Un repaso a las diferentes causas del dolor que daban forma a esta vieja categoría médica.

Existen en el mundo una gran cantidad de enfermedades, muchos de las cuales nos han acompañado a lo largo de la historia. Algo tan aparentemente simple y fácil de tratar hoy en día como una gripe o una infección supusieron en otra época una sentencia de muerte para quien lo padeciera.

Gracias a los múltiples avances científicos y técnicos se ha podido comprender mejor y tratar distintas afecciones. Pero no solo la explicación de los problemas, sus causas y tratamientos han evolucionado: en gran medida debido a la mejora de la comprensión de los trastornos y a las diferentes investigaciones y concepciones de la patología existentes en distintas partes del mundo también han ido surgiendo y desapareciendo diferentes maneras de referirse a ellas.

Un ejemplo lo tenemos en lo que en su tiempo se denominó enfermedad del costado, que hoy en día podría englobar y/o corresponderse con diferentes enfermedades.

La enfermedad del costado: ¿a qué hacía referencia?

La enfermedad del costado, mal del costado o dolor lateralis es una antigua manera de denominar a un trastorno observado ya desde la antigüedad caracterizado por la presencia de un elevado nivel de dolor en la zona abdominal, siendo habitual que este empeore con el movimiento o el esfuerzo y que venir acompañado por fiebre, alteraciones gastrointestinales, problemas defecatorios, alteraciones del ritmo respiratorio y arritmias.

Esta enfermedad ha generado un gran número de muertes a lo largo de la historia, hasta el descubrimiento de sus causas y la invención de tratamientos efectivos para su solucionamiento. Hoy en día suele identificarse con una patología en concreto, si bien dentro de la denominación podrían aglutinarse distintas afectaciones (dado que existen una gran cantidad de posibles causas que generen el dolor abdominal y la sintomatología general a la que se refiere el concepto). Si bien el nombre de enfermedad del costado suele ser poco habitual hoy en día, aún pueden encontrarse personas que emplean este término.

¿Con qué afecciones puede corresponderse? Posibles causas

Lo cierto es que el término enfermedad del costado, a día de hoy, puede antojarse un tanto genérico dado que no ofrece información real de sus causas, sino simplemente un área del cuerpo más o menos extensa donde se encuentra el problema. En este sentido, la enfermedad del costado puede corresponderse o incluir dentro de sí diferentes afecciones, entre las que destacan las siguientes.

1. Apendicitis

Se trata probablemente del diagnóstico médico con el que más correspondencia tendría la enfermedad o mal del costado. Esta enfermedad, a día de hoy bastante conocida y cuya existencia requiere de la extirpación del apéndice sin por lo general grandes complicaciones, fue la causa de una gran cantidad de muertes durante la antigüedad y la Edad Media.

Esta enfermedad implica la existencia de una dilatación e inflamación del apéndice provocada por una obstrucción (que puede o no ser producto de una infección, siendo lo más frecuente) que impide un correcto drenaje de la mucosidad intestinal y que a la larga puede provocar la compresión y la rotura de éste. El síntoma más claro y evidente es el dolor localizado en el costado (concretamente en el llamado punto de McBurney, en la parte inferior derecha del abdomen), que puede cursar con síntomas tales como vómitos y náuseas, fiebre e hipertermia, y temblores.

Si no se trata, puede aparecer necrosis e infección de este tejido y del circundante (incluyendo peritoneo) o incluso es posible que el apéndice se rompa, generando una hemorragia de gran importancia. Estas son probablemente las causas que provocaba la mayoría de las muertes asociadas a la enfermedad del costado.

2. Colecistitis aguda

Inflamación de la vesícula biliar, generada mayoritariamente por la presencia de cálculos en dicho órgano. La inflamación puede llegar a generar necrosis, supuración y gangrena. Genera también dolor en el costado, además de poder desencadenar otros problemas y complicaciones. Puede complicarse a peritonitis o pancreatitis, y también tiene potencial mortal.

3. Peritonitis

Inflamación del peritoneo, generalmente debido a una infección bacteriana (séptica) o a la acumulación de líquidos y fluidos corporales como el pus (peritonitis aséptica). Los síntomas se asemejan a los de la enfermedad del costado: dolor abdominal, fiebre, problemas respiratorios, hinchazón, vómitos y diarrea o estreñimiento. Si no se trata, puede causar la muerte.

4. Litiasis renal

Esta enfermedad generada por la presencia de cálculos renales es otra de las que podría considerarse como enfermedad del costado. La acumulación excesiva de estos elementos genera dolor, y a la larga puede incluso generar los conocidos como cólicos nefríticos. Sin embargo es menos probable que la enfermedad del costado haga referencia a este debido a su mayor semejanza con las anteriores.

¿Cómo sería el tratamiento médico en la actualidad?

Al contrario que en la Edad Media, en que la enfermedad del costado acabó con el deceso de un gran número de personas, en la actualidad se cuentan con más medios para permitir la superación de las enfermedades agrupadas en esta categoría en desuso. Eso sí, no es que el problema sea inocuo: se trata de un problema que sigue teniendo potencial mortal si no se trata.

En lo que respecta al procedimiento a emplear, el primer paso es obviamente diagnosticar el problema en sí de manera mucho más específica. En este sentido es posible hacer una exploración a través del tacto para notar la presencia de inflamación, pero también es posible recurrir a técnicas tales como las resonancias magnéticas y las radiografías con contraste. El uso de análisis de sangre y heces puede reflejar información de gran relevancia. Asimismo el uso de técnicas como la colonoscopia también puede permitir una visión más completa de estado del tubo digestivo.

Una vez detectado el órgano que falla y la problemática presentada, el tratamiento variará según sus causas. Se puede recurrir a la cirugía para retirar partes dañadas o afectadas, como ocurre en el caso de la apendicitis. Si existe una infección, la administración de antibióticos será también necesaria.

Referencias bibliográficas:

  • "Medicine, n.1". OED Online. Oxford University Press. September 2014. Retrieved 8 November 2014.

  • Grammaticos PC, Diamantis A (2008). "Useful known and unknown views of the father of modern medicine, Hippocrates and his teacher Democritus". Hellenic Journal of Nuclear Medicine.