Enero, el mes en el que se publican más vacantes: prepárate para destacar

Varias claves de Orientación Laboral para saber encontrar el puesto de trabajo más adecuado para ti.

FastrackToRefocus

FastrackToRefocus

Enero, el mes en el que se publican más vacantes: prepárate para destacar

Lamentablemente, la situación laboral actual es preocupante, por lo que es más importante que nunca estar bien preparado y destacar entre otros candidatos.

Enero y septiembre son los meses en donde se publican más vacantes, por lo que estás a tiempo para prepararte y destacar entre otros candidatos.

Preparándote para encontrar trabajo

Uno de los problemas que suelo ver en la mayoría de la gente con la que trabajo es la falta de claridad de su objetivo profesional; y a veces, cuando la tienen, hay una falta de conexión entre su objetivo profesional con sus habilidades, currículo, experiencia y logros, así como con su perfil en LinkedIn.

Aunque hay situaciones extremas, me gusta ayudar a pensar que el cambio de carrera, aunque a veces sea forzado, ayuda a cambiar el rumbo laboral, por lo que siempre animo a que esta circunstancia se aproveche al máximo para re-confirmar cuál es el objetivo profesional que se tiene.

La realidad, a no ser que seas afortunado o afortunada, es que trabajamos durante toda nuestra vida, y es una pena ver que hasta casi el 80 % de las personas trabajan en algo que no les gusta o para lo que no tienen talentos.

Esta falta de conexión entre lo que quieres, para lo que tienes talentos y tu pasión, con lo que realmente estás ejerciendo como profesión, es una de las mayores causas de frustración y estrés.

Muchos de estos casos atienden a situaciones del mercado, profesionales que no tienen otra opción más que coger cualquier tipo de puesto por necesidades económicas, y muchas veces inclinados a estudiar una carrera o ejercer una profesión no por decisiones propias.

Si te encuentras en esta situación, piensa que tienes tiempo hasta enero para centrarte en lo que puedes controlar y tomar las acciones necesarias para maximizar las oportunidades de tener éxito.

¿Qué hacer para encontrar el puesto de trabajo que encaja contigo?

Te comparto 10 sugerencias para que pongas en práctica de aquí a enero.

1. La importancia de tener objetivo profesional

Independientemente de si tienes más experiencia o no, es crucial tener claro tu objetivo profesional, ya que va a ser la base para una búsqueda efectiva de empleo. Si tú no sabes dónde quieres llegar, cómo vas a convencer a un reclutador.

Es importante que hagas un análisis de tus habilidades, logros, características personales, talentos, valores. Esto te ayudará a ir creando tu perfil profesional. Incluso si quieres cambiar de sector, de país, de industria, no lo dejes de lado. Va a requerir más esfuerzo, pero eso no significa que no sea posible. Si algo te gusta y estás dispuesto a trabajar y ser constante en la búsqueda, lo conseguirás.

2. Autoevaluación

Es muy importante que hagas una autoevaluación de tus conocimientos, habilidades, valores, talentos y experiencia para ver cómo gestionar tu búsqueda de empleo y crear un plan firme.

También es fundamental tener en cuenta tus logros. Este es un gran error que veo en la mayoría de la gente. Trabajan durante años, pero no son conscientes ni llevan un control de cuáles han sido sus logros en sus puestos de trabajo anteriores. Y después de varios años es muy difícil acordarse.

Pon atención en los logros que se puedan cuantificar, ya que es la mejor manera de hacer ver al entrevistador cómo puedes contribuir a la empresa. Le ayudas a verte en el puesto de trabajo.

3. Informe de productividad

Una vez que tienes claro tu objetivo profesional, créate un plan de acción que mida tu índice de productividad. Tus resultados van a ser proporcionales a tu inversión y tu nuevo trabajo es buscar trabajo, por lo que tu éxito depende en gran mayoría de ti.

Establece prioridades diarias y semanales, y lleva un control de las vacantes a las que postulas, con quién has contactado y cuándo tienes que hacer seguimiento. Lo que no se mide no se puede mejorar, y este informe de productividad te servirá para ver cómo estás gestionando tu búsqueda.

4. Mentores

Inspírate en gente que tiene el cargo que tú quieres tener. Hoy en día con las redes sociales es muy fácil ver sus perfiles, la terminología que utilizan y cómo se describen. Son una fuente de inspiración muy buena para retocar tu perfil de LinkedIn y para aprender de ellos.

Atrévete a pedir consejo. Te sorprenderá lo dispuesta que está la gente en ayudar e incluso ser tu mentor.

5. Lo importante no es si lo sabes sino si lo haces

Toma decisiones y riesgos. Es la única forma de aprender, incluso cuando te equivoques. Es importante planificar y tener claro tu objetivo profesional, pero lo más importante es tomar acción, ya que de lo contrario el trabajo previo no te habrá servido de nada.

Busca el progreso, no la perfección, ya que la perfección no existe. Si puedes permitirte esperar hasta que encuentres el trabajo perfecto hazlo. Para la mayoría, la situación actual no está como para dejar pasar oportunidades, por lo que no dudes en empezar en un trabajo que no sea ideal para ti. Lo importante es que, si es posible, de alguna manera te aporte nuevo conocimiento, y que siempre tengas tu destino final en mente. Tu objetivo. Hay muchas formas de llegar a tu destino, y a veces la línea recta no es el camino más corto.

A veces hay que dar un paso atrás o lateral, para poder realizar tres pasos para adelante.

6. Sé un estudiante eterno

Muchas personas son de la opinión de que hay que cambiar de trabajo cada 5 años. Eso depende del país y de la cultura, pero lo más importante es cambiar de funciones y seguir desarrollándote como profesional. No estancarte. Porque nunca sabes cuándo vas a necesitar cambiar de trabajo voluntariamente o involuntariamente.

Se puede tener una trayectoria muy enriquecedora dentro de una empresa. Lo importante no es quedarte en tu zona de confort.

7. Currículo y carta de presentación

¿Sabes que tu currículo en la mayoría de las ocasiones lo lee un robot? Este es uno de los mayores errores que veo en la gente. Utilizan el mismo currículo y carta de presentación para todas las vacantes a las que postulan y eso es lo que hace que no les filtren.

Debes personalizar tu currículo y carta de presentación utilizando las palabras clave de la vacante. No es negociable. O te frustarás postulando sin obtener resultados.

Anualmente, revisa tu objetivo profesional, tu Currículo y perfil de LinkedIn. Si los dejas, se quedarán obsoleto enseguida y luego te costará mucho ponerlo al día. Además, esto te permite hacer un balance de tu situación y saber si sigue alineada con tu objetivo profesional a largo plazo.

Fastracktorefocus Coaching|PNL|Mindfulness|Formaciones

Fastracktorefocus Coaching|PNL|Mindfulness|Formaciones

Centro de Coaching Personal y Ejecutivo

Profesional verificado

Barcelona

Terapia online

8. Se un estudiante eterno

Es muy importante estar al día de las necesidades del mercado y de tu profesión para mantenerte competitivo. Es importante estar al tanto en lo relativo a conocimientos directos con el trabajo, como con nuevas tecnologías, habilidades e idiomas.

Intenta asignar tiempo, y si puedes presupuesto, para hacer formaciones regulares. Hoy en día, gracias a la época digital, es fácil y barato mantenerse formado y saber las tendencias de los mercados.

Actualmente estamos viendo la importancia de la globalización, fusiones y colaboraciones comerciales entre compañías, y la búsqueda de expansión internacional, lo cual requiere tener empleados resilientes, ágiles y con capacidad de hablar idiomas y adaptarse a diferentes culturas. Los idiomas pueden ser tu valor añadido.

El mercado laboral va a ser muy competitivo, por lo que el dominio de tecnología, de idiomas y la especialización son valores añadidos, aunque siempre manteniendo la agilidad de aprender nuevas áreas.

9. Networking

¿Sabes que casi el 80 % de las vacantes no se publican y que el 80 % de las vacantes se cubren gracias al networking? El networking es la fuente de oportunidades laborales más importante y debe estar incluido en tu Plan de carrera profesional.

Haz un cuadro de red de contactos: actuales clientes, compañeros, anteriores jefes, compañeros, clientes, compañeros de estudios, padres y madres de los amigos de tus hijos, familiares... no subestimes tus contactos, porque muchas veces recibirás ayuda de quien menos te esperas.

Ten conversaciones de carrera con ellos (no pedir trabajo) para que sepan en qué proceso de cambio de rumbo laboral estás y cuáles son tus industrias y empresas diana, por si saben de algún proyecto o te pueden presentar a alguna persona.

Lo mismo es cierto con las redes sociales, especialmente LinkedIn. Contacta con todas estas personas, pero es importante hacerlo cuando ya tienes tu perfil actualizado, ya que quieres que vean la mejor versión de ti.

Cuando postules a una vacante, trata de contactar siempre antes y después de la entrevista con los reclutadores. Te hará destacar entre otros candidatos.

10. Tu marca profesional

A lo largo de este proceso, tu objetivo profesional, tus conversaciones y tus intervenciones en redes sociales deben estar alineados. Recuerda que tu marca es lo que la gente piensa de ti cuando no estás presente.

Si quieres ser director/a de ventas, comunícate como tal y comparte artículos que sean de interés para un director de ventas. Si quieres ser fotógrafo/a, métete en el papel y alinea tu currículo, perfil de LinkedIn, tu carta de presentación y conversaciones, y habla como un fotógrafo/a.

Resumiendo

Toma las riendas de tu futuro profesional. La clave del éxito es la planificación y una visión a largo plazo y la constancia en la implementación.

Crea tu marca personal: objetivo profesional, currículo, carta de presentación, conversaciones de carrera y perfil en LinkedIn.

Además, la confianza y seguridad que muestres al hablar de tu rumbo profesional serán un imán en tus conversaciones de carrera. Y no te preocupes si estás cambiando de rumbo, sector o puesto, ya que es algo natural y sano. Lo importante es que te lleve a realizar el trabajo que deseas y sobre todo que sepas explicarlo en la entrevista. La seguridad es atractiva, por lo que si tienes claro tu rumbo profesional y sabes explicarlos, les convencerás.

Y siempre recuerda que el futuro está en tus manos. Si en algún momento sientes que estás rogando a alguna empresa, seguramente ese trabajo no sea para ti. Permítete diseñar tu vida y que nadie la diseñe por ti.

Autora: Nieves Rodríguez, Coach de Orientación Laboral; ofrece sesiones de Coaching de Orientación Laboral así como su curso en línea "Consigue el trabajo que deseas, sin frustrarte y en 3 simples pasos".

Artículos relacionados