Las hormonas son compuestos químicos que, al ser liberadas por las glándulas endocrinas en la sangre o en el sistema nervioso de los seres vivos, ejercen efectos moduladores sobre las funciones de otras células y estructuras corporales.

Una de las hormonas humanas más relevantes y conocidas es la vasopresina u hormona antidiurética, que resulta fundamental para la retención de líquidos o la respuesta de estrés, entre otros fenómenos. En este artículo analizaremos las propiedades y las funciones de la vasopresina.

¿Qué es la vasopresina?

La vasopresina también es conocida como “argipresina”, “arginina vasopresina” y “hormona antidiurética”. Como este último nombre sugiere, esta hormona cumple funciones relacionadas con la reabsorción de moléculas de agua a través de los riñones y con la disminución de la cantidad de orina acumulada en el organismo.

Se trata de un oligopéptido, es decir, una molécula compuesta por la unión de un pequeño número de aminoácidos, concretamente 9. Por contra, los polipéptidos son conjuntos de entre 10 y 100 aminoácidos, mientras que se habla de “proteínas” para hacer referencia a agrupaciones de más de 100 moléculas de este tipo.

De forma específica, la vasopresina contiene un grupo amino (-NH2), cisteína (Cys), tirosina (Tyr), fenilalanina (Phe), glutamina (Gln), asparagina (Asn), prolina (Pro), arginina (Arg) y un grupo carboxilo (-COOH).

La vasopresina es secretada por la neurohipófisis, el lóbulo posterior de la glándula pituitaria, en respuesta a cambios en la concentración osmótica y en el volumen de la sangre. Aunque la mayor parte de la vasopresina que producimos es liberada en el torrente sanguíneo, sus efectos en el cerebro explican también algunas de sus funciones.

Otras hormonas hipofisiarias

La hipófisis o glándula pituitaria es una de las glándulas endocrinas principales. Cumple una función intermediaria entre el hipotálamo, que inicia la secreción de hormonas, y el resto del sistema endocrino mediante el envío de señales bioquímicas.

Esta estructura está compuesta por dos lóbulos: el anterior o adenohipófisis y el posterior o neurohipófisis. Mientras que la hipófisis posterior almacena las hormonas vasopresina y oxitocina (relacionada con la maternidad y con el orgasmo), la adenohipófisis secreta hormonas liberadoras de tirotropina, corticotropina, gonadotropinas y hormona del crecimiento.

Funciones de esta hormona

La funciones principales de la vasopresina se asocian con su capacidad de regular la actividad de los riñones; no obstante, esta hormona también tiene efectos en otros sistemas del cuerpo, entre ellos el cardiovascular y el sistema nervioso central.

1. Retención y reabsorción de líquidos

La vasopresina incrementa la permeabilidad de las células de los riñones, aumentando la cantidad de agua que absorben; esta función es denominada “antidiuresis”. Tal proceso implica asimismo un incremento de la concentración de la orina por la menor disponibilidad de líquido en el sistema excretor.

Por otra parte, la hormona antidiurética también reabsorbe urea, el compuesto químico principal de la orina, formado por productos de desecho del organismo. Esto previene que la frecuencia de la micción sea excesiva.

2. Mantenimiento del equilibrio homeostático

La homeostasis (autorregulación del medio interno de los organismos) depende de un gran número de factores; entre estos se encuentra la actividad de la vasopresina. Si los mecanismos homeostáticos fallan pueden producirse problemas como la deshidratación y la acidosis.

Esta hormona ayuda a que se mantenga el equilibrio electrolítico del torrente sanguíneo mediante la retención y reabsorción de cantidades adecuadas de agua, glucosa y sodio, entre otros compuestos químicos relevantes para el funcionamiento del cuerpo.

3. Incremento de la presión arterial

Otro de los efectos más destacados de la vasopresina es el aumento de la presión arterial. Dicha función se da como consecuencia de las propiedades vasoconstrictoras de esta hormona, que tienen una intensidad moderada. El rol potenciador de la vasopresina sobre hormonas y neurotransmisores asociados al estrés también es importante para explicar este efecto.

4. Modulación de la respuesta de estrés

Aunque la investigación científica no lo ha confirmado completamente por el momento, existen pruebas sólidas de que la vasopresina tiene un efecto modulador en la respuesta del organismo ante situaciones estresantes (o ansiógenas).

La hormona antidiurética regula la liberación de la hormona liberadora de corticotropina, también llamada “hormona liberadora de hormona adrenocorticotropa”. Este compuesto promueve la secreción de corticoesteroides como la aldosterona y el cortisol, asociados principalmente a la vasoconstricción y a la respuesta de estrés, por parte de la glándula adrenal.

5. Reducción de la sensación de dolor

En los últimos años se ha empezado a estudiar la implicación de la vasopresina en la modulación de las sensaciones de dolor. Se cree que esta hormona podría actuar como analgésico; esto implicaría que, al ser liberada en determinadas condiciones, la vasopresina tendría efectos reforzantes a causa de las sensaciones positivas asociadas a su secreción.

6. Formación de vínculos sexuales y sociales

Estudios con roedores sugieren que la liberación de vasopresina actúa también como un potenciador de los vínculos sociales, en especial los de pareja. En humanos estos efectos ha sido hallados sobre todo en varones y se relacionan con la liberación directa de la hormona antidiurética en los circuitos de recompensa del sistema nervioso central.