¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Las 8 actitudes para mantener un entorno laboral satisfactorio

Estas son las actitudes más importantes para generar un entorno laboral adecuado en la empresa.

Las actitudes para mantener un entorno laboral satisfactorio

En el mundo laboral, el contexto en el que los empleados desempeñan sus obligaciones diarias resulta de vital importancia para lograr unos resultados coherentes con los objetivos del equipo, el departamento y la organización en general. No todo depende de las capacidades de cada trabajador como individuo, ni mucho menos; hay actitudes contagiosas, que se transmiten a través de los miembros de la empresa, independientemente de su cargo.

Por ello, los profesionales de la psicología del trabajo han estudiado a lo largo de varias décadas los requisitos indispensables que deben cumplir los espacios de trabajo para mantener un entorno laboral óptimo y satisfactorio en cada jornada. En este sentido, aquí haremos un repaso a las principales actitudes necesarias para mantener un entorno laboral satisfactorio.

Actitudes para lograr un entorno laboral satisfactorio

La calidad del entorno laboral la conforma tanto la relación con compañeros y superiores, como la utilización correcta de determinadas estrategias, requisitos y conocimientos adaptados a las exigencias laborales que se presentan en cada momento.

Estos requisitos pueden resumirse en una serie de actitudes personales y profesionales de las que dispone el empleado que le ayudarán a cumplir todas y cada una de las obligaciones que debe desempeñar, de la mejor manera posible y relacionándose de manera adaptativa con su entorno laboral.

1. Pensamiento crítico

El pensamiento crítico es una de las principales actitudes que deben mostrar aquellos empleados que quieran mantener un entorno laboral satisfactorio con todas aquellas personas que lo integran diariamente.

Este pensamiento crítico nos permite detectar posibles fallos de comunicación durante el desempeño del trabajo diario e identificar problemas en las instrucciones recibidas en lugar de seguirlas de manera acrítica o ciega.

Actitudes de trabajo

Ser capaces de pensar por nosotros mismos nos ayudará a dar nuestra opinión en los momentos en las que esta sea necesaria o requerida, mostrando además capacidad de iniciativa en el lugar de trabajo.

2. Apertura a la experiencia

La apertura a la experiencia es otro de los requisitos esenciales que demandan todas las grandes empresas en sus empleados y consiste en la capacidad de afrontar nuevos retos y no encasillarse demasiado en el propio trabajo.

Así mismo, esta actitud se caracteriza también en la iniciativa permanente de ofrecerse para llevar a cabo determinadas tareas de manera voluntaria o bien para realizar horas extra, siempre que sea necesario para el conjunto de la organización.

3. Aceptación de las imperfecciones

Algunos empleados tienen cierta tendencia al perfeccionismo, lo que influye negativamente en el trabajo realizado y en la productividad diaria, ya que pasan más tiempo del necesario llevando a cabo sus obligaciones corrigiendo de manera enfermiza cualquier posible error real o imaginado.

Así mismo, este perfeccionismo también puede deberse a un miedo exacerbado a equivocarse o a cometer un error, algo imperdonable para determinadas personas, lo que les impide avanzar y trabajar a un ritmo normal.

Aceptar las pequeñas imperfecciones que puedan producirse durante el trabajo nos ayuda a superar el miedo y superar las situaciones paralizantes ocurridas ante la posibilidad de equivocarnos.

4. Actitud proactiva

Una actitud proactiva también nos permitirá establecer un entorno laboral satisfactorio y óptimo para llevar a cabo con diligencia todas las obligaciones que nos son requeridas a lo largo del día.

Tener una actitud proactiva consiste en tener una total disposición y orientación permanente hacia metas específicas y en asegurarse de que toda tarea tiene un objetivo y un por qué concreto.

5. Actitud asertiva

La asertividad es la capacidad de comunicar lo que debe ser comunicado en el momento necesario sin dejar pasar el tiempo, lo que redunda positivamente en los intereses corporativos de cada empresa u organización.

Las personas asertivas se caracterizan también por estar comprometidas con la labor en la que se encuentran y por ser capaces de expresar todo aquello que deba ser expresado sin ningún miedo ni reticencia.

6. Actitud empática

La actitud empática nos permite ponernos en el lugar de los demás y valorar en todo momento puntos de vista ajenos al nuestro.

Además de eso, la empatía también consiste en no criticar innecesariamente a los demás y en tener una predisposición a colaborar y a trabajar en equipo por el bien de la empresa.

7. Escucha activa

La escucha activa es otra de las actitudes y habilidades más necesarias en cualquier ámbito laboral positivo, ya que para trabajar con éxito y de manera organizada es indispensable escucharse unos a otros tanto entre compañeros como con los superiores.

Algunos trabajadores competentes e incluso brillantes, pueden llegar a cometer determinados errores por un déficit de escucha activa en su entorno de trabajo, por eso resulta de gran importancia observar esta habilidad como una de las más importantes.

¿Quieres formarte para crear climas laborales positivos?

Si te interesa aprender los fundamentos teóricos y prácticos de la gestión de equipos y del liderazgo, los programas de formación de Escuela Europea de Coaching son para ti.

Elige el curso que más se adapte a lo que buscas y aprende de la mano de expertos.

Centro de Formación y Coaching

La Escuela Europea de Coaching, fundada en el año 2003, se sirve del coaching para potenciar el crecimiento y progreso de personas y organizaciones. El objetivo es contribuir a mejorar sus resultados mediante metodologías de aprendizaje que promueven la autonomía de cada participante, de modo que cada uno lidere su propio desarrollo personal y profesional. En estos programas de formación se parte del análisis de oportunidades y retos, y de fortalezas y debilidades, para maximizar las posibilidades de éxito.

Desde la Escuela Europea de Coaching se ha formado a más de 15.000 profesionales, colaborado con más de 400 empresas y dado servicio al 60% de las empresas del IBEX 35. Actualmente trabajan en España, Argentina, Italia, Chile, México y Portugal.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados