Matt Brown [Flickr: CC BY 2.0]

Uno de los problemas de salud más habituales en la población general son los dolores de cabeza, conocidos técnicamente como "cefaleas". Las dos clases de cefalea más comunes y conocidas son la cefalea tensional y la migraña, llamada también jaqueca.

Las jaquecas se dividen en varios tipos en función de sus síntomas más representativos y de sus características principales.

¿Qué es la jaqueca?

La jaqueca o migraña es el tercer trastorno más frecuente a nivel mundial después de la caries dental y la cefalea tensional. A menudo comporta algún grado de afectación personal e incluso de incapacitación, si la intensidad y la frecuencia son elevadas.

Junto con las cefaleas tensionales o las trigémino-autonómicas, las jaquecas forman el grupo de los dolores de cabeza primarios. Esta denominación indica que no son consecuencia de otras enfermedades o alteraciones sino que la propia cefalea constituye el centro de la problemática.

La jaqueca se caracteriza por la presencia de dolores de cabeza de intensidad moderada o severa que normalmente son de tipo pulsátil, afectan a uno de los lados de la cabeza y duran entre 2 horas y 3 días. El dolor puede ir acompañado de otros síntomas como náuseas y vómitos o sensibilidad a la luz (fotofobia) y al sonido (fonofobia).

En aproximadamente el 15-30% de los casos de migraña ésta viene acompañada por lo que llamamos "aura", un conjunto de síntomas neurológicos que preceden, acompañan o siguen al dolor de cabeza. Entre estos se encuentran la alteración de la visión, el entumecimiento de una de las manos, la fatiga general (astenia), la rigidez y el dolor cervicales y el aumento o descenso del nivel de actividad.

Sin embargo, para entender más al detalle las características del trastorno hay que fijarse en los diferentes tipos de jaqueca.

Tipos de jaqueca y sus síntomas

Las migrañas se pueden clasificar en distintos tipos, tanto cuando nos referimos a episodios concretos como a trastornos de carácter crónico. Estas categorías dependen de variables como el origen, los síntomas y la presencia o no de aura.

1. Jaqueca sin aura

La migraña sin aura es el tipo de jaqueca más habitual. Se llama así a los dolores de cabeza unilaterales y pulsátiles que van acompañados de síntomas como náuseas e intolerancia a la luz y al sonido, pero no del aura migrañosa.

Generalmente el dolor se localiza en la frente y en las sienes. En niños es más habitual que sea bilateral, mientras que el dolor unilateral es característico de adolescentes y adultos.

Para diagnosticar este subtipo de jaqueca se requiere que se hayan dado cinco episodios; si ha habido menos se clasifica el trastorno como "migraña sin aura probable". Si la frecuencia es muy elevada hablaremos de migraña crónica.

2. Con aura típica y cefalea

En las migrañas con aura se producen síntomas transitorios de carácter motor, verbal, sensorial, como hormigueos y entumecimiento, o visual, como el escotoma escintilante, en el que se ilumina una región del campo visual alterando la visión. El aura visual es el tipo más común.

En estos casos el aura se da a la vez que el dolor de cabeza o menos de 1 hora antes. Es frecuente que en una misma persona se combinen jaquecas con y sin aura, así como migrañas con cefalea y sin ella.

3. Con aura típica sin cefalea

Se diagnostica este trastorno cuando hay episodios recurrentes de aura, habitualmente visual, sin que se dé dolor de cabeza asociado. Aunque pueden darse también jaquecas con cefalea, en este subtipo predominan los síntomas del aura por encima del dolor, que puede estar ausente o ser de carácter no migrañoso.

4. Con aura del troncoencéfalo

La migraña del troncoencéfalo tiene síntomas característicos como vértigo, falta de coordinación (ataxia), déficit auditivo transitorio (hipoacusia), acúfenos o tinnitus, visión doble (diplopía) y dificultad para articular palabras (disartria).

Normalmente los síntomas troncoencefálicos se presentan en conjunción con los del aura; es por esto que este tipo de jaqueca se clasifica dentro de las migrañas con aura.

5. Hemipléjica familiar

El síntoma más identificativo de la migraña hemipléjica es la debilidad motora, que forma parte del aura en este tipo de jaqueca y en ocasiones se mantiene durante semanas. También se dan otros síntomas típicos del aura, especialmente visuales y sensoriales.

La jaqueca hemipléjica familiar se diagnostica cuando uno o más familiares de primer grado también han sufrido episodios de este tipo de migraña. Es frecuente que aparezcan síntomas troncoencefálicos, confusión, fiebre y disminución del nivel de conciencia.

A su vez la migraña hemipléjica familiar se divide en tres subtipos en función de los genes que provocan el trastorno.

6. Hemipléjica esporádica

Los casos de jaqueca hemipléjica esporádica presentan los mismos síntomas que los de la familiar pero el trastorno no se ha dado en parientes cercanos, por lo que no es posible confirmar su origen genético.

7. Retiniana

En los episodios de jaqueca retiniana se altera la visión de uno de los ojos durante el aura. Pueden producirse fenómenos como la percepción de luces (fotopsia), la pérdida de visión en una parte del campo visual (escotoma) o la ceguera transitoria (amaurosis). En ocasiones no se da dolor de cabeza.

8. Migraña crónica

Se diagnostica jaqueca crónica o recurrente en casos en que el dolor de cabeza de tipo migrañoso persiste durante más de tres meses y aparece la mitad de los días de cada mes.

Cualquier tipo de trastorno migrañoso se clasificará como crónico si se cumplen estos criterios de duración y frecuencia, pudiendo variar los episodios entre los distintos tipos de jaqueca que hemos descrito. También pueden darse otras cefaleas, particularmente tensionales.

9. Migraña probable

La categoría "jaqueca probable" es un cajón de sastre en el que se incluyen los episodios que no cumplen los criterios diagnósticos de los tipos anteriores ni de otras clases de cefalea. Estas jaquecas pueden ser de naturaleza diversa y se subdividen a su vez en migrañas sin aura probables y migrañas con aura probables.