a tu pareja a afrontar y superar una adicción

Ten en cuenta estos consejos para que sea más fácil que la adicción se vaya desvaneciendo.

1. Pon empatía

Sufrir una adicción es duro, pero convivir con una persona con adicción, puede ser igual o peor. Es una situación que puede causar mucha frustración, impotencia, sufrimiento en familiares, pareja y amigos.

Por eso, es habitual que las personas cercanas terminen explotando ante tanta presión y cometan el error de juzgar demasiado. Sí, la persona es responsable de sus decisiones, pero debemos entender que la adicción consiste precisamente en que la persona pierde el control sobre sus conductas de consumo.

Si tu pareja sufre de adicción y quieres ayudarle a superarla, lo primero que necesitas es entender su problema. La familia y la pareja suelen ser un aspecto esencial en los procesos de recuperación de adicciones. El apoyo y comprensión son importantísimos.

Con esto no estoy diciendo que uno se tenga que resignar a “aguantar cualquier cosa”. Más adelante en este mismo artículo hablaré de los límites.

2. Respeta su ritmo

A todos nos gustaría que existiese un botón verde que, al pulsarlo, solucionase instantáneamente todos los problemas de adicción de nuestra pareja. Por desgracia, es un proceso complejo, y las recaídas son una parte (amarga) del proceso.

La mayoría de personas tardan muchos meses (incluso años) en superar un problema de conductas adictivas. Debemos ajustar nuestras expectativas, ser conscientes de que es un proceso complejo y largo, y es muy posible que haya recaídas a lo largo del camino.

Es importante reforzar los primeros avances, aunque parezcan pequeños. Pequeños compromisos y esfuerzos, pequeños cambios en el día a día, el volver a recuperar actividades del pasado, hacer ejercicio, volver a estudiar, etc.

Si tu pareja sufre alguna recaída después de haberse propuesto dejar de consumir o reducir el consumo, tu apoyo será esencial. Anímale a ventilar su frustración y sus dificultades, fomenta que siga contándote la verdad (en vez de mentirte y ocultar los consumos), ayúdale a centrarse en sus avances y en sacar pequeños aprendizajes de las recaídas (para poder evitarlas en el futuro).

3. Da ejemplo

Desgraciadamente, me he encontrado con padres que querían que sus hijos adolescentes dejasen el tabaco (cuando ellos llevaban toda la vida fumando delante de ellos), o de personas que bebían alcohol con normalidad delante de su pareja que estaba tratando de superar el alcoholismo.

Puede parecer obvio, pero no está de más el repetirlo: el ejemplo que damos es importante. No lo es todo, pero es importante.

Cuando nuestra pareja haya identificado los factores y situaciones que promueven su deseo de consumir (o llevar a cabo cualquier tipo de conducta adictiva), necesitará de nuestro apoyo para evitar ciertos estímulos o incluso lugares.

Esto, en muchos casos, pueden ser eventos sociales, ambientes “de fiesta”, consumo de otras sustancias (casi siempre alcohol), etc.

Si por ejemplo, si nuestra pareja acostumbraba a consumir cocaína después de consumir alcohol, no sería inteligente ponernos a beber vino durante nuestra cena romántica (y despertar su deseo de consumir alcohol) al principio de su fase de desintoxicación.

Lo mejor que puedes hacer es fomentar actividades sanas y que sean incompatibles con sus conductas adictivas.

4. Marca límites

El amor no lo puede todo. Por mucho que queramos a una persona, eso no va a justificar ciertos extremos o incluso situaciones de maltrato psicológico. Desgraciadamente, algunas personas solo cambian cuando se ven obligadas a ello por el contexto. Por ejemplo, cuando se les pone un ultimátum, cuando ven que están en riesgo real de perder a pareja, a sus hijos, etc.

Si convivir con esa persona te está haciendo mucho daño y ha llegado a un punto que ya no puedes soportar… no es obligatorio que te quedes con esa persona. Hiciste lo que pudiste, y tu salud mental siempre debe ir por delante.

Como explicaba antes, superar una adicción no es cosa de un día para otro, de decidirlo y ya está. No exijas a tu pareja que deje la conducta adictiva inmediatamente, porque si no lo ha hecho hasta ahora es porque no sabe cómo hacer eso.

Sí que tienes todo el derecho del mundo a pedirle que empiece a trabajar sus problemas de adicción con un profesional. Si decide no hacerlo, y te sientes infeliz a su lado, puedes irte. Y es posible que le estés haciendo un favor a largo plazo, haciendo que se replantee su vida y en algún momento decida acudir a ayuda profesional y hacer cambios en su estilo de vida.

5. No puedes sustituir a un profesional

Por mucho que le quieras, no puedes ser su psicóloga ni su psiquiatra. Todos tus esfuerzos deberían dedicarse a animar a tu pareja a acudir a un profesional de las adicciones, con formación suficiente para ayudarle a superar un problema tan complejo.

Primero harán evaluación del caso, analizarán los hábitos de consumo de la persona, cómo desarrolló la adicción y cómo evolucionó esta con los años, sus anteriores intentos de solución, su historia de recaídas, así como los problemas emocionales que mantienen la adicción activa.

Y después de la evaluación, ayudarán a la persona a diseñar una estrategia y un plan de prevención de recaídas, así como trabajar los problemas emocionales que mantienen a la persona atrapada en la adicción (problemas de autoestima, ansiedad, depresión, etc).

El psicólogo especialista en adicciones también aconsejará a los seres queridos sobre cómo apoyar a la persona durante su proceso para vencer la adicción, cómo coordinarse, cómo comportarse en caso de recaída, etc.

Me llamo Luis Miguel Real, y llevo varios años trabajando como psicólogo especialista en adicciones. Puedo ayudaros a tu pareja y a ti a desterrar la adicción de vuestras vidas. Ponte en contacto conmigo y empezaremos a trabajar lo antes posible.

Psicólogo

València
Terapia online

Luis Miguel Real es especialista en adicciones, trabajando sobre todo con personas con problemas con el alcohol, la cocaína o las apuestas. También trabaja con otros trastornos, como la depresión y variantes de ansiedad. Ofrece terapia individual o de pareja, tanto presencial en su consulta privada en el centro de Valencia como online, atendiendo tanto a adultos como con adolescentes, y organiza programas de formación para empresas y organizaciones que lo soliciten.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados