Thomas Hobbes (1588 - 1679) fue un destacado filósofo inglés que influyó notablemente en la filosofía política de la época moderna. Autor de Leviatán (1651), en sus obras exploraba los niveles éticos que regían las sociedades de libre mercado.

Teórico del liberalismo, Hobbes dejó un legado extenso en disciplinas tan dispares como la ciencia política, la historia, la ética, la física y la geometría.

Frases de Thomas Hobbes, el filósofo inglés

En sus textos nos habló de la importancia del Estado liberal y los límites de la democracia representativa.

En el artículo de hoy haremos un repaso exhaustivo con las mejores frases de Thomas Hobbes, para que sea más accesible su pensamiento filosófico y político.

1. Al deseo, acompañado de la idea de satisfacerse, se le denomina esperanza; despojado de tal idea, desesperación.

Reflexión sobre las expectativas vitales.

2. La risa no es más que la gloria que nace de nuestra superioridad.

Una pequeña muestra de superioridad moral e intelectual.

3. La ley primera y fundamental de la naturaleza es buscar la paz.

Sin esa armonía no hay más que se puede construir.

4. La elocuencia es poder, porque tiene aspecto de prudencia.

Hablar bien significa sopesar el tono y el contenido de lo que se va a decir.

5. El miedo y yo nacimos gemelos.

Con características similares.

6. Cuando los hombres construyen sobre falsos cimientos, cuanto más construyan, mayor será la ruina.

Las fundamentos de las grandes empresas, cuanto más sólidos, mejor.

7. El hombre es un lobo para el hombre.

Homo homini lupus, tal vez la frase de Thomas Hobbes más célebre.

8. La vida es un perpetuo movimiento que, si no puede progresar en línea recta, se desenvuelve circularmente.

En continuo proceso dinámico.

9. Esa norma privada para definir el bien no sólo es doctrina vana, sino que también resulta perniciosa para el Estado público.

Una reflexión de corte ético.

10. La ociosidad es la madre de la filosofía.

Una vez no tenemos nada que hacer podemos reflexionar sobre todo y nada.

11. La base de todas las sociedades grandes y duraderas ha consistido, no en la mutua voluntad que los hombres se tenían, sino en el recíproco temor.

El respeto a la autoridad es, históricamente, el pegamento con el que las sociedades pueden subsistir.

12. ¿Después de tamaña barbaridad qué se puede decir?

Una respuesta irónica a uno de sus contertulios.

13. Las ideas estimulan la mente.

La creatividad nace de ahí.

14. Los favores obligan, y la obligación es una esclavitud.

Cuando recibas un favor de alguien, desconfía.

15. Cuando dos hombres desean la misma cosa que no pueden gozar juntos se convierten en enemigos.

Así funciona la competencia.

16. El Mesías fue las dos cosas, mucho cabrío sacrificado y mucho cabrío de escape.

Sobre Jesucristo y su vida.

17. La guerra no consiste sólo en la batalla sino en la voluntad de contender.

Lo que hay detrás de los conflictos armados.

18. Julio César y otros emperadores que vinieron después de él obtuvieron ese mismo testimonio, es decir, fueron canonizados como santos.

De la alta política a la veneración religiosa.

19. Hay muy pocos que sean tan necios que no prefieren gobernarse a sí mismos antes que ser gobernados por otros.

Tener criterio propio siempre es preferible.

20. La desigualdad que ahora existe ha sido introducida por las leyes civiles.

En opinión de varias frases de Thomas Hobbes, la ley es la génesis de la desigualdad.

21. A una justicia igualitaria corresponde también una igualitaria aplicación de impuestos…

Los ricos no pueden pagar menos, o el contrato social queda socavado.

22. No buscamos la sociedad por amor a ella misma, sino por los honores o los beneficios que puede reportarnos.

La sociedad nos ayuda a lograr nuestros anhelos.

23. Una democracia no es en realidad más que una aristocracia de oradores, interrumpida a veces por la monarquía temporal de un orador.

La voz del pueblo pocas veces queda representada.

24. Las nociones de rectitud e ilicitud, justicia e injusticia, no tienen lugar en la guerra.

Son variables éticas que no se aplican a los conflictos bélicos.

25. En la naturaleza del hombre encontramos tres causas principales de querella: la competencia, la desconfianza y la gloria.

Para reflexionar.

26. A veces un hombre desea conocer el resultado de una acción, y entonces piensa en una acción parecida y en los resultados sucesivos a que ésta dio lugar, en la suposición de que acciones semejantes se seguirán de resultados semejantes.

Una de esas frases de Thomas Hobbes en que discurre sobre las motivaciones humanas.

27. Un hombre libre es aquel que, teniendo fuerza y talento para hacer una cosa, no encuentra trabas a su voluntad.

Se enfoca directamente hacia el objetivo.

28. Los paganos también tenían sus saturnalias, y nosotros tenemos carnavales.

Una forma de redención colectiva.

29. Los que aprueban una opinión, la llaman opinión; pero los que la desaprueban la llaman herejía.

Todo depende del punto de vista, según Hobbes.

30. Más aquel a quien, bajo promesa de obediencia la vida y la libertad será entonces conquistado y se convertirá en súbdito.

Por ejemplo, con el yugo religioso o ideológico.

31. La sumisión de los súbditos a su soberano se entiende debe durar tanto y no más, cuando a éste le dura el poder para protegerlos.

Un único requisito para ser súbdito.

32. Los impostores no necesitan estudiar mucho las causas naturales, sino que les basta con servirse de la común ignorancia, estupidez y superstición de la humanidad.

El modus operandi de los que no van de cara.

33. De la igualdad de habilidades surge la igualdad de esperanzas en el logro de nuestros fines.

Una máxima moral que es premisa de la meritocracia.

34. Estoy a punto de emprender mi último viaje; voy a dar el gran salto en la oscuridad.

Sobre la muerte.

35. Cristo no ha dejado a sus ministros de este mundo, a menos que estén también dotados de autoridad civil, ninguna autoridad para mandar a otros hombres.

La autoridad es difícilmente comprensible.

36. Los ocios del descanso son los padres de la Filosofía.

Otra frase de Hobbes en referencia a la importancia del ocio en el desarrollo de nuestro pensamiento.

37. Al miedo de un poder invisible, fingido por la mente o imaginado a partir de historias que han sido aceptadas por el público, lo llamamos religión; si no han sido aceptadas, superstición.

Reflexión pertinente acerca de las creencias.

38. ¿Cómo podrá un hombre que no ha tenido una revelación sobrenatural asegurarse de que el que declara esa ley lo ha hecho por revelación? Y, ¿cómo podrá estar obligado a obedecer esas leyes?

Pensamiento acerca de la génesis de las leyes.

39. Cuando un hombre, por causa de su aspereza natural, pretende retener lo que, siendo superfluo para él, es necesario para los demás, y, debido a la terquedad de sus pasiones, no puede corregirse, habrá de ser expulsado de la sociedad por constituir un peligro para ella.

Merece prisión, según Hobbes.

40. Cuando un hombre razona, no hace otra cosa que concebir una suma total, por adición de partes, o concebir un resto por sustracción.

Sobre nuestra forma de pensar.

41. De ello se sigue que de las afirmaciones absurdas y falsas - caso de que fueran universales- no puede haber entendimiento, aunque muchos piensen que las entienden, cuando en realidad se limitan a repetir palabras en voz baja o a aprendérselas de memoria.

Un razonamiento lógico sobre la comprensión humana.

42. De entre las enfermedades de un Estado, consideraré por tanto, en primer lugar, aquellas que surgen de una institución imperfecta y que se asemejan a las enfermedades de un cuerpo natural que proceden de una procreación defectuosa.

Buscando metáforas entre la salud de un Estado y la salud física.

43. De manera que una persona es lo mismo que un actor, tanto en el escenario como en la conversación ordinaria.

Todos actuamos de la forma que más nos conviene.

44. El temor de las cosas invisibles es la semilla natural de lo que cada uno llama para sí mismo religión.

Una curiosa concepción sobre las religiones.

45. El Papado no es más que el fantasma del ya fallecido Imperio romano.

Una valoración negativa sobre el Vaticano.

46. El poder del Papa, aunque se tratara de San Pedro, ni es una monarquía, ni tiene nada de árquico ni de crático, sino sólo de didáctico.

Otra frase sobre la influencia del Papa.

47. El presente existe sólo en la naturaleza; las cosas pasadas tienen su ser sólo en la memoria; pero las cosas que están por venir no tienen existencia alguna, ya que el futuro no es otra cosa que una ficción que la mente fábrica atribuyendo a las acciones presentes las consecuencias que se siguieron de acciones pasadas.

Descripción ontológica.

48. Esos hombres que basan sus conocimientos en la autoridad de los libros, y no en su propia meditación, sean de condición más baja que los simples ignorantes.

De nada sirven los conocimientos sin experiencia real.

49. Es manifiesto, por tanto, que los hombres no saben, sino que únicamente creen que la Escritura es la palabra de Dios.

Una crítica a la fe religiosa.

50. Es un deber del soberano hacer que el pueblo sea instruido como corresponde; y no sólo es su deber, sino también su beneficio y el modo de asegurarse contra el peligro que pueda cernirse sobre su persona natural, proveniente de una rebelión.

La educación como pilar fundamental de la reproducción de las estructuras estatales.

51. La aparición de la propiedad es un efecto de la institución del Estado.

Como tal, el Estado tiene la misión de salvaguardar este derecho.

52. La buena apariencia es poder, porque, siendo una promesa de bien, procura a los hombres el favor de las mujeres y de los extraños.

Reflexión sobre la buena imagen.

53. La canonización de santos es otra religión del gentilismo.

Uno de esos rituales cristianos algo casposos.

54. La parte más tenebrosa del Reino de Satán es la que está fuera de la Iglesias de Dios, es decir, entre los no creen en Jesucristo.

Para reflexionar sobre la fe.

55. Las ciencias traen consigo poco poder, porque no son muy visibles y no pueden reconocerse en ningún hombre.

Reflexión interesante sobre el peso social de las ciencias.

56. La competencia por alcanzar riquezas, honores, mando o cualquier otro poder lleva al antagonismo, a la enemistad y a la guerra. Porque el modo como un competidor consigue sus deseos es matando, sometiendo, suplantando o rechazando a quien compite con él.

El liberalismo lleva consigo una serie de vicios.

57. Lo cierto es que la alabanza a los escritores antiguos no procede de un respeto a los muertos, sino de la competencia y la envidia mutua que tiene lugar entre los vivos.

No es posible felicitar en vida, fruto de la absurda competencia entre escritores.

58. Lo que otorga a las acciones humanas un sabor de justicia es esa nobleza o galantería de ánimo, que se da muy raras veces, que hace que un hombre desprecie las ventajas que podría obtener en su vida como resultado del fraude o del quebrantamiento de una promesa.

La ética como cúlmen de la alegría moral.

59. Los eclesiásticos impiden a los jóvenes que hagan uso de su razón.

No dejan fluir su capacidad crítica.

60. Los Estados cristianos castigan a quienes se rebelan contra la religión cristiana; y todos los Estados castigan a quienes tratan de establecer una religión que está prohibida por ellos.

Sobre la voluntad doctrinal de todos los Estados.

61. Los griegos sólo tienen una y la misma palabra, logos, para significar lenguaje y razón.

Por algo será que se habla con la misma voz.

62. Los individuos influyentes tienen siempre dificultad en digerir doctrinas que establecen un poder capaz de poner coto a sus caprichos.

Siempre ambicionan más y más.

63. Los que tienen a su cargo el gobierno cuiden de no aprobar indirectamente lo que directamente prohíben.

Hecha la ley, hecha la trampa.

64. Los hombres no encuentran placer, sino un gran sufrimiento, al convivir con otros allí donde no hay un poder capaz de atemorizarlos a todos.

Según Hobbes, el hombre necesita normas claras para vivir en paz.

65. Mas no es el autor, sino la autoridad de la Iglesia, lo que hace de un libro un texto canónico.

La autoridad emana del poder, no de la visión única y mística del autor.

66. Muéstrate conciliador con tu adversario mientras compartas el camino con él, no sea que te entregue al juez, y el juez al alguacil, y seas puesto en prisión.

Una gran enseñanza para no quedarnos atrapados absurdamente.

67. Ningún hombre puede saber infaliblemente, por razón natural, si otro ha tenido una revelación sobrenatural de la voluntad de Dios; tendrá sólo una creencia.

Reflexión acerca de la vida mística.

68. Ninguna injusticia puede convertirse en norma de juicio por la que se guíen los jueces posteriores.

La jurisprudencia debe acotarse a casos manifiestamente justos.

69. No hay hombre que pueda tener un pensamiento o representación de algo que no esté sujeto al orden de lo sensorial.

Solo la percepción nos da instrumentos para nuestra imaginación.

70. Originalmente, tirano significaba simplemente monarca.

Por alguna razón el significado fue mutando.