¿Cómo ayuda un centro de desintoxicación ante el síndrome de abstinencia?

Así es como un centro de desintoxicación da recursos útiles para superar el síndrome de abstinencia.

Cómo ayuda un centro de desintoxicación ante el síndrome de abstinencia

Los trastornos adictivos son algunos de los más destructivos para la salud de quienes los padecen, y su rápido aumento entre la población, sobre todo en la gente más joven, ha provocado que en la actualidad este tipo de trastornos sean un auténtico problema de salud pública.

Las adicciones, tanto a sustancias como a la realización de determinadas actividades repetitivas, provocan una amplia variedad de formas de malestar en las personas que son víctimas y afectan gravemente tanto a su salud mental como física, llegando a generar además verdaderos problemas de salud cuando se interrumpe el consumo adictivo.

Uno de estos problemas de salud asociados a los trastornos adictivos es el síndrome de abstinencia, fenómeno que se trata con mucho cuidado tanto en centros de desintoxicación.

¿Qué es el síndrome de abstinencia?

El síndrome de abstinencia es un cuadro de síntomas tanto físicos como psicológicos que experimenta la persona con una adicción, tras dejar de consumir la sustancia o de realizar la actividad a la que es adicta (por ejemplo, participar en juegos de azar con apuestas).

Este fenómeno puede ser entendida como el efecto contrario que produce el consumo de droga cuando se ha desarrollado un trastorno adictivo: la persona experimenta un intenso malestar con efectos tanto físicos como psicológicos, y es capaz de aparecer también cuando se disminuye el consumo de la sustancia o la realización de la actividad en cuestión, no solamente cuando se elimina por completo.

Los principales síntomas físicos y psicológicos que son propios del síndrome de abstinencia suelen ser:

  • Temblores
  • Sudores fríos
  • Irritabilidad
  • Problemas para dormir
  • Problemas para concentrarse
  • Tensión muscular
  • Taquicardia
  • Convulsiones (en los casos más severos)

Por otro lado, en el caso de la adicción a ciertas drogas, el síndrome de abstinencia puede ir acompañado a un riesgo de morir por parada cardiorrespiratoria si se interrumpe bruscamente la dinámica de consumo, por lo cual es muy importante que la eliminación de las tomas sea realizada de manera controlada y con supervisión médica.

Centro de desintoxicación

El síndrome de abstinencia debe ser tratado de manera especial por parte de profesionales cualificados y especializados en adicciones, algo que se hace de la mejor forma posible en los centros de desintoxicación.

¿Cómo puede ayudar el ingreso en un centro de desintoxicación a tratar el síndrome de abstinencia?

A continuación presentaremos de manera resumida las principales ventajas que ofrece para las personas con adicciones una intervención en un centro de desintoxicación a la hora de tratar el síndrome de abstinencia.

1. Permite contar con profesionales especializados

La primera ventaja que ofrece un centro de desintoxicación para tratar los síndromes de abstinencia es que la mayoría de ellos cuentan con un equipo multidisciplinar de profesionales como los psicólogos, los psiquiatras y otros expertos de la salud acostumbrados a brindar un servicio totalmente individualizado.

Puesto que no todas las personas son iguales, cada síndrome de abstinencia se vive y experimenta de una forma distinta, con síntomas diversos asociados a las características personales de cada individuo.

Es por eso que resulta tan importante recibir una atención personalizada que tenga en cuenta la edad del paciente, el tipo de adicción, su tipo de entorno social, familiar o de amistad y su constitución física. Además, como hemos visto, en algunos casos, intentar “quitarse” de una droga sin disponer de asistencia médica constante puede resultar peligroso.

2. Ofrece un espacio terapéutico adecuado

Los centros de desintoxicación a las drogas suelen estar ubicados en lugares lejanos o apartados de las grandes ciudades, lo cual permite a la persona que ingresa desintoxicarse en un ambiente alejado de su antigua vida y de contextos que propiciaron su adicción.

Además de eso, el hecho de que muchos de los centros estén ubicados en entornos naturales ofrece un espacio inmejorable y muy saludable para que las personas adquieran salud, espacio y paz en el que ordenar sus vidas, lo cual les ayuda a curarse antes.

3. Horarios rígidos

Los horarios que se aplican durante cada jornada en los módulos residenciales de los centros de desintoxicación (en su modalidad de tratamiento mediante ingreso) son esenciales para que la persona con adicciones empiece a adquirir de nuevo ciertas responsabilidades y vaya acostumbrándose a un horario normal que deberá mantener al integrarse de nuevo en sociedad.

Acostarse y levantarse a la misma hora, generalmente temprano, y realizar diversas actividades o responsabilidades durante el día tiene un factor terapéutico y curativo incuestionable, por eso es tan importante tratar una adicción en este tipo de centros de desintoxicación.

4. Evita recaídas

Los profesionales que trabajan en un centro de desintoxicación ofrecen sus servicios las 24 horas del día y velan permanentemente para que cada paciente cumpla con sus responsabilidades terapéuticas y no recaiga debido a la falta de apoyo en los momentos clave.

Esto significa que en el centro no se permite bajo ningún concepto consumir drogas ni realizar cualquier actividad a la que la persona es adicta, con supervisión constante y severa por parte de los profesionales del mismo.

5. Permite realizar todo tipo de actividades terapéuticas en instalaciones preparadas

Los centros de desintoxicación más modernos cuentan con instalaciones habilitadas para realizar todo tipo de actividades que pueden ayudar a los pacientes a mejorar y superar su adicción antes de tiempo.

Además de las salas de terapia propiamente dichas también encontramos otros lugares como las salas de juego, los comedores, los gimnasios, las salas de lectura, instalaciones deportivas o jardines.

6. Permite participar en terapias de grupo

Las terapias de grupo, muy fáciles de realizar con cierta frecuencia en las instalaciones residenciales de los centros de desintoxicación, son modalidades de intervención realizadas de manera conjunta con otras personas con el mismo problema, y resultan muy eficaces para que la persona supere su adicción en menor tiempo.

Estas terapias de grupo son muy recomendables para tratar cualquier tipo de adicciones ya que el contacto con personas que tienen la misma adicción funciona como elemento terapéutico para la persona adicta.

7. Ofrece otras modalidades terapéuticas

Además de las intervenciones psicológicas clásicas, en los centros de desintoxicación también podremos recibir tratamiento de tipo farmacológico o psicoterapéutico complementario en caso de que sea necesario y presentar otras alteraciones paralelas a la adicción. No hay que olvidar que lo que se conoce como patología dual es algo muy común entre quienes sufren adicciones; por ejemplo, muchas de estas personas han desarrollado trastorno bipolar, trastorno límite de la personalidad, depresión, etc.

  • Koob, G.F. (May 1996). Drug addiction: the yin and yang of hedonic homeostasis. Neuron, 16(5): 893 - 896.

Artículos relacionados