Un repaso a las partes del fundamento teórico de un proyecto de universidad, una investigación, etc. Unsplash.

En todo proyecto de investigación debe constar siempre un apartado o sección en la que expliquemos al lector cuál es el fundamento teórico en el que se basa nuestro estudio. Este marco teórico y conceptual servirá de base para argumentar el proyecto o la tesis que se quiere defender.

En este artículo te explicamos cómo elaborar el fundamento cuáles son sus partes y objetivos, así como las funciones que cumple esta sección en un estudio de investigación.

¿Qué es el fundamento teórico de una investigación?

Según William Daros, investigador y profesor de filosofía argentino, en toda investigación que se precie.debe haber un marco o fundamento teórico que cumpla las siguientes funciones:

1. Hacer posible la descripción de los problemas en un cuerpo de conocimientos

Dado que las viejas teorías parecen no explicar el problema actual, se trata de generar unas nuevas, para que los problemas tengan un nuevo sentido en referencia a las mismas.

2. Dar sentido a los hechos o fenómenos

El fundamento teórico de un proyecto o investigación debe orientar la organización de los hechos o fenómenos estudiados. Lo que es un hecho en una teoría, puede no ser el mismo “hecho” en otra.

3. Ser eje integrador de todo el proceso de investigación

Sin el fundamento teórico no tiene sentido el problema ni se puede proceder a elaborar un diseño metodológico con el que probar las hipótesis planteadas.

4. Ser un instrumento fundamental para el análisis de los problemas

Este análisis implica considerar de forma separada las partes (abstracción), al considerarlas en función de una totalidad. Esta información se enriquece luego con la síntesis (en la que las partes se encuentran la composición).

Cómo elaborar el marco teórico en una investigación

La elaboración del fundamento teórico en una tesis o trabajo de investigación forma parte de una de las tareas fundamentales a la hora de construir y fundamentar un trabajo que requiere grandes dosis de paciencia, perseverancia y curiosidad. A fin de cuentas, se trata de preguntarse por cuestiones como qué investigaciones se han realizado hasta el momento; quién, cómo y dónde las ha realizado; o plantearse nuevas hipótesis que generen respuestas que, a su vez, vuelvan a generar nuevas preguntas.

Toda investigación debe hacer referencia a un sistema o una orientación teórica en la que situarse. A menos que un investigador invente su propia teoría, por lo general la mayoría de investigaciones tratan de añadir nuevas hipótesis y datos a los estudios que se han realizado con anterioridad.

De ahí que para construir este apartado sea imprescindible revisar y analizar la bibliografía existente, de modo que se pueda reafirmar nuestras propias convicciones teóricas o, por el contrario, desecharlas o subrayar las diferencias halladas.

Además de reunir y analizar las referencias bibliográficas, hay que formular hipótesis que se puedan demostrar a lo largo del estudio. El investigador necesita presentar respuestas que anticipen las preguntas de un hecho o de un fenómeno social concreto.

Es conveniente formular el argumento central de la investigación, que será después contrastado con datos empíricos. Se trata, pues, de que haya una intuición teórica que guíe todo el estudio.

Cada proyecto de investigación va a utilizar sus argumentos e ideas particulares, si bien en todos ellos deben describirse los conceptos básicos que se van a utilizar, en razón de la teoría en la que se sustentan.

Y por último, todo investigador debe explicitar los objetivos y la finalidad de su trabajo: el por qué y el para qué de su investigación, de modo que se respondan a preguntas como: ¿Qué quiero conseguir con este estudio? o ¿qué conceptos y argumentos voy a utilizar para demostrar esta hipótesis?.

Sus objetivos

El marco o fundamento teórico no deja de ser la demostración de nuestra postura teórica o argumento en el que basamos el estudio de investigación, así como de las ideas con las que nos relacionamos y los juicios que compartimos o no con otros autores.

Los objetivos principales de este apartado son los siguientes:

1. Elaborar la investigación desde una perspectiva innovadora

Se intenta ser pioneros en las ideas y de marcar las diferencias con otros autores.

2. Situar el objeto de estudio dentro de un marco de conocimientos

Hay que utilizar, también, un conjunto de definiciones teóricas concretas.

3. Presentar un glosario de términos e ideas

Este glosario se hace a partir de los términos que se van a emplear durante el análisis del tema de investigación.

4. Otorgar fiabilidad o confiabilidad a la elección de una metodología

Se justifica el uso de los instrumentos de medición, el proceso de recolección de datos y la forma de evaluar los resultados.

Partes de una fundamentación teórica

El marco o fundamento teórico de una investigación suele dividirse en varios apartados: los antecedentes bibliográficos, las bases teóricos y la definición de términos. Veamos en qué consiste cada uno de ellos.

Antecedentes bibliográficos

En esta sección del apartado del fundamento teórico se deben incluir los antecedentes de la investigación; esto es, todos aquellos trabajos e investigaciones precedentes que guardan relación con el planteamiento y los objetivos del estudio actual.

La información recabada en este apartado puede tratarse tanto de libros como de publicaciones en revistas científicas, ya sean artículos, recopilaciones, metaanálisis, etc.

Por lo general, existen dos clases de antecedentes: los teóricos, que son todos aquellos surgidos de fuentes como libros o documentación, que exponen ideas o teorías sobre un tema en particular; y los antecedentes de campo, que son todas aquellas investigaciones que se realizan con sujetos o en el ámbito experimental, con el objetivo de recabar datos numéricos o información descriptiva sobre algún hecho en particular.

Bases teóricas

Las bases teóricas son un conjunto de conceptos y teorías que constituyen el punto de vista o el enfoque determinado que el autor ha empleado para explicar en qué consiste y se fundamenta la investigación que se ha llevado a cabo.

El apartado de bases teóricas constituye el núcleo central de todo estudio de investigación, ya que es sobre estas teorías sobre las que se construye el trabajo en cuestión. Si se posee una buena base teórica, el estudio estará mejor fundamentado y tendrá una mayor validez. Además, pueden dividirse de acuerdo a su naturaleza en psicológicas, filosóficas, legales, entre otras, en función de lo que se requiera argumentar en el estudio.

Definición de términos

En esta sección del fundamento teórico, el autor va a tratar de definir los términos de las palabras y los conceptos que va a utilizar en su investigación, a través del uso de un lenguaje técnico y con el objetivo de permitir al lector entender mejor el estudio, además de darle coherencia y sentido al mismo.

En definitiva, el objetivo de este apartado es describir, analizar y establecer el significado de los conceptos más abstrusos o que puedan presentar cierta ambigüedad, y que requieren, por parte del autor, un análisis más detallado para poder entender el estudio en su contexto y con precisión.

Referencias bibliográficas:

  • Daros, W. ¿Qué es un marco teórico?. Enfoques. Año XIV, n° 1, 2002.
  • Miguel Rodrigo Alsina (2001). Teorías de la Comunicación: Ámbitos, métodos y perspectivas.