Cuando nos acordamos de las personas que pasan por nuestra vida y que nos marcan es porque suelen poseer una serie de virtudes que nos agradan y que hacen que conectemos con ellas.

La simpatía, la amabilidad o el altruismo son algunas de las mejores características que una persona puede tener.

Los peores defectos de las personas

Sin embargo, no todo el mundo posee esas cualidades positivas, sino que hay gente que su presencia no es para nada agradable. 

¿Qué es lo que nos desagrada de ellos? ¿Cuáles son los defectos que puede poseer un individuo? A continuación te presentamos una lista de defectos que pueden poseer las personas.

1. Autoritarismo

El autoritarismo son una serie de características de una persona que incluyen conductas antidemocráticos e intolerantes. Al tratar con este tipo de personas no importa si tienes o no la razón, tu opinión no tiene ningún valor porque lo único que quieren es que se les obedezca a toda costa.

Por otro lado, las personas autoritarias se caracterizan por creer que saben mejor que los demás lo que los demás necesitan, tal y como lo haría un gobernante déspota. Al ser la única autoridad capaz de decidir lo que está bien y lo que no, la posibilidad de diálogo queda excluida y simplemente hay una transmisión de órdenes dirigida hacia los otros.

2. Avaricia y la codicia

La avaricia y la codicia son rasgos muy negativos para la persona, porque ésta nunca está contenta con lo que tiene y siempre quiere más. A los avariciosos solo les importan las cosas materiales (principalmente, el dinero) y les da igual cómo se consiguen. Siempre quieren más y más.

Además, el hecho de que alguien sea varicioso no solo crea situaciones de injusticia, sino que, si se extiende esta mentalidad, la posibilidad de colaborar y de cooperar para llegar a un objetivo común desaparece y solo reina el indivfidualismo.

3. Envidia

La envidia es una característica de la persona que no es sana ni para la persona que es víctima ni para el envidioso. Detrás de la envidia siempre hay una autoestima baja, la frustración y el dolor. 

La envidia, por tro lado, desincentiva que las personas que pueden destacar en algo lo hagan, ya que temen las consecuencias que esto puede tener a causa de las repercusiones sociales que estos éxitos tendrían.

4. Agresividad

La agresividad es una conducta que hoy en día no está muy bien vista, especialmente cuando pretendemos vivir en una sociedad civilizada. El agresivo ve a todo el mundo como una amenaza y a la mínima de cambio monta en cólera.

5. Crueldad

Hacer daño a alguien de manera intencionada es lo que se conoce como ser cruel. Este tipo de personas no tienen la empatía desarrollada y no muestran remordimiento por sus acciones. Sin duda, un defecto de los más destacados.

6. Venganza y el rencor

El rencor y la venganza no son lo mismo pero están relacionados. Mientras el rencor es un tipo de daño moral, por el que nos sentimos ofendidos, la venganza es la acción que va asociada a este rencor y por la cual nos comportamos de manera hostil y queremos que la otra persona sufra las consecuencias de habernos hecho daño.

7. Arrogancia

La arrogancia es una cualidad negativa de una persona porque se valora por encima de los demás y puede llegar a desprestigiar a otros individuos y tratarlos como si fuesen inferiores.

8. Egoísmo

El egoísmo se caracteriza porque la persona es poco propensa a compartir y solo actúa si puede sacar beneficio propio. Son personas insaciables y siempre quieren más. No se detienen hasta conseguir lo que quieren y se sienten muy ofendidas y rencorosas cuando no consiguen lo que pretenden obtener de los demás.

9. Egolatría

La egolatría es la admiración excesiva hacia uno mismo, y es un rasgo asociado a ciertas carencias afectivas y emocionales. Difícilmente garantizan relaciones interpersonales sanas. 

Si quieres saber más sobre cómo es una persona ególatra, puedes leer nuestro artículo: “Egolatría: 12 rasgos y actitudes de las personas ególatras

10. Orgullo

El orgullo puede ser positivo en algunas situaciones como forma de protección, sin embargo, en la mayoría en los casos es un obstáculo para el bienestar y las relaciones interpersonales, pues entorpece la comunicación natural y la expresión de los sentimientos. Asimismo, hace que la persona no reconozca sus errores y puede ponerse a la defensiva con los demás.

11. Perfeccionismo

El perfeccionismo también puede asociarse a algo positivo, porque la persona puede hacer un trabajo impecable. Sin embargo, este rasgo de la personalidad convierte al individuo en sumamente infeliz, pues nunca está contento con lo que hace.

12. Irritabilidad

La irritabilidad se caracteriza porque la persona es propensa a sentir ira y una reacción agresiva ante un estímulo que considera que le molesta. Las personas fácilmente irritables siempre están molestas.

13. Intolerancia

La poca tolerancia hacia los demás y hacia las diferencias convierten esta característica en uno de los mayores defectos del ser humano. Estos individuos son intransigentes y están llenos de prejuicios.

14. Fanatismo

El fanatismo es un comportamiento irracional y excesivo hacia una idea u objeto. Limita mucho la capacidad de la persona de pensar por sí mismo y pierde la libertad. Para el fanático, sus ideas son incuestionables.

15. Pereza

La pereza es uno de los pecados capitales del ser humano, y se caracteriza porque la persona muestra una actitud de falta de ganas y de hacer cosas. Suele llamarse flojera.

16. Falta de criterio propio

Algunas personas basan sus opiniones y gustos en la moda o en lo que creen que los demás van a valorar positivamente. 

17. Racismo

El racismo es uno de los mayores prejuicios del ser humano. Es negativo porque la persona no piensa racionalmente y además fomenta el odio. Es una de las causas de muchas agresiones o guerras.

18. Sexismo

El sexismo es un un prejuicio por cuestión de sexo. El machismo es una de las formas de sexismo más conocidas y frecuentes, pero existen diferentes tipos de sexismo. 

19. Mentira

La mentira es otro de los defectos del ser humano, que no siempre va dirigida hacia otras personas, sino que los individuos pueden autoengañarse. El autoengaño puede ser muy dañino y es una forma de evitar ver la realidad.

20. Neuroticismo

El neuroticismo es la inestabilidad emocional, que causa muchos problemas para la persona. El equilibrio emocional es necesario no solo para el desarrollo personal de uno mismo, sino también para relacionarse con los demás.

21. Pesimismo

La forma de pensar que tenemos afecta en mayor o menor medida a cómo nos comportamos. Pensar siempre en negativo tiene consecuencias nocivas para la persona, por eso siempre es mejor ser positivo y optimista.

22. Apatía

Cuando una persona muestra apatía significa que no muestra interés ni motivación. Esto es negativo para la persona porque no le permite estar en movimiento, sino que se paraliza y le impide seguir hacia adelante.

23. Negación

Negar la realidad también es incapacitante y es una muestra de debilidad mental. Las personas que no afrontan los problemas suelen sufrir las consecuencias de sus actos al cabo de un tiempo.

24. Intransigencia

La intransigencia hace que la persona no acepte las ideas, pensamientos y comportamiento de otras personas, y es la incapacidad de ceder frente a otros, a pesar de no tener razón.

25. Mal humor

Nadie quiere rodearse de personas que siempre están de mal humor, porque al final amargan la vida de otras personas. El sentido del humor es uno de los rasgos más atractivos que puede tener un individuo.

26. Superficialidad

Las personas superficiales son aquellas que basan su vida en la apariencia y en valorar aspectos superficiales de la otra personas (por ejemplo, su dinero o su estatus social). Son personas que no suelen mirar hacia el interior ni son emocionalmente inteligentes, por lo que se convierten en individuos emocionalmente vulnerables e infelices.

27. Consumismo

El individuo consumista es víctima de la sociedad de consumo. Se caracterizan por preocuparse excesivamente por la compra de objetos materiales. Asimismo, estos individuos también suelen ser superficiales y egoístas.

28. Corrupción

La corrupción está muy al día en el entorno político, porque éstos abusan de su posición para obtener beneficio económico gracias a los sobornos y por meter la mano en el dinero público. Sin embargo, cualquier persona puede ser corrupta, no es solo exclusivo de un los individuos que ostentan cargos políticos.

29. Celosía

La celosía está muy relacionada con la baja autoestima, y causa muchos problemas en las relaciones interpersonales. Aunque generalmente se asocia a las relaciones de pareja, también se pueden dar en otro tipo de relaciones. 

30. Dependencia emocional

La dependencia emocional es otra de esos fenómenos que son consecuencia de la baja autoestima y la falta de habilidades sociales. La persona emocionalmente independiente no son felices y son incapaces de salir de las relaciones tóxicas.

31. Codependencia emocional

La codependencia emocional no es lo mismo que la dependencia emocional. A diferencia de este último término, la codependencia emocional no se refiere que la persona depende emocionalmente de la persona, sino que hace referencia a la adicción a la dependencia de su pareja y, por tanto, a la necesidad de ayudarle y preocuparse por su bienestar.

32. La crítica destructiva

Las críticas constructivas pueden ser beneficiosas si la persona que recibe la crítica aprende de lo que ello. Sin embargo, hay individuos que critican de manera destructiva, solamente para hacer daño.

33. La homofobia

La homofobia es un prejuicio que se manifiesta como odio o antipatía hacia las personas homosexuales. Para ellos, la sexualidad va en contra de la naturaleza.

34. Manipulación

La manipulación es muy dañina y crea mucho sufrimiento a la persona que es víctima. De esta manera, el manipulador influye en la manera de pensar y en el libre albedrío de su víctima. En la pareja, es frecuente el chantaje emocional, una forma de manipulación.

35. Ser maquiavélico

Las personas maquiavélicas hacen lo que sea para conseguir lo que desean. La frase "la finalidad justifica los medios" ejemplifica perfectamente lo que es un individuo maquiavélico.