Friedrich Albert Lange fue un filósofo alemán conocido sobre su haber tratado de recopilar toda la historia del materialismo hasta su tiempo y, además, de haber propuesto reformas en el sistema educativo alemán.

No únicamente su vida transcurrió entre las aulas de los Gymnasium y universidades alemanas, sino también se dedicó a la lucha política trabajando en periódicos de opinión críticos con cómo se estaba dando la unificación alemana.

A continuación veremos una biografía de Friedrich Albert Lange, además de entrar con más detalle sobre su pensamiento acerca de cómo se debía dar el proceso educativo.

Biografía de Friedrich Albert Lange

Friedrich Albert Lange nació el 28 de septiembre de 1828 en Wald, actual Alemania. Era hijo de un teólogo protestante y escritor dogmático Johann Peter Lange. De niño se traslada con su familia a Langenberg, en 1832, y luego a Duisburgo. Luego, en 1841 se iría a Zúrich, en donde su padre coparía el puesto de profesor de teología que había dejado vacante David Friedrich Strauss. Lange estudiaría en Zúrich filología y teología, especialmente las doctrinas de Hegel y Herbart, además de interesarse por Kant estando en esta ciudad.

En 1898 se traslada a Bonn para estudiar en su universidad, en la cual cursaría estudios más elevados sobre filosofía, literatura alemana, geometría analítica y cálculo. Posteriormente, en el año 1851 obtendría el doctorado con su trabaja acerca de las cuestiones métricas.

Tras haber realizado el servicio militar en Colonia pasó a ejercer como profesor en un instituto de esa misma ciudad y, a partir del año 1955, entró a formar parte del profesorado de la Universidad de Bonn ejerciendo como “privatdozent”. En el año 1857 empieza a ofrecer lecciones sobre el materialismo, sin embargo, al no poder mejorar su posición como profesor en Bonn y tener poco éxito sus conferencias sobre pedagogía, decide volverse a Duisburgo y trabajar en su Gymnasium (liceo alemán).

En Duisburgo daría clases de griego, latín, alemán y filosofía entre los años 1858 y 1862, y sería en este periodo en el que escribiría varios artículos pedagógicos para la Enzyklopädie des gesammten Erziehungs und Unterrichtswesens de Karl Schmid.

Pero la vida de Friedrich Albert Lange no es meramente académica. También desarrolló un importante activismo político, implicándose en las nuevas cooperativas de consumidores y en partidarios de la unificación de Alemania.

Se dedicó a trabajar durante varios meses como coeditor en el periódico liberal “Rhein und Ruhrzeitung”, el cual era crítico de Otto von Bismarck. En 1866 se une a la Asociación Internacional de Trabajadores, que sería conocida, con el paso del tiempo, como la Primera Internacional. Un año más tarde publicaría la primera edición de su “Historia del materialismo”.

En 1869 se incorporó a la universidad de Zúrich, en donde consiguió plaza como profesor. No obstante, más tarde se trasladaría a Marburgo para ejercer esta misma profesión. Estando en esa ciudad, en 1872, ya empezaba a mostrar signos de enfermedad, un cáncer que sería el responsable de su fallecimiento el 21 de noviembre de 1875.

Cabe destacar que pese a sus últimos años estando enfermo esto no le impidió para trabajar en su obra, tratando de finalizar en la segunda edición de “Historia del materialismo”, la cual se publicaría en dos tomos publicados en 1873 y 1875.

La pedagogía de Friedrich Albert Lange

Lange siempre estuvo muy interesado en las cuestiones teóricas sobre cuál debía ser el propósito de la educación, y cuál era el mejor método para realizarla. De hecho, incluso antes de empezar a ser profesor en un Gymnasium de Colonia ya se estaba planteando cuál debía ser el método para reformar el sistema alemán educativo de su tiempo.

Estaba especialmente preocupado por la importancia que se estaban dando a los clásicos, demasiada, a su parecer, mientras se obviaba el estudio de las ciencias naturales, que estaban volviéndose cada vez más importantes.

Pese a su interés en esta cuestión, e incluso haber contribuido en la redacción de artículos sobre pedagogía en la Encyklopädie des gesammten Erziehungs- und Unterrichtswesens de Karl Schmid, Lange no parece haber tenido un gran impacto en sus contemporáneos o en la historia de la pedagogía, pese a que su visión de la misma resulta ser algo realmente interesante. Cuando empezó a trabajar como “privatdozent” en la Universidad de Bonn, intentó dar conferencias sobre pedagogía, pero lamentablemente no logró generar gran interés en sus estudiantes.

Sin embargo, hay quienes consideran que esta falta de interés inicial por parte de la pedagogía de Lange fue algo temporal, dado que son muchos los grandes pensadores alemanes contemporáneos a este filósofo que aseguran haberse sentido influidos por su obra. Entre los más destacables encontramos Max Weber, Friedrich Paulsen, Paul Natorp y Hans Vaihinger.

Friedrich Albert Lange afirmaba que el propósito de la educación debía ser el de conseguir que el alumnado se convirtiera en personas racionales y culturalizadas una vez llegaran a la edad adulta. Para ello, era necesario hacer una mirada retrospectiva a la historia tanto de la educación como de la pedagogía, y así se podrían obtener las claves para alcanzar semejante propósito. Con la historia de la educación se lograría entender la forma en la que las condiciones sociales, políticas y culturales interactúan de forma que generan unos tipos concretos de entornos educativos.

Para conseguir ciudadanos libres y que actúen con gran liderazgo es necesario que los propios profesores se sientan activamente implicados en su comunidad. Es decir, los profesores no deben encontrarse aislados de la situación política que están viviendo o por el contexto sociocultural que se está dando en su pueblo o región. Solo aquellos profesores políticamente implicados serán capaces de fomentar en sus estudiantes el amor a la libertad y aprecio a la madre patria.

Librepensamiento en la escuela

Friedrich Albert Lange consideraba que un aspecto crucial en una sociedad que permitiera el librepensamiento era que toda entidad social debería tener el derecho a decidir sobre qué se quiere enseñar en la escuela. Sin embargo esto no quiere decir que se deba permitir cualquier tipo de ideología. Lange consideraba que el estado debía restringir la aparición de según qué escuela en caso de que lo que se enseñe suponga una verdadera amenaza para la legitimidad del estado o que promueva actividades criminales.

Si bien Lange consideraba que los valores cristianos eran una parte esencial de la educación, también consideraba que no debía haber una instrucción religiosa predeterminada y única para el conjunto de las escuelas alemanas. Consideraba que cada escuela, y en la misma línea con respecto al librepensamiento y las temáticas a enseñar en clase, la religión debía ser escogida por aquellas entidades que estuvieran detrás de la obertura de la escuela.

Lange consideraba que los valores cristianos eran una parte esencial de la educación, aunque más tarde daría mayor importancia a la idea de que la filosofía adquiría un papel importante en la consecución de un proceso educativo eficaz. Además, acabó considerando que la religión cristiana no debía ser impuesta, sino más bien

En el método pedagógico de Lange se sostiene que debe buscarse el equilibrio entre el talento natural del estudiante, es decir, aquellas fortalezas que demuestra, y los estímulos sociales procedentes de su entorno familiar y comunitario. Considera que el entorno ejerce un papel significativo en el tipo de aprendizaje que demuestre el alumno, y puede ayudar al mismo a saber enfocar y dirigir sus capacidades de aprendizaje, en especial en aquello que se le da bien.

Se muestra crítico con el darwinismo social, dado que piensa que no hay necesidad de prestar atención a las barreras del desarrollo creadas por las desigualdades socioeconómicas.

Referencias bibliográficas:

  • Lange, F. A. (1857) Raumers Geschichte der Pädagogik, Neue Jahrbücher für Philologie und Pädagogik, 76: 107–133.
  • Lange, F. A. (1858), Die Prinzipien der gerichtlichen Psychologie, mit Berücksichtigung von Idelers Lehrbuch, Adolph Henke’s Zeitschrift für die Staatsarzneikunde.
  • Reichesberg, N., (1892), Friedrich Albert Lange als Nationalökonom, Bern: K. J. Wys.