¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Autoaceptación incondicional: qué es y por qué mejora nuestra salud mental

La autoaceptación incondicional es un elemento clave para mantener una buena salud mental.

Autoaceptación incondicional

Hablaríamos de autoaceptación al referirnos a esa actitud que tienen las personas consigo mismo a la hora de mostrar un reconocimiento y aprobación de sus propias capacidades, cualidades y también sus limitaciones.

Por otro lado, la autoaceptación incondicional es una actitud alguien puede llegar a desarrollar hacia sí mismo que consiste en aceptar categóricamente, de manera leal o sin ningún tipo de limitaciones todas y cada una de sus diversas facetas; es decir, que aceptaría sin condiciones tanto sus facetas positivas como las negativas.

En este artículo encontrarás un resumen sobre en qué consiste la autoaceptación incondicional, viendo además su influencia dentro del ámbito de las psicoterapias pero antes vamos a exponer la importancia que tiene la autoaceptación y su influencia para el mantenimiento de una buena salud mental.

Autoaceptación para mantener una buena salud mental

Como hemos visto, la autoaceptación sería la actitud que una persona tiene hacia sí misma a la hora de aceptar sus propios defectos, aunque también las virtudes que posee, todo ello de forma coherente, sin echarse nada en cara, ni emitir juicios y evitando cualquier tipo de sesgo cognitivo en la manera de lo posible. Al fin y al cabo, el objetivo fundamental de autoceptarse es que uno tome consciencia sobre sí mismo de manera global y a la vez optimista, algo muy importante para mantener una buena salud mental.

Además, la autoaceptación nos permite combatir aquellas creencias limitantes que nos podrían bloquear a la hora de perseguir nuestros objetivos. Y es que cuando hacemos un ejercicio de introspección, mirando hacia nuestro interior, sin juzgarnos, ni llevar a cabo ninguna valoración negativa que nos pudiera lastrar y sin ponernos límites es cuando podríamos enfrentarnos a todos los retos que nos planteemos de una forma más positiva, por lo que estaremos más motivados.

Qué es la autoaceptación incondicional

Por otra parte, la autoaceptación está estrechamente relacionada con la autoestima, de manera que cuando una persona tiene unos niveles de autoaceptación óptimos también suele tener una buena autoestima, lo cual es muy beneficioso para mantener una buena salud mental ya que la autoestima sana consiste en mantener una actitud positiva hacia uno mismo, lo que incluiría esa tendencia a pensar, actuar y también sentir de la manera más sana, positiva y satisfactoria posible.

Por el contrario, cuando una persona no posee una autoestima sana, es más probable que termine desarrollando algún problema relacionado con su salud mental o que pudiera llevar a cabo una serie de conductas que sean perjudiciales para ella misma.

Es por ello que desarrollar la autoaceptación incondicional a través de pensamientos y acciones de manera saludable y satisfactoria permitirá mejorar la autoestima, siendo así posible que nos aceptemos a nosotros mismos, especialmente en los momentos difíciles e independientemente de nuestros fracasos y nuestros errores ya que nuestro valor como personas no depende de ello.

¿En qué consiste la autoaceptación incondicional?

El constructo psicológico conocido como autoaceptación incondicional se encuentra muy vinculado a diversos modelos psicoterapia, entre las que cabe destacar el enfoque humanista centrado en la persona de Carl Rogers y la terapia racional emotiva conductual (TREC) de Albert Ellis entre otras.

La autoaceptación incondicional es una actitud cualquiera podría lograr desarrollar hacia sí mismo que consiste en aceptar categóricamente, de manera leal o sin ningún tipo de limitaciones, todas y cada una de sus diversas facetas. En otras palabras, consiste en aceptar sin condiciones tanto sus facetas positivas como también las negativas. Todo ello conlleva aceptarse a uno mismo como un ser humano que puede llegar a errar en diversas ocasiones y como alguien que luchará por sus objetivos y conseguirá cosas que le resultará muy importantes a pesar de las dificultades y de los errores cometidos.

Además, la autoaceptación incondicional conlleva que tengamos asumido que no nos definen nuestros errores o traspiés que hayamos cometido ni tampoco nuestros defectos, de manera que es necesario liberarse de cualquier etiqueta o calificación.

Terapias en las que se busca el desarrollo de la autoaceptación incondicional

En el ámbito de la psicoterapia y de los tratamientos psicológicos podemos encontrar varias terapias que están enfocadas en ayudar a los pacientes en el desarrollo de la autoaceptación incondicional. A continuación, explicaremos brevemente algunas de esas psicoterapias.

1. Terapia Racional Emotiva Conductual (TREC) de Albert Ellis

Un error del pensamiento bastante frecuente que podría influir de manera indirecta en la autoestima de una persona es la sobregeneralización y un ejemplo de ello es cuando alguien hace una valoración o una infravaloración de sí mismo en función de solamente unas pocas cualidades o características personales cuando en realidad no definen a su persona en la todas sus facetas.

Desde la TREC se fomenta el desarrollo de la autoaceptación incondicional, con las propias virtudes y también los defectos. Para ello se promueve la aceptación hacia uno mismo como un ser humano, con sus imperfecciones y sus errores, todo ello inherente a su naturaleza. En ese sentido, cuando alguien se acepta a sí mismo de manera incondicional, piensa de una forma más clara y abierta, evitando la generalización y otros errores cognitivos.

Además, la autoaceptación incondicional se encuentra ligada de forma íntima a una serie de pensamientos flexibles hacia uno mismo, facilitando de esta manera que las propias emociones sean más adaptativas y los comportamientos más adaptativos y constructivos.

Cabe destacar que desde la TREC se pone énfasis en la autoaceptación incondicional a través de una “posición existencial” que promueva una serie de pensamientos positivos hacia uno mismo (por ejemplo, “soy una persona con intenciones, como cualquier otra y trataré de aceptarme incondicionalmente, independientemente de que haya hecho las cosas mejor o peor. Tampoco debería influir en la valoración que tengo de mí mismo el hecho de recibir o no la aprobación de otras personas”).

Otra forma de promover el desarrollo de la autoaceptación incondicional desde la TREC es a través de la “posición o solución elegante” que fomenta la autoaceptación de uno mismo a través del enfoque hacia unos objetivos o propósitos y en el camino para conseguirlos se debe evaluar los pensamientos para después clasificarlos dentro de dos grandes categorías: por un lado, estarían aquellos pensamientos buenos y positivos que nos ayudan en el camino hacia nuestros objetivos; por el otro, estarían aquellos pensamientos negativos o contraproducentes que podrían alejarnos.

Una vez identificados habría que recurrir a los pensamientos buenos, positivos y optimistas con el fin de que sirvan para fomentar la motivación de uno mismo y mejoren el estado de ánimo en el camino hacia el logro de sus objetivos y propósitos.

2. Terapia cognitiva basada en la persona enfocada en el tratamiento de la psicosis

Otra de las terapias que buscan el desarrollo de la autoaceptación incondicional es la terapia cognitiva basada en la persona que suele emplearse para el tratamiento de la psicosis a través de una perspectiva enfocada en la reducción sintomática por medio de la integración y aceptación de las experiencias relacionadas con la psicosis y la recuperación del sentido del Yo.

Esta terapia comparte con la ACT la meta de cambiar la relación que tiene el paciente con aquellas experiencias estresantes por medio de la aceptación y el mindfulness, en lugar de tratar de luchar contra los síntomas. Por ello es muy importante la autoaceptación en este tipo de terapias, ya que se organiza dentro de un contexto terapéutico que está basado en la autoaceptación incondicional del paciente y también en la colaboración.

Por otro lado, la conciencia plena es uno de los ejes centrales de este tratamiento psicológico, entendiéndose ésta como esa integración de los procesos de comprensión y de conciencia. De esta forma, recurriendo a la conciencia plena, se busca la reducción del malestar al cambiar la relación habitual con la experiencia y también al generar una serie de introspecciones que resultan liberadoras en relación con aquellas sensaciones psicóticas, el yo y el origen del bienestar y el malestar.

Por lo tanto, la autoaceptación incondicional en esta terapia supondría aceptar aquellas sensaciones psicóticas que sufre el paciente sin llegar a enfrentarse a ellas ni definirse a sí mismo en términos de ese tipo de experiencias.

3. Terapia centrada en el presente

Por último, cabe mencionar la terapia centrada en el presente con otra de las psicoterapias o tratamientos psicológicos cuyo objetivo, entre otros, es ayudar al paciente en el desarrollo de la autoaceptación incondicional, una terapia que se suele utilizar con el fin de ayudar a que el paciente establezcan unas relaciones interpersonales sanas y positivas.

Para ello, existen unos recursos muy importantes que pueden ayudar en el fomento de esas relaciones es la naturalización de los síntomas, la relación terapéutica, el aumento del sentido del dominio, el desarrollo de la autoconfianza y la validación de la experiencia.

En este caso, estamos hablando de una terapia que se centra en el aquí y el ahora, resultando imprescindible que el paciente haga una reflexión profunda acerca de sus estados cognitivos y afectivos, así como también que desarrolle una serie de habilidades de introspección con el fin de poder identificar dichos estados. Después, el paciente deberá tratar de desarrollar una mayor tolerancia a esos estados por medio del contacto con la experiencia, en vez de huir de ella.

Por otro lado, a través de la terapia centrada en el presente busca que el paciente sea capaz de darle un sentido a sus experiencias internas, de manera que disminuyan los sentimientos de alienación y todo ello facilite el desarrollo de la autoaceptación incondicional.

  • Chamberlain, J. M. & Haaga, D. A. F. (2001). Unconditional Self-Acceptance and Psychological Health. Journal of Rational-Emotive & Cognitive-Behavior Therapy, 19, pp. 163–176.
  • Ellis, A. (2008). Razón y emoción en psicoterapia. Bilbao: Desclée De Brouwer.
  • Ellis, A. (2014). Usted puede ser feliz: Terapia racional emotiva conductual para superar la ansiedad y la depresión. Barcelona: Ediciones Paidós.
  • Ellis, A. & Grieger, R. (2008). Manual de Terapia Racional-Emotiva. Bilbao: Desclée De Brouwer.
  • Fonseca, E. (2021). Manual de tratamientos psicológicos: Adultos. Madrid: Ediciones Pirámide.
  • Rodríguez, A. (2019). Manual de psicoterapias: Teoría y técnicas. Barcelona: Herder.
  • Vasile, C. (2013). An Evaluation of Self-acceptance in Adults. Procedia - Social and Behavioral Sciences, 78, pp. 605-609.

Psicólogo

Mario Arrimada es Graduado en Psicología en la Universidad Pontificia de Salamanca y dispone de un Máster de Actualización en Intervención Psicológica y Salud Mental en la Universidad a Distancia de Madrid. Varios cursos de formación, entre ellos el de Experto en Trastornos de la Personalidad con la Asociación Española para el Fomento y Desarrollo de la Psicoterapia, de Experto en Mindfulness y de Experto en DSM5 y CIE11, ambos en la UDIMA.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados