¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Padres con dependencia emocional: ¿cómo ayudarlos?

Consejos para que, como hijos o hijas, ayudemos a nuestros padres ante la dependencia emocional.

Padres con dependencia emocional

La dependencia emocional es una alteración psicológica caracterizada por una notable alteración en los patrones de relación de las personas y por una “adicción” emocional hacia otros seres queridos de su entorno, como pueden ser amigos, familiares o parejas.

Aunque este fenómeno ha sido ampliamente estudiado en parejas y en intereses románticos, lo cierto es que también se puede dar entre los padres y sus hijos, un fenómeno más frecuente del que pensamos y que pueden tener consecuencias verdaderamente devastadores tanto entre los padres como en los jóvenes de la casa. Por ejemplo, puede darse en padres/madres divorciados/as que se sienten solos e intentan que los hijos sientan lástima hacia ellos para tenerlos “a su lado” y combatir el sentimiento de soledad, o en padres y madres que temen el momento en el que sus hijos/as se emancipen, entre otros casos. Así pues, veamos qué podemos hacer ante los padres y madres con dependencia emocional para darles el apoyo que necesitan.

¿Qué hacer para ayudar a los padres y madres con dependencia emocional?

A continuación haremos un repaso por una serie de pautas y consejos que podemos aplicar para ayudar a aquellos padres y madres que puedan presentar un caso de dependencia emocional hacia sus hijos. Eso sí, debemos tener claro que como hijos e hijas nuestra salud física y mental también es un aspecto clave en este proceso, y no tenemos por qué sacrificarnos sin límite por tal de prestar esta clase de apoyo constantemente; en casos en las que la situación os desborde, lo adecuado es buscar ayuda profesional en psicoterapia.

1. Promover actividades de pareja

En matrimonios con hijos, redirigir la atención de lo que se hace en el día a día de la relación paterno/maternofilial a la relación de pareja ayuda a aliviar tensiones de este tipo. Y para ello, animarles a hacer actividades en pareja suele ser útil.

2. Ayudar a prevenir sentimientos de soledad

Algunos padres divorciados o separados pueden acabar sintiéndose solos y utilizar a sus hijos para superar esa soledad o para descargar las propias frustraciones ante los problemas de la vida constantemente, una modalidad de relación muy poco saludable conocida como “incesto emocional”.

Soledad en los padres

Para prevenir que los padres puedan sentirse solos tras un divorcio o bien tras el fallecimiento de sus cónyuges debemos ayudarles a encontrar soluciones útiles para que logren superar este sentimiento de soledad.

Esto puede lograrse buscando todo tipo de actividades que satisfagan a nuestros padres y que exijan introspección, de modo que la soledad no sea asociada siempre a lo negativo.

3. Prevenir el síndrome del nido vacío

El síndrome del nido vacío es la sensación de malestar y sufrimiento que experimentan los padres que consagran su vida a cuidar de sus hijos una vez estos se van de casa.

Este fenómeno psicológico tiene que ver con la sensación de soledad que experimentan, así como en el hecho de haber dedicado buena parte de su vida a ser padres o madres comprometidos.

Para evitar que este síndrome se desarrolle en padres y madres es necesario llevar a cabo un intenso trabajo psicológico en el que la persona logre entender que su personalidad no puede estar basada en el hecho de ser padre o madre y que ellos valen por sí mismos aunque no convivan con sus hijos.

Además de eso, también se pueden encontrar actividades y todo tipo de iniciativas semanales o diarias que los mantengan ocupados y les ayuden a olvidar el malestar que les ocasiona la marcha de sus hijos.

4. Establecer límites

Como en cualquier caso de dependencia emocional la forma en la que podemos ayudar a una persona a superarla es estableciendo límites con ese individuo y dejando claro qué es admisible y qué no.

En el caso de algunos padres y madres que hacen chantaje emocional a sus hijos para forzarles a estudiar alguna carrera, debemos hacerles entender que ellos no pueden tomar partido de manera tan intensa en esa decisión crucial y que no pueden obligar a sus hijos a hacer nada que no quieran.

Resulta evidente que los padres pueden ayudar, aconsejar o dar su opinión sobre cualquier tema, pero no deben decidir ellos el futuro de sus hijos o hijas.

Por otro lado, no deben tener la percepción que como hijos o hijas estaremos disponibles para ellos ante cualquier queja o reclamación; es importante que cobren consciencia de que nuestra presencia es proporcional a la urgencia o gravedad del problema que afronten.

5. Dinamizar la vida social

Dinamizar la vida social es esencial en padres y madres que puedan desarrollar una dependencia emocional en sus hijos; por eso resulta de gran importancia que la persona salga habitualmente y quede con otras personas de su edad.

De igual manera, se puede ayudar a conocer a otras personas con sus mismos intereses con las que poder quedar y realizar actividades sociales y de recreativas de todo tipo.

6. Acudir a un psicólogo

Siempre y cuando sea necesario, acudir a un psicólogo se convierte en la manera más eficaz de prevenir o ayudar a superar a padres y madres casos de dependencia emocional hacia sus hijos pequeños o mayores.

Un profesional de la psicología especializado en este tipo de casos sabrá darnos los mejores consejos y podrá tratar en profundidad cualquier problema que sea la causa de la dependencia emocional presente.

Psicólogo

Madrid
Terapia online

Psicólogo General Sanitario con diferentes estudios de posgrado que avalan su especialización en Terapia Cognitivo Conductual y técnicas de Tercera Generación para el tratamiento de la depresión, los trastornos de ansiedad, terapia de pareja y habilidades sociales.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados