Los problemas para encontrar pareja son una forma de malestar relativamente habitual en los adultos, e incluso puede facilitar la aparición de problemas psicológicos significativos. Es por eso que muchas de las personas que acuden a psicoterapia lo hacen desde una queja muy concreta: “no entiendo por qué no encuentro pareja y eso hace que me sienta muy mal”.

Sin embargo, esta clase de dificultades son multicausales y complejas, dado que hay una gran variedad de motivos por los que puede costar conectar con alguien.

En este artículo realizaremos un breve repaso por los motivos más frecuentes por los que aparece esta aparente incapacidad de encontrar pareja, tanto en lo que respecta a la manera de interactuar con los demás como en lo relativo a la gestión de las emociones y de las expectativas.

¿Por qué no encuentro pareja? Posibles causas del problema

Tal y como mencioné, los problemas para encontrar pareja estable forman parte de las quejas más frecuentes de quienes deciden ir al psicólogo (independientemente de si han desarrollado un trastorno o no). En terapia aprenden, entre otras cosas, que detrás de una forma de malestar que aparentemente está bien definida, es homogénea y puede ser expresada fácilmente con un “no encuentro pareja”, hay varios frentes en los que aprender y mejorar, y muchos de ellos ni siquiera tienen que ver con desarrollar carisma o capacidad para seducir.

Y es que para poder superar esta clase de dificultades, lo primero es cobrar consciencia de las diferentes causas desencadenantes que hay tras ellas, sin caer en los análisis simplistas del tipo “soy incapaz de gustar a nadie” o “con mi físico es normal que fracase en el amor”.

En este sentido, si bien lo mejor en estos casos es con diferencia ir al psicólogo (porque de esta manera un profesional analiza nuestro caso demanera personalizada y adaptada a nuestras características y necesidades), aquí haremos un repaso a varias posibles causas de las dificultades para encontrar pareja.

1. Problemas en las habilidades comunicativas

Al pensar en los problemas a la hora de encontrar pareja, normalmente tendemos a pensar por defecto en este tipo de causas: la falta de habilidades comunicativas.

Aunque en este aspecto hay varios “frentes” que pueden ser trabajados, cabe destacar tres de ellos.

1.1. Falta de asertividad

Esto se plasma sobre todo en la tendencia a asumir un rol pasivo en las conversaciones, de simplemente contestar a lo que dice el otro, sin querer aportar. Suele darse en personas con falta de autoestima o que creen que no tienen ideas interesantes que aportar a una conversación, y también en quienes temen contrariar al interlocutor.

Encontrar pareja

1.2. Falta de capacidad de escucha

No basta con callar cuando la otra persona habla: también es importante saber prestar atención a lo que dice y evidenciar que se presta atención, incorporando a nuestro propio discurso elementos de lo que esa persona ha dicho.

1.3. Mal uso del lenguaje no verbal

La comunicación no verbal es muy importante sobre todo en contextos en los que queremos mostrar nuestra personalidad a alguien que nos conoce poco. Implica el control de ciertos patrones de movimiento al interactuar con alguien.

2. Problemas en las habilidades de gestión emocional

Al pensar en los problemas a la hora de encontrar pareja, normalmente tendemos a pensar por defecto tanto en las causas del apartado anterior como en estas que hacen referencia a la gestión de las emociones al conocer gente. Combinadas, estas dos dan forma a lo que conocemos como habilidades sociales.

En lo relativo a este apartado, un mal manejo de las emociones al establecer las primeras tomas de contacto con alguien que nos gusta o nos interesa como potencial pareja puede dar lugar a los siguientes problemas.

2.1. Exceso de nervios y ansiedad

El miedo a no causar una buena primera impresión hace que algunas personas se dejen llevar por los nervios, centrándose más en sus propios gestos y palabras que en la fluidez de la interacción en sí.

2.2. Miedo al fracaso

Algunas personas se muestran confiadas al conocer gente, pero no se atreven a dar el paso de demostrar interés por la otra persona para no exponerse a la posibilidad de un rechazo. Esto hace que tengan muchas menos posibilidades de entablar relaciones basadas en la intimidad, porque no dan señales de querer comprometerse.

3. Problemas en la gestión de las expectativas

Finalmente, cabe destacar que una mala gestión de las propias expectativas también dificulta mucho la tarea de encontrar pareja. Esto puede ocurrir, por ejemplo, asumiendo un ideal de novio o novia totalmente irreal, o estando más pendiente de las intereses familiares o del prestigio social que de la propia felicidad y gustos.

¿Estás buscando apoyo psicológico profesional?

Si quieres disponer de asistencia psicológica para mejorar tus habilidades comunicativas o sociales, o bien aquellas aptitudes relacionadas con la gestión emocional, te invito a que te pongas en contacto conmigo. Soy psicólogo especializado en el modelo cognitivo-conductual, y atiendo a adultos y adolescentes tanto en Madrid como en remoto mediante la modalidad online por videollamada.

Referencias bibliográficas:

  • Chavira, D. A.; Stein, M. B.; Malcarne, V. L. (2002). Scrutinizing the relationship between shyness and social phobia. Journal of Anxiety Disorders. 16 (6): pp. 585 - 598.
  • Fernández-Rey, J., Madrid, H.M., Pardo-Vázquez, J.L. (2004). Sesgos de procesamiento de información emocional en individuos sociotrópicos. Psicothema.
  • Sassler, S. (2012). Partnering Across the Life Course: Sex, Relationships, and Mate Selection. Journal of Marriage and Family, 72(3): pp. 557 - 575.
  • Sternberg, J. (1997). Satisfaction in close relationships. Nueva York: Guilford Press.