Un resumen de la vida de este investigador.

Nikolaas Tinbergen fue un zoólogo pionero del estudio de la conducta animal y una figura histórica de gran relevancia para explicar el nacimiento de una disciplina como la etología.

Sus contribuciones científicas le valieron numerosos reconocimientos y hoy en día sus descubrimientos ya forman parte del patrimonio científico que nos ha ayudado a entender mejor cómo se comportan los animales en sus hábitats naturales.

En este artículo veremos una breve biografía de Nikolaas Tinbergen y conoceremos cuáles fueron sus principales aportaciones a la ciencia y a la investigación de la conducta animal.

Nikolaas Tinbergen: biografía de este investigador

Nikolaas Tinbergen (1907-1988) fue un zoólogo neerlandés pionero en el campo de la etología, la disciplina científica que se encarga de estudiar el comportamiento animal en su hábitat natural. Compartió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1973, junto con Karl Von Frisch y Konrad Lorenz, por sus hallazgos sobre la organización y la obtención de patrones de conducta individual y social en animales.

Tinbergen desarrolló un fuerte interés por los animales y la naturaleza a una edad temprana, ya que cuando era niño solía observar el comportamiento de las aves y los peces, lo que despertó su interés por la biología. En 1932, completó su doctorado con una disertación sobre la conducta de las avispas, demostrando que éstas usaban puntos de referencia para orientarse.

Junto con Lorenz, Tinbergen estableció las bases de la etología europea y planteó que el estudio de esta disciplina debería aplicarse tanto al estudio del comportamiento animal como al de la conducta humana, aplicando la misma metodología. Además, ambos plantearon la hipótesis de que todos los animales tienen un patrón de acción fija, un conjunto repetido y diverso de movimientos, en lugar de reaccionar únicamente por impulso como respuesta a factores ambientales.

El trabajo de Tinbergen en el campo de la investigación animal fue interrumpido por la Segunda Guerra Mundial, ya que fue hecho prisionero y pasó dos años en un campo alemán de rehenes. Tras la guerra, fue invitado a Estados Unidos y a Inglaterra para exponer sus estudios etológicos. En el país inglés, se instaló como profesor en la Universidad de Oxford.

Las 4 grandes preguntas

Como naturalista curioso que fue, Nikolaas Tinbergen siempre intentaba entender el mundo que le rodeaba y sus trabajos tuvieron un gran impacto en el desarrollo de la etología, tanto a nivel teórico como práctico. En etología, la causalidad y la ontogenia representan los “mecanismos próximos”, y la adaptación y la filogenia los “mecanismos últimos”.

Tinbergen sistematizó su interés por el comportamiento animal y por la explicación de estos mecanismos en cuatro grandes preguntas basadas en los tipos de causalidad de Aristóteles

1. Causalidad o mecanismo

Cómo se produce la conducta animal en términos de sus propiedades mecánicas o causales. Se trata de responder a preguntas como: ¿cuáles son los estímulos que provocan una determinada respuesta conductual? ¿De qué modo esta conducta ha sido modificada por el aprendizaje? ¿Cómo funciona el comportamiento a nivel molecular, fisiológico, cognitivo y social? ¿De qué modo se relacionan los distintos niveles?

2. Desarrollo u ontogenia

Explicación de la conducta animal en términos funcionales. Trata de aclarar cuestiones como: ¿de qué manera se desarrolla la conducta del animal a lo largo de su vida? ¿Cómo cambia el comportamiento con la edad? ¿Qué experiencias tempranas son necesarias para que una conducta se produzca?

3. Adaptación

Cómo influye el comportamiento animal en la supervivencia y la reproducción. Representa una de las causas últimas o finales; es decir, el valor y la ventaja adaptativa que supone tener incorporado determinado repertorio conductual.

4. Evolución o filogenia

Implica la secuencia histórica de cambios que tienen lugar en un periodo de tiempo evolutivo determinado. Trata de comparar el comportamiento de una determinada especie con el de otra similar, así como responder a cómo podrían surgir algunas especies en particular, qué es lo que permite que una especie pase a ser otra diferente, etc.

Investigaciones científicas

Tinbergen y Lorenz estudiaron juntos la conducta de las aves. Su único estudio conjunto publicado fue sobre el comportamiento de los gansos silvestres. En este sentido, observaron cómo los gansos, al ver un huevo desplazado cerca del nido, utilizaban su pico para hacer que éste rodara y volviera a su sitio. Si se retiraba el huevo, el animal continuaba generando la misma conducta motora, como si el huevo siguiera ahí. Y si se usaban otros objetos con la misma forma (como una pelota de golf), ocurría exactamente lo mismo.

Otra de las investigaciones de Tinbergen fue la que realizó estudiando el comportamiento de las gaviotas. Por ejemplo, pudo observar que poco después de la eclosión de los huevos, los progenitores retiraban las cáscaras del nido. Tras realizar varios experimentos, demostró que este comportamiento tenía una función determinada y era mantener a las crías a salvo de depredadores.

También estudió el comportamiento y la tendencia de las gaviotas más jóvenes a picotear la mancha roja del pico de la gaviota dominante, una conducta que induce a los padres a regurgitar la comida para que puedan comer. Tinbergen realizó un experimento que consistía en ofrecer a las crías una variedad de cabezas de gaviotas de cartón que variaban en la forma del pico y en su color. Para cada combinación de forma y color, midió las preferencias de las crías contando los picotazos que daban en un tiempo determinado.

Lo que Tinbergen comprobó en su estudio con las crías de gaviotas es que éstas nacen con una preferencia por las cosas alargadas de color amarillo y con manchas rojas que venía incorporada de serie en su repertorio conductual. En otras palabras, las crías de gaviota vienen equipadas con genes específicos que determinan y favorecen una conducta determinada en un hábitat específico.

Con este tipo de observaciones fue como apareció una nueva rama del conocimiento que se nutre de dos disciplinas científicas, la biología y la psicología, dando lugar a lo que hoy conocemos por etología.

Su legado

Muchos de los trabajos realizados por Tinbergen se han convertido en clásicos en la actualidad, tanto en psicología comparada como en biología, incluyendo, además de los ya citados, otros estudios suyos acerca del comportamiento en peces espinosos, avispas o mariposas.

Sin embargo, Tinbergen alcanzó la cima de su reconocimiento cuando recibió el Premio Nobel de Medicina en 1973, que compartió con sus colegas Konrad Lorenz y Karl von Frisch. Como curiosidad, cabe señalar que el dinero recibido por el galardón lo utilizó para ayudar en la investigación del autismo infantil.

Asimismo, Tinbergen recibió otros reconocimientos como la medalla Swammerdam y diversos títulos honoríficos en universidades de prestigio como la de Edimburgo y la Universidad de Leicester. Además, fue miembro de la Royal Society en Inglaterra y miembro extranjero de la Academia Nacional de las Ciencias de Estados Unidos.

Referencias bibliográficas:

  • Bolhuis, J. J. (2004). Biography of a brilliant birdwatcher.
  • Burkhardt, R. W. (2005). Patterns of behavior: Konrad Lorenz, Niko Tinbergen, and the founding of ethology. University of Chicago Press.