Hipócrates (Cos, c. 460 a. C.-Tesalia c. 370 a. C.) es, posiblemente, el médico más famoso de la Antigua Grecia, y de hecho es considerado el padre de la Medicina.

Este investigador es quien ideó la teoría de los cuatro humores que más tarde influyó a muchas otras grandes figuras históricas como Galeno o incluso Alfred Adler.

En este artículo veremos una selección de las mejores frases de Hipócrates para comprender mejor el pensamiento de este investigador de la Grecia Clásica, y cuál era su visión de la vida y del cuerpo humano.

Las mejores frases de Hipócrates

Al repasar estas frases de Hipócrates es fácil entender la manera en la que la salud y la Medicina eran concebidas en los tiempos de la Antigua Grecia. Muchas de ellas solo tienen sentido desde la cultura de los helenos, mientras que otras podrían ser aplicables hoy en día.

1. La vida es breve, el arte es largo, la oportunidad fugaz, la experiencia engañosa y el juicio difícil

Un aforismo que abarca muchos de los temas que trataban los intelectuales griegos en la época de Pericles: la finitud de la vida, la capacidad del arte para hacernos trascender, y lo complicado de llegar al conocimiento verdadero.

2. Que la comida sea tu alimento y el alimento tu medicina

La manera más sencilla de estar sano es mantenerse en un estado saludable a través de unos buenos hábitos, como por ejemplo mediante una buena alimentación.

3. Declara el pasado, diagnostica el presente, pronostica el futuro. Practica estos actos.

Una visión proto-científica del pasado, el presente y el futuro.

4. Los jóvenes de hoy no parecen tener respeto alguno por el pasado ni esperanza ninguna para el porvenir.

Una de las frases de Hipócrates referidas a la situación social de su época, al menos por lo que respecta a los más jóvenes.

5. El alma humana se desarrolla hasta el momento de la muerte

Estas ideas son un precedente de la Psicología del Desarrollo.

6. Ni la sociedad, ni el hombre, ni ninguna otra cosa deben sobrepasar para ser buenos los límites establecidos por la naturaleza.

Una visión esencialista de la naturaleza, que la identifica con el concepto del “bien”.

7. Hay una circulación común, una respiración común. Todas las cosas están relacionadas.

Como médico, a Hipócrates le interesaba delimitar el funcionamiento normal del cuerpo humano.

8. La guerra es la mejor escuela del cirujano.

Una de las frases de Hipócrates sobre los contextos en los que se puede aprender como médico.

9. De hecho, hay dos cosas, ciencia y opinión. El primero engendra conocimiento, el último ignorancia.

Distinguiendo entre conocimiento válido y simples creencias.

10. No daré veneno a nadie aunque me lo pida, ni le sugeriré tal posibilidad.

Acerca de un tema muy actual: la eutanasia.

11. El silencio no sólo no está sediento, sino que nunca trae dolor o tristeza.

Una de las reflexiones más abstractas de Hipócrates, sobre la naturaleza del silencio.

12. Algunos pacientes, aunque conscientes de que su condición es peligrosa, recuperan su salud simplemente por su satisfacción con la bondad del médico.

Sobre el componente humano y emocional que muchas veces tiene aplicaciones terapéuticas.

13. La fuerza natural dentro de cada uno de nosotros es el mayor sanador de todos.

Hipócrates creía que el propio cuerpo tiene la tendencia de volver al equilibrio caracterizado como buen estado de salud.

14. Aquello que se usa, se desarrolla. Lo que no se usa se desperdicia.

Esta reflexión recuerda a las ideas de Lamarck que surgirían con fuerza en el ámbito científico dos milenios después de Hipócrates.

15. El paciente debe combatir la enfermedad junto con el médico.

Un trabajo conjunto en el que cada uno hace su parte.

16. Caminar es la mejor medicina de un hombre.

El moverse hace que los músculos se ejerzan y favorece el metabolismo, algo que tiene un impacto positivo en la salud.

17. El corazón y el diafragma son particularmente sensibles, sin embargo, no tienen nada que ver con las operaciones del entendimiento, porque el cerebro es la causa de todo esto.

Durante mucho tiempo, los habitantes de la Grecia de la hélade creían que la razón surgía del corazón, y no del cerebro; Hipócrates cuestionó esta idea.

18. Cualquiera que desee estudiar medicina debe dominar el arte del masaje.

Una de las facetas de la terapia médica, según Hipócrates.

19. El que desea ser cirujano debería ir a la guerra.

Una vez más, hablando sobre un contexto en el que de manera natural hay muchos pacientes a los que atender.

20. Cuando estés enfermo, mira primero tu columna vertebral.

Una sabia observación, dado que la columna es uno de los pilares fundamentales de la vida en los seres humanos.

21. Una respuesta insolente de una persona educada es una mala señal.

En este consejo, Hipócrates habla sobre las relaciones personales y sobre cómo navegar por ellas.

22. Cura a veces, trata con frecuencia, consuela siempre.

Una máxima profesional fácil de memorizar y sencilla a la hora de ser aplicada.

23. Muchos admiran, pocos saben.

Más allá de la sorpresa, se puede hacer algo para entender o conocer cómo es posible o cómo se hace aquello que admiramos.

24. Debemos volvernos a la naturaleza misma, a las observaciones del cuerpo en cuanto a salud y enfermedad, para aprender la verdad.

En la naturaleza, Hipócrates ve un modelo de lo que es perfecto, lo que debe ser.

25. Las enfermedades no nos llegan de la nada. Se desarrollan a partir de pequeños pecados diarios contra la Naturaleza. Cuando se hayan acumulado suficientes pecados, las enfermedades aparecerán de repente.

Una visión moralista acerca de la enfermedad.

26. Practica los actos que te acerquen al futuro

Hipócrates invita a saber lo que pasará analizando el presente y el pasado.

27. Si alguien desea una buena salud, primero debe preguntarse si está listo para eliminar las razones de su enfermedad. Solo entonces es posible ayudarlo.

De nada sirve curarse si se mantienen los hábitos que nos devuelven a la enfermedad.

28. Descansa tan pronto como haya dolor

El dolor es la primera señal de que algo no va bien en el cuerpo humano.

29. Los ancianos tienen menos enfermedades que los jóvenes, pero sus enfermedades nunca los abandonan.

Una paradoja sobre la salud y la edad.

30. Divina es la tarea de aliviar el dolor.

Hipócrates, como médico, centra una vez más la atención en la importancia de la sensación del dolor.

31. Los hombres deberían saber que del cerebro y solo del cerebro, surgen nuestros placeres, alegrías, risas y bromas, así como nuestras tristezas, dolores, tristezas y lágrimas… Es lo mismo que nos vuelve locos o delirantes, nos inspira temor y miedo, ya sea de noche o de día, nos trae insomnio, errores inoportunos, ansiedades sin sentido, distracciones y actos que son contrarios a la costumbre…

Una vez más, señalando la idea revolucionaria de que el cerebro está muy implicado en las tareas psicológicas, más que el corazón.

32. Donde hay amor por la medicina, hay amor por la humanidad

Un rasgo que distingue las sociedades avanzadas.

33. La mejor medicina de todas es enseñarle a la gente cómo no necesitarla

Prevención, la gran virtud que podemos aprender.

34. El alma es la misma en todas las criaturas vivientes, aunque el cuerpo de cada uno es diferente

Su concepción animista del ser humano.

35. El tiempo es aquello en lo que hay oportunidad, y la oportunidad es aquello en lo que no hay un gran momento

Frase filosófica del gran Hipócrates.

36. El camino a la salud es tomar un baño aromático y un masaje perfumado todos los días

Una forma de decir que el bienestar nos da salud y prosperidad.

37. Si no eres tu propio médico, eres un tonto

No conocer nuestro propio cuerpo es el primer paso hacia la mala salud.

38. El deporte es preservador de la salud

Practicar ejercicio físico es una gran idea si queremos mejorar la salud.

39. El médico trata, pero la naturaleza sana

Gran aforismo de Hipócrates.

40. El hombre sabio debería considerar que la salud es la mayor bendición humana

Desde luego, sin salud no hay bienestar ni objetivos.

41. Tonto el médico que desprecia el conocimiento adquirido por los antiguos

Todo el bagaje científico debe ser valorado y tomado en consideración.

42. El médico debe tener a su disposición un cierto ingenio, ya que la enfermedad es repulsiva tanto para los sanos como para los enfermos

No basta solo con seguir un manual.

43. Haz un hábito de dos cosas: ayudar; o al menos no hacer daño

Vive y deja vivir.

44. Es mejor no aplicar ningún tratamiento en casos de cáncer oculto; porque si se trata (mediante cirugía), los pacientes mueren rápidamente; pero si no son tratados, se mantienen durante mucho tiempo

En su época, intervenir quirúrgicamente podía desencadenar infecciones y problemas todavía peores.

45. Es mucho más importante saber qué persona tiene la enfermedad que qué enfermedad tiene la persona

Cada organismo es único, y nos puede dar muchas pistas sobre por qué ha anidado ahí una patología en concreto.

46. Estudia bien la columna vertebral, ya que muchas enfermedades están relacionadas con la columna vertebral

No se equivocaba.

47. La oración, de hecho, es buena, pero al invocar a los dioses, un hombre debería echar una mano

Para reflexionar.

48. La ciencia es la madre del conocimiento, pero la opinión engendra ignorancia

Las opiniones suelen estar plagadas de prejuicios, clichés e ignorancia supina.

49. Las cosas que son santas se revelan sólo a los hombres que son santos…

Otra persona no podría valorarlo.

50. La curación es cuestión de tiempo, pero a veces también es una cuestión de oportunidad

Sobre cómo intervenir sobre una patología.

51. La ociosidad y la falta de ocupación tienden a ser arrastradas hacia el mal

No tener ni oficio ni beneficio no suele ser algo bueno para nadie.

52. La fiebre de la enfermedad la provoca el cuerpo propio. La del amor, el cuerpo del otro

Buena reflexión sobre la pasión romántica.

53. Todo en exceso se opone a la naturaleza

El veneno está en la dosis.

54. La función de proteger y desarrollar la salud debe ser incluso superior a la de restaurarla cuando está deteriorada

La prevención por encima de la intervención.

55. Debemos volvernos a la naturaleza misma, a las observaciones del cuerpo en cuanto a salud y enfermedad, para aprender la verdad

El cuerpo humano esconde muchas verdades sobre la vida y el bienestar.

56. La medicina es de todas las Artes la más noble; pero, debido a la ignorancia de quienes la practican, y de aquellos que, inconsideradamente, forman un juicio sobre ella, en la actualidad está detrás de todas las artes

Su consideración sobre la ciencia de la medicina.

57. La principal virtud que puede tener el lenguaje es la claridad, y nada le resta tanto como el uso de palabras desconocidas

Apostaba por la practicidad en el lenguaje.

58. La naturaleza obra sin maestros

Hipócrates conocía el orden perfecto de la naturaleza.

59. Los hombres piensan que la epilepsia es divina, simplemente porque no la entienden. Algún día comprenderemos qué la causa y luego dejaremos de llamarla divina. Y así es con todo en el universo

No pudo estar más acertado con esta reflexión.

60. Las enfermedades no nos llegan de la nada. Se desarrollan a partir de pequeños pecados diarios contra la Naturaleza. Cuando se hayan acumulado suficientes pecados, las enfermedades aparecerán de repente

Los malos hábitos van creando el sedimento perfecto para las enfermedades.

61. La vida es tan corta, y el arte es tan largo de aprender

Ciertamente, hay disciplinas que ni una vida entera pueden abarcar.

62. Las formas de las enfermedades son muchas y la curación de ellas es múltiple

No hay una fórmula perfecta para cada patología.

63. Saber realmente es ciencia; simplemente creer que sabes, es ignorancia

La experiencia personal no es ciencia.

64. Lo que los medicamentos no sanan lo cura el hierro; lo que no cura el hierro, el fuego lo cura; lo que no sana el fuego debe considerarse incurable

Una máxima con un cariz metafórico.

65. El vino es un artículo apropiado para la humanidad, tanto para el cuerpo sano como para el hombre enfermo

Todo tiene su aplicación, siempre que sea con moderación.

66. Los jóvenes de hoy no parecen tener respeto alguno por el pasado ni esperanza ninguna para lo porvenir

Describiendo la mentalidad de los jóvenes.

67. Y administra mejor el remedio el que haya previsto lo que sucederá a partir del estado actual del cuerpo

Un buen médico debe tener este tacto.

68. Los médicos son muchos en el título, pero muy pocos en realidad

Quienes realmente tienen vocación son un pequeño porcentaje del total.

69. ¿Quién podría haber predicho, desde la estructura del cerebro, que el vino podría alterar sus funciones?

El alcohol, ciertamente, cambia el equilibrio neuroquímico de nuestro cerebro.

70. Los opuestos son curas para los opuestos

Normalmente, el antídoto suele formar parte del veneno.