Los problemas de pareja pueden llegar a ser muy variados, pero más allá de sus características y el modo en el que se expresan en la convivencia, también hay que tener en cuenta otro factor: el tiempo.

Y es que no es lo mismo intentar superar este tipo de problemas cuando apenas están apareciendo, que cuando la opción de terminar con la relación afectiva ya está encima de la mesa; las formas de malestar a tratar son distintas, y las posibles soluciones también.

Por ello, en este artículo hablaremos acerca de los beneficios de realizar una terapia de pareja preventiva, es decir, en etapas tempranas del problema a superar para que el vínculo amoroso siga siendo fuerte y estable.

¿Por qué asistir a terapia de pareja preventiva?

Es habitual hablar del amor prácticamente como si se tratase de un objeto, algo que “se tiene” dentro de uno mismo.

Esta visión esencialista acerca de lo que significa amar a alguien hace que olvidemos que este conjunto de emociones son en realidad un conjunto de predisposiciones psicológicas, es decir, que se basa en las acciones. Y las acciones son siempre algo que van evolucionando: no están ubicadas tanto en el espacio como en el tiempo.

Por ello es importante que, en los momentos en los que identificamos problemas en la convivencia de pareja, en la manera de interactuar con el otro o en el modo de expresar amor, tengamos en cuenta que toda relación afectiva es un proceso, algo que se desarrolla a lo largo del tiempo y que tiene su diferentes fases, cada una con sus características propias.

Eso implica que las posibles crisis de pareja que puedan surgir no son algo irremediable, no significan que esa relación nunca haya sido auténtica ni que ya esté de por sí basada en una incompatibilidad.

Y significa también que cuanto antes reaccionemos ante estas señales de alarma, mejor; el simple hecho de evitar que la situación cree conflictos y situaciones dolorosas de recordar ya es de por sí un factor que protege la intensidad y consistencia de ese amor.

Beneficios de la terapia de pareja preventiva

Acudir a terapia de pareja cuando la situación de la relación amorosa aún no se ha convertido en una fuente constante de infelicidad permite evitar muchos problemas y sufrimiento. Estos son los aspectos más beneficiosos acerca de este tipo de intervención por parte de los psicólogos formados en terapia de pareja.

1. Evista que se cronifiquen los problemas

Cuando los problemas de pareja apenas han empezado estos pueden aparecer y desaparecer de una manera más fluida, al depender mucho del contexto. Sin embargo, a medida que va pasando el tiempo, es más probable que las personas involucradas en la relación se habitúen a una gestión deficiente de ese problema, haciendo que surja una y otra vez y que pase a formar parte de la cotidianidad.

Por eso es importante prevenir desde las primeras semanas en los que es posible detectar problemas en la vida en común. En esta etapa habrán surgido conflictos que se pueden trabajar de una manera más fácil, de manera que que no se cronifiquen y no acaben minando la relación a largo plazo, o directamente desencadenando la ruptura.

2. Favorece la comunicación honesta

En los momentos iniciales de una crisis de pareja, hay menos motivos para guardar resentimiento hacia la otra persona, dado que aún no se han sucedido muchas discusiones fuertes. Por ello, resulta más fácil abordar este tema en terapia de pareja, dado que cuesta menos abrirse y mostrarse honesto acerca de lo que piensa y siente uno mismo, exponiendo las propias vulnerabilidades.

3. Hay más motivación por comprometerse con la terapia de pareja

Muchas personas van a terapia de pareja cuando la situación en su vida amorosa ya se ha deteriorado tanto que en el fondo desean la separación o el divorcio.

En estos casos, ir a la consulta del psicólogo es en parte una última esperanza, y en parte una coartada moral para poder decir “lo intenté”, y eso desmotiva, no invita a comprometerse con el proceso terapéutico.

Esta clase de problemas se evitan si acudimos a terapia de pareja en etapas tempranas.

4. Se cae menos en la lucha de egos

Cuando los problemas de pareja ya tienen un largo recorrido, quienes se ven involucrados en ellos tienen más probabilidades de priorizar la satisfacción de “ganar la lucha” que de superar el conflicto del modo más constructivo posible.

¿Buscas terapia de pareja de la mano de profesionales?

Logo Psicotools

Si te interesa disponer de asistencia profesional a través de servicios de terapia de pareja, ponte en contacto con nosotros. El equipo de psicólogos de Psicotools contamos con muchos años de experiencia trabajando con personas involucradas en matrimonios y noviazgos en crisis, o que empiezan a ser disfuncionales en algunos aspectos de la relación.

Actualmente atendemos tanto de manera presencial en nuestro centro ubicado en Barcelona (zona de Vallcarca) como de manera online mediante videollamada. Para ver nuestros datos de contacto, accede a esta página.

Referencias bibliográficas:

  • Biscotti, O. (2006). Terapia de Pareja: una mirada sistémica. Buenos Aires: Lumen.
  • Christensen A., Atkins D.C., Baucom B., Yi J. (2010). "Marital status and satisfaction five years following a randomized clinical trial comparing traditional versus integrative behavioral couple therapy". Journal of Consulting and Clinical Psychology. 78 (2): pp. 225 - 235.
  • Harvey, J. H., Ormarzu, J. (1997). Minding the close relationship. Personality and Social Psychology Review, 1: pp. 223 - 239.
  • Morgan, J.P. (1991). What is codependency? Journal of Clinical Psychology 47(5): pp. 720 - 729.
  • O'Donohue, W. & Ferguson, K.E. (2006). Evidence-Based Practice in Psychology and Behavior Analysis. The Behavior Analyst Today.
  • Serrano, G. & Carreño, M. (1993). La teoría de Sternberg sobre el amor. Análisis empírico. Psicothema, 5(Supl.): pp. 151-167.