Un resumen de la vida de este filósofo

La filosofía nunca se ha estudiado de la misma manera. Uno de los grandes contribuyentes de esta disciplina del conocimiento, y que la entendió desde su parte más analítica, fue Ludwig Wittgenstein, un importante filósofo y matemático austríaco, nacido en 1889 en Viena.

En este artículo veremos una biografía de Ludwig Wittgenstein. Conoceremos sus orígenes, su trayectoria, su obra y algunas de las aportaciones que realizó al campo de la filosofía y del lenguaje. Finalmente, citaremos algunas de sus frases célebres que aún en la actualidad se siguen referenciando.

Breve biografía de Ludwig Wittgenstein

Ludwig Wittgenstein fue un filósofo vienés, nacido el 26 de abril de 1889 en Viena, y fallecido el 29 de abril de 1951 en Cambridge, a la edad de 62 años. Además de filósofo, Ludwig Wittgenstein también fue matemático y lingüista. Aunque es de origen austríaco, obtuvo también la nacionalidad británica. Wittgenstein es considerado uno de los filósofos más influyentes del siglo XX.

Ludwig también trabajó como profesor, primero en un pueblo de Austria y después en el Trinity College de la Universidad de Cambridge, donde había sido discípulo de Bertrand Russell. Bertrand Russell, importante filósofo británico, también era escritor, y llegó a ganar el Premio Nobel de Literatura en 1950.

Origen

Ludwig Wittgenstein nació en el año 1889 en Viena (Austria), hijo de Leopoldine Kalmus y de Karl Wittgenstein. Ludwig Wittgenstein fue el más pequeño de nueve hermanos. Uno de sus ellos, Paul Wittgenstein, fue un reconocido pianista. La familia de Wittgenstein era de las más importantes y ricas de la época, concretamente del Imperio Austrohúngaro.

Su padre, Karl Wittgenstein, era uno de los empresarios exitosos del momento, y tenía el monopolio del sector del hierro y del acero. Su madre, Leopoldine, era la hija de un hombre judío y de una mujer católica. Ludwig Wittgenstein y sus hermanos, pero, se bautizaron como católicos.

Pero Ludwig Wittgenstein se alejó del mundo de los negocios del que provenía y se centró en la filosofía, las matemáticas y el estudio de la lógica y del lenguaje.

Primeros años

En cuanto a los primeros años de vida de Ludwig Wittgenstein y a su vida en el hogar familiar, al filósofo se le proporcionó un ambiente que potenciara sus dotes artísticos e intelectuales. Los padres de Ludwing tenían afición por la música y potenciaron la rama artística de todos sus hijos; por ejemplo, uno de sus hijos, Paul Wittgenstein se convirtió en un importante pianista.

En el hogar familiar, además, acudían personas muy importantes en el ámbito cultural y artístico, lo que nutrió ese ambiente ya de por sí culto.

Trayectoria

Ludwig Wittgenstein empezó sus estudios en las ciudades de Linz (Austria) y Berlín (Alemania). Concretamente, en Linz se matriculó en la Realschule Bundesrealgymnasium Fadingerstrasse; casualmente, en esa misma escuela estudiaba también Adolf Hitler.

Después Ludwig viajó hasta Gran Bretaña con el objetivo de estudiar ingeniería en la Universidad de Manchester. Posteriormente ingresó en el Trinity College de Cambridge para estudiar matemáticas puras. Las matemáticas fueron el primer campo que quiso investigar Ludwig, pero más tarde se abrieron para él las puertas de la lógica y de la filosofía, iniciándose también en su estudio.

Ludwig se alistó como soldado en el ejército austro-húngaro al empezar la I Guerra Mundial (1914-1918), y es capturado en las últimas semanas de la guerra por los italianos. Esto desembocó en que estuviera preso durante casi dos años en Italia, en uno de sus campamentos para prisioneros.

Sin embargo, incluso en la guerra Ludwig siguió con sus reflexiones filosóficas, elaborando diferentes cuadernos donde escribía sus pensamientos, que continuó incluso después de conseguir la libertad.

Es al finalizar la guerra, en 1921, cuando elabora su obra más famosa: “Tractatus logico-philosophicus”, y que veremos más adelante.

Investigaciones

Las investigaciones de Ludwing se centran especialmente en dos campos o ramas de la filosofía: la filosofía del lenguaje y la lógica (o filosofía de la lógica). Pero, ¿en qué consisten?

La filosofía del lenguaje es la rama de la filosofía centrada en estudiar el propio lenguaje; su naturaleza, implicaciones, relación con el pensamiento, etc. De hecho, una de las frases por excelencia de Ludwig Wittgenstein es: “Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo”.

Por su parte, la lógica dentro de la filosofía engloba aquellas áreas de la misma que utilizan métodos lógicos para resolver problemas filosóficos. Es decir, la filosofía de la lógica es una rama de la filosofía que pretende estudiar los sistemas lógicos (su naturaleza y justificación), y que pretende avanzar, aportando conocimientos, en la discusión de problemas filosóficos.

Filosofía y lenguaje

Ludwig Wittgenstein entendía la filosofía como un método de análisis conceptual y lingüístico. Algunos lo consideran el fundador de la “filosofía analítica”, donde se evidenciaba su afán de conocimiento a través de las preguntas y el lenguaje.

Según él, la filosofía permitía que se clarificaran las ideas que se encuentran en el lenguaje. Ludwig Wittgenstein apostaba por la línea de que el lenguaje estaba formado por complejas proposiciones que debían ser analizadas y descompuestas en estructuras más simples.

Por otro lado, Ludwig opinaba que las palabras eran herramientas que ejercían diferentes funciones dentro del lenguaje e incluso más allá de él. Uno de los conceptos aportados por Ludwig Wittgenstein fue el de “juego del lenguaje”.

Obra y Círculo de Viena

Una de las obras más famosas de Ludwig Wittgenstein es Tractatus logico-philosophicus, que finalizó entre el 1918 y el 1921. En esta obra se recogen algunas teorías más influyentes del “Círculo de Viena”. El Círculo de Viena, del que él no se consideraba integrante, se trataba de un organismo científico y filosófico en Viena, que se mantuvo des del 1921 hasta el 1936.

En el Círculo de Viena se trataban temas científicos y filosóficos; principalmente, abordaban “la lógica de la ciencia”, y le otorgaban a la filosofía el papel de distinguir entre lo que es científico y lo que no. Además, los miembros de este círculo se encargaban de elaborar un lenguaje común en el campo científico. En Tractatus logico-philosophicus de Ludwig Wittgenstein se pueden encontrar estas teorías.

En cuanto a la obra de este filósofo, realmente, mientras estaba vivo Ludwig publicó únicamente este tratado, junto a un artículo y una recensión.

La obra de Ludwig Wittgenstein recoge temáticas tan diversas como las matemáticas, la filosofía y la lengua. Algunas de las obras más destacadas del filósofo austríaco fueron:

  • Observaciones sobre los fundamentos de las matemáticas (1956)
  • Los cuadernos azul y marrón (1958)
  • Apuntes 1914-1916 (1961)
  • Gramática filosófica (1969)

Muerte y legado

Ludwig Wittgenstein murió a la edad de 62 años, en Cambridge, concretamente el 29 de abril de 1951. La causa de su muerte fue un cáncer de próstata, el cual se negó a tratar.

Además de sus obras, encontramos en su trayectoria algunas frases célebres del filósofo, tales como:

  • “La forma en que empleas la palabra Dios no muestra en quién piensas, sino lo que piensas”
  • “Imaginar un lenguaje significa imaginar una forma de vida”
  • “De lo que no se puede hablar hay que callar”
  • “Lo inefable (aquello que me parece misterioso y que no me atrevo a expresar) proporciona quizá el trasfondo sobre el cual adquiere significado lo que yo pudiera expresar”
  • “La sabiduría es gris. En cambio, la vida y la religión son multicolores”

Estas frases reflejan su pasión por el lenguaje, por el estudio del pensamiento y por el amor a la filosofía y su lógica.

Referencias bibliográficas:

  • Strathern, P. (2015). Wittgenstein en 90 minutos. Siglo XXI de España Editores: España.
  • Wittgenstein, L. (2016). Tratado lógico-filosófico. Logisch-philosophische Abhandlung, edición crítica de TS 204, introducción y traducción de Jesús Padilla Gálvez, Tirant lo Blanch, Valencia.