La alegría es una de las emociones positivas más valoradas. ¿A quién no le gusta rodearse de personas optimistas que viven la vida con alegría? Aunque dicen que la alegría se contagia, tiene mucho que ver con los hábitos que tiene una persona y su manera de pensar.

Cómo ser más alegre, según la ciencia

Tanto la felicidad como la alegría han sido objeto de estudio científico en múltiples ocasiones puesto que despiertan mucho interés no solamente entre los psicólogos, sociólogos o los médicos, sino en cualquier ser humano.

En este artículo puedes encontrar una serie de consejos o claves que te permitirán generar una actitud positiva que te ayude a cambiar la perspectiva de tu vida. Te los mostramos a continuación.

1. Trabaja en lo que te gusta y cerca de casa

El trabajo es un aspecto muy importante de nuestro bienestar, pues pasamos muchas horas del día en la empresa donde trabajamos. De hecho, es un pilar fundamental de desarrollo profesional de un ser humano, y algo que puede hacernos realmente alegres si trabajamos de lo que realmente deseamos. Encontrar lo que a uno le motiva y luchar por ello nos mantiene felices y animados.

Estar bien en el trabajo afecta a nuestra vida diaria, y es importante que existe una buena conciliación entre el trabajo y la vida familiar. además, un estudio llevado a cabo por Yeo Valley, encontró que las personas que viven cerca de su trabajo son mucho más felices que aquellas que emplean más de 20 minutos para llegar hasta la empresa.

2. Conviértete en una persona emocionalmente inteligente

Las investigaciones sugieren que las personas emocionalmente inteligentes son mucho más felices y alegres y gozan de un mayor bienestar y autoestima. Pues son individuos que se conocen bien a sí mismos, regulan sus emociones y las adaptan al contexto en el que se encuentran, dominan habilidades sociales que les permiten crear vínculos afectivos saludables y tienen una mayor capacidad de automotivación.

Además, este tipo de personas aceptan sus emociones tal y como son, y superan mejor las situaciones difíciles que puede presentarles la vida. Lo bueno de esto es que la inteligencia emocional puede aprenderse, y por ello hay muchos cursos o talleres que ayudan a los individuos a mejorar su bienestar. En el artículo “Los 6 mejores cursos de Inteligencia Emocional y Desarrollo Personal” puedes encontrar una selección con las formaciones más útiles para adquirir las habilidades de gestión de las emociones y relacionales necesarias para mejorar tu nivel de alegría.

3. Sal a la calle

Salir a la calle aporta muchos beneficios para la salud, especialmente si lo aprovechamos para caminar. Puedes comprobarlo en el artículo “Los beneficios psicológicos de caminar”.

Salir a la calle es muy bueno para despejar la mente y respirar aire fresco. Los estudios sugieren que la luz solar nos hace más alegres, pues estimula la producción de vitamina D que a su vez aumenta el rendimiento de la enzima encargada de convertir el triptófano serotonina. La serotonina es conocida como la hormona de la felicidad.

5. Rodéate de gente con optimismo y mentalidad positiva

Los amigos son una de las claves de la felicidad, y rodearse de gente positiva también. ¿A quién no le gusta pasar buenos momentos en buena compañía? Un estudio realizado por BMJ Group, afirma que rodearse de gente alegre se contagia, pues se acaba respirando el mismo aire entusiasta y positivo. Además, a todos nos gusta rodearnos de personas alegres y con buen sentido del humor.

6. Haz ejercicio físico

Afirmar que el ejercicio físico es beneficioso para nuestra salud no es nada nuevo. Pero además de los beneficios que puede tener la actividad física sobre nuestro organismo o nuestra estética corporal, también nos ayuda a estar más alegres.

El motivo de esto es que cuando realizamos ejercicio, liberamos neuroquímicos como la serotonina o las endorfinas, que nos ayudan a sentirnos más relajados y mejoran nuestro estado de ánimo y nuestra percepción de la vida.

7. Vive el presente

Estar en el aquí y el ahora, sin preocupaciones futuras y expectativas irreales nos hace más alegres. De hecho, son muchas las formas de terapia psicológica que buscan que los pacientes se centren en el aquí y el ahora y conecten consigo mismos, dejando atrás la ansiedad anticipatorio. La terapia cognitiva basada en Mindfulness es un ejemplo.

Pese a que parece simple, aprender a vivir en el presente no es fácil. En el artículo “Cómo vivir en el momento presente, en 7 claves psicológicas” te damos algunos consejos para que puedas lograrlo.

8. Escucha música

La música tiene un gran efecto sobre nuestras emociones y nuestra motivación y, en general, sobre nuestra mente y nuestro comportamiento. En este sentido, son muchos los estudios que han intentado averiguar más sobre el efecto que la música tiene en nosotros.

Por un lado, una investigación de Saarikallio y Erkkila en 2008, encontró que estudiar música puede hacernos más alegres al afectar a nuestro humor y estado ánimo. Asimismo, otra investigación, esta vez llevada a cabo por Lonsdale y North (2010) comprobó que la música nos ayuda a manejar y controlar los estados emocionales negativos.

9. Pasa más tiempo con tus seres queridos

La familia y los amigos traen felicidad a tu vida y te hacen más alegre. Según un estudio que fue publicado en el libro The Longevity Project, las personas cercanas, como la familia y los amigos, son fundamentales para vivir una vida larga y feliz.

10. Viaja

Viajar es enriquecedor, pero también te hace más alegre. Pero los estudios científicos afirman que no es el viaje en sí lo que nos hace más alegres, sino planearlo. Esto es lo que se deduce de los resultados de una investigación del Dr. Jeroen Nalwun, un profesor de la Universidad de Breda (Holanda). Según el investigador, “planear las vacaciones causa mayor grado de alegría y felicidad debido al efecto de anticipar los momentos buenos que nos esperan”.