¿Cómo afectan las vacaciones a las familias y las parejas?

Así es como las vacaciones influyen psicológicamentene las familias y las relaciones de pareja.

Carolina Marín

Carolina Marín

¿Cómo afectan las vacaciones a las familias y las parejas?

En la mayoría de las ocasiones, las vacaciones son un elemento que repercute positivamente en el bienestar emocional y en la salud mental de las personas, especialmente de aquellas que se mantienen activas laboral o académicamente durante todo el año.

Sin embargo, el periodo vacacional no está libre de ciertos riesgos, problemas potenciales que pueden surgir si se dan las circunstancias adecuadas y que se apoya en ese cambio de rutinas y de lugares que atrae hacia nuestro día a día el hecho de estar de vacaciones. Es recomendable conocerlos de antemano para detectarlos rápidamente y no dejar que obstaculicen nuestras relaciones afectivas durante esos días de desconexión del trabajo.

¿Cómo influyen en las relaciones familiares y de pareja las vacaciones?

Pasar a compartir espacios, actividades y tiempo libre todo el tiempo a veces favorece que surja una crisis en las relaciones de pareja, y estas pueden incluso terminar en separación. Algo similar ocurre con las relaciones en el ámbito de la familia, que pueden dar lugar a discusiones y a conflictos que terminan enquistándose y generando rencor, actitudes a la defensiva, etc.

El elemento que altera la convivencia y el vínculo emocional no es tanto el hecho de pasar mucho tiempo juntos, sino la transición brusca entre una etapa de la vida en la que cada uno dispone de bastantes horas para estar a solas o con otra gente, a otra en la que se está con par pareja o con los familiares de manera casi constante. Se trata de un cambio al que cada persona debe adaptarse de manera más o menos rápida para que no surjan problemas, y esto, en algunos casos, llaga a ser un reto.

Pero también es cierto que no todo son desventajas; las vacaciones da la oportunidad de estrechar vínculos y de consolidar relaciones amorosas y afectivas. Por eso, aquí haremos un repaso a los efectos positivos y negativos que las vacaciones pueden tener en las parejas y las familias.

Efectos potencialmente negativos

Estos son algunos elementos de riesgo que, desde las vacaciones, pueden desencadenar conflictos en las relaciones familiares y de pareja.

1. Mala gestión de las actividades conjuntas

Las diferencias de gustos, de prioridades y de expectativas hacen que decidir qué hacer juntos pueda dar lugar a discusiones y a situaciones en las que se percibe que hay un “ganador” y un “perdedor” claros; esto hace que aparezca una crisis tanto durante la discusión como, si no se ha negociado adecuadamente, en la fase en la que ya se ha tomado una decisión y aparece el rencor.

2. Diferentes niveles de búsqueda de autonomía y soledad

Las vacaciones en pareja o con la familia son tiempo para compartir, pero también para desconectar, y compaginar esos tiempos a veces crea conflictos. Algunas personas quieren aprovechar el periodo vacacional para estar con sus seres queridos, otras buscan justamente lo contrario para intentar descansar todo lo posible y centrarse en sus aficiones e intereses, y entre estas dos posiciones hay una amplia escala de grises.

3. Problemas de celos

Si en una relación de pareja ya existían problemas de celos, es habitual que estos se agudicen durante las vacaciones, ya que hay más contextos de ocio, y una mayor exposición a lugares nuevos en los que hay gente nueva.

4. Mal humor por un horario de sueño alterado

Muchas personas tienen problemas para descansar adecuadamente durante las vacaciones, entre otras cosas porque sus biorritmos se ven alterados.

Cuando esto ocurre, es mucho más probable que se sientan irritables, con poca paciencia y con facilidad para sufrir estrés, especialmente si se frustran por no poder disfrutar plenamente de unas vacaciones que habían idealizado en su imaginación.

5. Frustración por la necesidad de cuidar de los hijos

Es muy recuente que los padres y madres con hijos se sientan mal por no disponer de esas horas del día en las que el pequeño o la pequeña están en la escuela.

Si a esto le añadimos la presión social por tener las mejores vacaciones posibles y la necesidad de negociar nuevas labores de crianza y cuidado de los hijos, no sorprende que puedan surgir fácilmente el enfado y las discusiones.

Familia de vacaciones

Efectos potencialmente positivos

Por otro lado, estos son varios efectos a través de los cuales las vacaciones pueden reforzar las relaciones en la familia y la pareja:

  • Posibilidad de aportar más elementos de disfrute a los viajes si se hace en familia o en pareja, al crear anécdotas que pueden ser recordadas conjuntamente.
  • Oportunidad de replantear y mejorar cualitativamente la vida en pareja o en familia: arreglar un jardín, ir a conocer familiares lejanos, ayudar a un hijo a decidir qué carrera universitaria realizar, etc.
  • Oportunidad de descubrir nuevas facetas, talentos y aficiones de un ser querido.
  • Oportunidad de mejorar las habilidades de comunicación y de apoyo a los demás, gracias a las situaciones que lo exigen.

¿Quieres disponer de ayuda psicológica profesional?

Si te interesa disponer de asistencia psicológica individualizada o buscas servicios de terapia de pareja o terapia familiar, te invito a que te pongas en contacto conmigo.

Mi nombre es Carolina Marín, soy psicóloga federada por la Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas (FEAP), y dispongo de una trayectoria profesional de casi 20 años ofreciendo ayuda en las áreas de la gestión de las emociones, el aprendizaje de buenas estrategias de comunicación y resolución y conflictos, y resiliencia ante periodos de crisis. Ofrezco sesiones presenciales en mi consulta de Sevilla y online por videollamada.

  • Alhola, P.; Polo-Kantola, P. (2007). Sleep deprivation: Impact on cognitive performance. Neuropsychiatric Disease and Treatment, 3(5): pp. 553 - 567.
  • Borisoff, D., & Victor, D. A. (1991). Gestión de conflictos. Ediciones Díaz de Santos.
  • Shackelford, T.K.; Voracek, M.; Schmitt, D.P.; Buss, D.M.; Weekes-Shackelford, V.A.; Michalski, R.L. (2004). Romantic jealousy in early adulthood and in later life. Human Nature. 15 (3): 283 - 300.
  • Tarumi, K.; Hagihara, A. & Morimoto, M. (1998). An investigation into the effects of vacations on the health status in male white-collar workers. Environmental Health and Preventive Medicine. 3(1): 23 - 30.
Carolina Marín

Carolina Marín

Psicóloga

Sevilla

Terapia online

Carolina Marín es psicóloga federada por la Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas (FEAP) y miembro de la Asociación Española para la investigación y Desarrollo de la Terapia Familiar; su consulta está ubicada en Sevilla.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados