Esta herramienta detecta los síntomas más sutiles. Pexels.

¿Es posible diagnosticar un trastorno mental grave varios años de que aparezcan los primeros síntomas? De ser así, ¿qué implicaciones tendría tanto en la clínica como para la persona con riesgo de desarrollarlas?

En un estudio desarrollado recientemente, se utilizó un software de análisis del habla para intentar predecir el riesgo de psicosis. A lo largo de este artículo hablaremos sobre este nuevo programa informático que todavía se encuentra en vías de investigación y desarrollo.

¿Qué es la psicosis?

En ámbito de la psicología y la psiquiatría la psicosis hace referencia a un estado de alteración mental o a un desorden mental grave mediante el cual la persona experimenta una pérdida de contacto con la realidad y un menoscabo del funcionamiento social normativo.

Este desorden hace referencia a una serie de trastornos graves, en los cuales a la persona puede manifestar alucinaciones de todo tipo, así como delirios, alteraciones en la personalidad y pensamiento y lenguaje desorganizado.

Además, es posible que esta sintomatología se acompañe de conductas poco comunes o insólitas en la persona, al igual que por problemas a la hora de establecer y mantener cualquier tipo de interacción con otras personas, llegando a obstruir y dificultar el día a día de la persona.

Es necesario recalcar que la psicosis no es un único trastorno mental; sino que engloba a toda clasificación de afecciones psiquiátricas conocidas como trastornos psicóticos. Estas alteraciones mentales incluyen:

  • Esquizofrenia.
  • Trastorno delirante.
  • Trastorno esquizofreniforme.
  • Trastorno esquizoafectivo.
  • Trastorno psicótico compartido.
  • Trastorno psicótico inducido por sustancias.
  • Trastorno psicótico debido a una enfermedad médica.

¿En qué consiste este software?

Tal y como se menciona anteriormente, el pensamiento desorganizado es uno de los principales síntomas de la psicosis. Este, que se exterioriza mediante un habla desorganiza del paciente puede ser evaluado mediante entrevistas clínicas orales con el paciente.

Este pensamiento desorganizado distingue porque el discurso del paciente se vuelve tangencial y una pérdidas de las asociaciones de las ideas expresadas. Por lo tanto el paciente puede manifestar un discurso confuso e incoherente, además de ir saltando continuamente de una idea a otra.

A raíz de estos hechos, un estudio realizado en colaboración con el Instituto Psiquiátrico de Nueva York, la Universidad de Columbia Medical Center y el Centro de Investigación de IBM T.J. Watson, evaluó y comparó las transcripciones de una serie de entrevistas realizadas a jóvenes en riesgo de desarrollar una psicosis.

Durante el estudio se evaluaron, mediante la utilización de un software informático de análisis del habla, las entrevistas de 34 participantes neoyorkinos y 59 participantes de la ciudad de Los Ángeles, para los cuales se estimaba el inicio de la psicosis a lo largo de los dos años siguientes.

Tras el análisis de las entrevistas, se descubrió que el software consiguió diferenciar correctamente entre los jóvenes en los que existía un riesgo real de desarrollar una psicosis y los que no, en la mayoría de las ocasiones.

Según los expertos en el análisis del comportamiento patológico de las personas, un 1% de la población de edades comprendidas entre 14 y 27 años se encuentra en serio riesgo de desarrollar una psicosis. Estas personas tienden a manifestar una sintomatología tal como pensamientos poco comunes, discurso tangencial, alteraciones de la percepción y reacciones de recelo ante otras personas.

Aproximadamente un 20% dentro de esta población de riesgo experimentará un episodio psicótico; por lo que la detección temprana acompañada de una intervención psicológica podría ayudar disminuir el impacto de este episodio o incluso prevenirlo.

El habla como clave en la detección

Dentro de la psicología y la psiquiatría, tanto el lenguaje como el comportamiento aportan una gran cantidad de información clave en el diagnóstico de cualquier tipo de trastorno mental.

En el caso de las psicosis, el lenguaje oral del paciente supone una gran fuente de información de lo que ocurre en la mente de la persona. Aportando indicios importantes sobre lo que la persona experimenta, siente y percibe.

En el estudio referenciado anteriormente, se solicitaba a los pacientes que narraran sus experiencias subjetivas. A continuación, se transcribieron estas conversaciones y analizadas mediante un software de evaluación del habla.

Según los investigadores, este software analizó los patrones de expresión, la semántica y la sintaxis utilizadas por el participante. Así como la longitud de las oraciones y el uso correcto de las palabras utilizadas para enlazar las expresiones.

Es necesario especificar que un psiquiatra clínico o profesional de la salud mental es capaz de reconocer estas señales o síntomas de manera manual, mediante una entrevista cara a cara con el paciente. No obstante, el desarrollo de este software implica un aumento de la precisión al tener en cuenta más variables y de manera más rigurosa.

¿Cuáles fueron los resultados del estudio?

Una realizadas las entrevistas y los análisis de estas se realizó un seguimiento de los participantes a lo largo de dos años y medio.

Los examinadores que elaboraron dicho estudio encontraron una serie de cualidades o rasgos clave en las conversaciones que pronosticaron futuros problemas mentales en un 83% de los casos.

Concretamente, aquellos rasgos del lenguaje oral que ayudaron a predecir el comienzo de las psicosis fueron las alteraciones en el flujo del significado entre frases. Destacando sobre todo oraciones más cortas de lo habitual y con mucha menos elaboración.

Tras estos resultados, los investigadores depositan su esperanza en que gracias a este software se puedan realizar detecciones tempranas y fiables de aquellos síntomas más sutiles que pueden llegar a aparecer incluso muchos años antes de que se desarrolle el trastorno psicótico.

Implicaciones de este software en la práctica clínica

Dentro del campo del diagnóstico clínico dentro de la psicología y la psiquiatría, la posibilidad de utilizar un programa informático que ayude y facilite la detección temprana de los trastornos mentales graves es una muy buena noticia.

De está manera se podrán agilizar las labores de diagnóstico y pronóstico de las afecciones mentales graves, y así diseñar propuestas de tratamiento e intervención temprana que disminuyan el impacto de los síntomas. Además, otras de las ventajas que los investigadores asignan a este software es que dicho análisis se realiza de manera rápida, inocua y con unos costes económicos muy reducidos.

No obstante, los propios investigadores advierten de que solamente se trata un prototipo y aún se requiere tiempo de investigación para convertirlo en una herramienta de diagnóstico completamente fiable.