Las redes sociales para ligar están de moda

Cada vez más a menudo, salen al mercado aplicaciones que nos dan la oportunidad de conocer a personas interesantes y poder encontrar el amor de nuestra vida. Tinder es una de estas aplicaciones, y es probablemente la que está teniendo un mayor éxito. Pero ¿cómo conseguimos generar interés y poder tener una cita?

Artículo recomendado: "Las 10 mejores apps para ligar. ¡Imprescindibles!"

Seducción 2.0: siete claves para pasar del chat de las redes sociales a la cama

Seguidamente te daremos siete consejos para que tus citas 2.0 se conviertan en citas 1.0 y poder pasar de la pantalla del chat a la barra del bar.

1. Sé tú mismo

Si nuestro objetivo es quedar cara a cara, es importante que nos comportemos de una forma coherente con quién somos. Debemos pensar que, tarde o temprano, tendremos que ver a nuestro contacto en persona. No hay nada más frustrarte que descubrir que esa persona que se escondía detrás de la pantalla no era quién decía ser. En el siguiente paso te contamos cómo hacerlo…

2. Ten un perfil coherente

Escojamos fotos de perfil adecuadas que hablen de nosotros. Por supuesto, tenemos que escoger las fotos en las que salimos más favorecidos, pero no es suficiente. Es importante que las fotografías hablen de nosotros, de nuestro trabajo y de nuestras aficiones. Debemos escoger imágenes en las que salgamos disfrutando de nuestras vidas. Por ejemplo, si nos gusta esquiar, escogeremos una foto en la que salgamos esquiando. Si trabajamos de camarero en un bar, seleccionaremos una foto en la que aparezcamos preparando una copa… recordemos que las fotos son una gran fuente de información y, además, pueden servir para generar conversaciones.

Una vez hayamos seleccionado la foto, sería aconsejable que, si la aplicación lo permite, rellenaremos el perfil contando quiénes somos y qué queremos hacer con nuestra vida. No lo dejaremos en blanco. Sintetizaremos, en un par de líneas, lo que somos y lo que esperamos de la vida. Eso ayudará a la otra persona a hacerse una idea de cómo somos y así podrá decidir si quiere darnos una oportunidad.

3. La frase de entrada

Ya tienes un perfil adecuado y estás dispuesto a hablar. ¿Qué dices? Antes que empezar a hablar te recomendamos que mires su perfil. Allí tendremos una fuente de información muy importante con la que poder empezar a charlar. No hace falta impresionar a nadie; simplemente nos interesaremos por la otra persona. Poco a poco, iremos cogiendo práctica y nos será más fácil generar una conversación de la nada. Empezaremos con preguntas que deban ser respuestas de forma amplia.

No nos centraremos en preguntas de “sí” o “no”. No estamos haciendo una encuesta, estamos queriendo conocer a una persona de carne y huesos.

4. No agobies

No nos convirtamos en alguien molesto. Seguramente nuestro interlocutor tenga una vida que atender. Demos un tiempo limitado a nuestras sesiones de chat y disfrutemos de la vida real. Eso ayudará a que la otra persona se pregunte por nosotros. Para la otra persona, tenemos que ser un momento agradable y apetecible. Además, es importante que nos guardemos cosas para la cita. Así generaremos expectativas y despertaremos su curiosidad.

5. Crea intimidad y confianza

Es importante que, a medida que vayamos charlando, generemos complicidad con bromas que, solo nosotros y nuestro interlocutor, podamos entender. La otra persona debe detectar que tenéis algo especial. Debe sentir que eres una persona respetuosa digna de su confianza y debemos hacerle saber que nosotros esperamos lo mismo.

6. Ten un motivo

Si nuestro objetivo es quedar con la otra persona, tenemos que tener una excusa, aunque esta sólo sea que tenemos curiosidad por conocerla. Las cosas tienen un porqué. Comunicándolo de forma adecuada será más difícil obtener un no por respuesta.

Es aconsejable que tengamos algún plan en mente; algo sencillo con que poder pasar el rato juntos. Intentemos quedar en un sitio concurrido en el que haya gente. Recordemos que la otra persona no nos conoce y aún no sabe cómo somos realmente. Puede tener dudas sobre nuestra persona. Debemos ofrecer la posibilidad de comprobar que somos tal y como nos hemos mostrado.

7. No insistas

No somos una obligación. Nuestro interlocutor tiene que sentir que quiere conocernos por voluntad propia. Si nos dice que no puede quedar no lo persigamos; démosle un respiro. Una forma de no obsesionarnos, es que tengamos más de una persona con la que quedar. Así no nos afectará tanto su negativa.

En resumen: tenemos que ser pacientes y comportarnos tal cual somos. Tenemos que entender que, detrás de la pantalla, se esconde una persona real con sentimientos y una vida apasionante que debemos descubrir.

Si lo que deseas es aprender todas las claves para seducir vía WhatsApp, no dejes de leer nuestro artículo "Ligar por WhatsApp: 10 claves para chatear de forma efectiva".