Con la actual situación de la pandemia por coronavirus (COVID-19), son ya varios días los que llevamos confinados/as en casa (y muchos los que nos quedan). ¿Cómo aprovechar el tiempo durante el confinamiento?

En este artículo veremos algunas ideas clave sobre cómo tener un confinamiento productivo, que te ayudarán a combatir la sensación de aburrimiento, de ansiedad, fatiga o soledad que pueden aparecer, y que harán que aproveches los días al máximo (o casi).

¿Cómo tener un confinamiento productivo y aprovechar el tiempo en casa?

Lo primero a tener en cuenta y que te ayudará a cómo tener un confinamiento productivo es que debes hacer cosas que te aproximen a una situación de normalidad y rutina, aunque estés encerrado/a en casa.

No se trata, tampoco, de llenar los días de cosas y de “no parar”, sino más bien de estructurar tus días e incorporar elementos que te permitan aprovechar el tiempo y disfrutar, en la medida de lo posible, en el contexto de esta situación tan compleja que hemos de vivir.

Te dejamos aquí 10 ideas clave sobre cómo tener un confinamiento productivo:

1. Créate un espacio propio

La primera de las ideas claves consiste en crearse un espacio para trabajar, o para realizar las actividades que te hayas propuesto.

Esto es fundamental para mantener cierta sensación de rutina y para concentrarte mejor en el caso de que debas teletrabajar (trabajar online, desde casa). Lo ideal es que sea un espacio tranquilo, en alguna habitación, alejado de los ruidos y donde te sientas cómodo/a.

2. Vístete de calle

La segunda idea clave que te damos es la siguiente: ¡quítate el pijama! Si en tu caso no puedes salir ni a trabajar, e independientemente de que debas teletrabajar o no, lo ideal es que te duches y te vistas con ropa de trabajo o de calle.

Estar todo el día en pijama sólo hará que tengas la sensación de que las horas pasan más lentas, y de que el día no se acaba nunca. Además, vestirte con ropa de calle puede ayudar a activarte, tanto física como mentalmente, y te dará cierta sensación de rutina y normalidad.

3. Créate un horario

Recuerda, estamos hablando de cómo tener un confinamiento productivo en caso de que debas quedarte en casa confinado/a (con imposibilidad de salir a trabajar), independientemente de que debas teletrabajar o no.

Para ello es importante también crearse un horario de trabajo o de tareas pendientes, e incluso de actividades o hobbies que puedas y quieras realizar. El horario te permitirá estructurar el día, organizar mejor las horas aprovechándolas al máximo, y además reducirá la probabilidad de que te aburras o te angusties por estar todo el día encerrado/a en casa.

4. Márcate unos objetivos

Márcate pequeños objetivos que quieras conseguir durante estos días de confinamiento, ya sea objetivos de trabajo, de cosas pendientes que siempre has querido hacer y por las que nunca has tenido tiempo, de tareas del hogar (limpiar, ordenar, etc.), de tiempo de calidad para estar con la familia…

Pueden ser objetivos que te marques diariamente, por ejemplo, y escribirlos en una pequeña lista e irlos tachando a medida que los consigues. Esta lista te puede dar cierta sensación de autorrealización, además de que te ofrecerá pequeñas metas para ir consiguiendo, lo que aumentará tu motivación y te alejará de la rutina (se entiende, la rutina “negativa”).

5. Si teletrabajas, realiza descansos

Aunque estés en casa y no puedas salir, realizar descansos en el caso de que teletrabajes también te ayudará en la tarea de cómo tener un confinamiento productivo. Así que, cuando crees tu horario, introduce también espacios para realizar pequeñas pausas para descansar.

En las pausas puedes aprovechar para comer algo, para mirar el móvil, etc. Todas estas acciones están encaminadas a que obtengas la mayor sensación de rutina posible, semejante a la que tenías cuando podías salir a la calle. Así, son herramientas esenciales para estructurar tu día/jornada.

6. Practica ejercicio físico

Son muchas horas encerrado/a en casa, lo sabemos… así que debes intentar mantener tu cuerpo mínimamente activo. ¿Las razones? Primero, para que tu cuerpo no se atrofie (¡ni tu mente!), segundo, para aliviar tensiones y tercero para descentrar, al menos por un tiempo, tu atención del momento actual tan crítico que estamos viviendo.

Puedes hacer rutinas en casa con o sin material (en internet tienes una gran variedad de tutoriales para escoger, y para trabajar una zona u otra del cuerpo). Además, con el deporte se liberan endorfinas que pueden mejorar tu estado anímico, además de que tu energía aumenta.

7. Come saludable

Otra idea clave sobre cómo tener un confinamiento productivo, que te ayudará a tener buenos niveles de energía y a mantener unos hábitos saludables, es sencillamente comer bien, comer sano (y comer de forma estructurada, sin “picar” de más en momentos de aburrimiento).

Puedes aprovechar, ahora que tienes tiempo, para cocinar cosas sanas e incluso experimentar en la cocina. Tampoco hace falta que inviertas gran cantidad de tiempo en ello, además que hay muchas recetas fáciles y sencillas que no dejan de ser saludables (en internet encontrarás mil recetas).

Evitar los dulces en exceso y la comida ultraprocesada te ayudará a dormir mejor y a mantenerte más activo/a.

8. Realiza alguna actividad que te motive

Piénsalo, siempre quejándote de que no tienes tiempo para hacer lo que realmente te gusta… ¡y ahora lo tienes! Aprovecha para rescatar de la memoria esas cosas que te apetecía hacer (las que puedas hacer en casa), y hazlas.

Aquí encontrarás una lista con ejemplos de actividades que puedes hacer en casa y que te ayudarán a combatir la sensación de aburrimiento o desasosiego que pueden aparecer en algunos momentos del día:

  • Dibujar: experimenta con diferentes tipos de materiales, si los tienes.
  • Formarte: hay múltiples cursos, formaciones, conferencias… online (muchos de ellos gratuitos).
  • Hacer manualidades: muchas de ellas se pueden hacer incluso con material reciclado.
  • Leer: seguro que tienes una lista de libros pendientes que ahora podrás leer.
  • Ver series/películas: dispones de plataformas diversas como HBO, Netflix, Movistar+...
  • Cocinar: quizás sea la hora de experimentar en la cocina.
  • Carpintería: seguro que tienes algún “arreglo” pendiente que hacer en casa.
  • Ordenar/limpiar: te permitirá desconectar a la vez que aportas algo positivo en casa.
  • Mediar: es una buena estrategia para combatir la ansiedad, que te proporcionará calma.

9. Ten cuidado con la sobreinformación

Evita estar pendiente a todas horas de las noticias, de las redes sociales, etc., ya que existe muchísima desinformación en muchos aspectos, fake news, sobrecarga de información… Todo esto no te ayudará y aumentará tu sensación de nervios o ansiedad.

Si quieres mantenerte informado/a en relación al coronavirus y a la cuarentena, consulta las fuentes oficiales, como por ejemplo la WHO (World Health Organization).

10. Si tienes hijos, organiza sus horarios

Sabemos que convivir tantos días encerrados/as con niños/as pequeños/as (o adolescentes), no es tarea fácil, además que no es lo mismo vivir solo/a, que vivir con compañeros/as de piso, etc.

Si tienes hijos/as, créales también unos horarios y una rutina. Introduce pequeñas actividades en su día a día que puedan gustarles y evita que estén constantemente expuestos/conectados a la televisión y a internet (aunque puede haber momentos de todo… el día tiene muchas horas).

Referencias bibliográficas:

  • Steel, P. (2010). The Procrastination Equation: How to Stop Putting Things Off and Start Getting Stuff Done. Canada: Random House Canada.