Mindfulness, o Atención Plena, es un estado mental orientado al momento presente que no solo resulta eficaz en el tratamiento de trastornos de ánimo subyacentes en deportistas de élite, sino que les facilita las cosas para rendir como realmente saben hacerlo.

Mindfulness en el deporte como estado mental

Grandes atletas pueden desarrollar dificultades que los lleven a padecer trastornos de ansiedad, por consumo de sustancias, trastornos alimentarios o depresión, y se ha demostrado que la práctica de la Atención Plena es un entrenamiento eficaz ante ello. (Evans, S. ,2010).

Además, Mindfulness es una técnica que consiste en experimentar la vida y el deporte que practicamos tal como es. Lejos de los juicios, opiniones y valoraciones que la mente tenga que hacer de todo ello. Es un acercamiento a la realidad sin caer en evaluar si esta es buena o mala. Nos permite percibir cómo la realidad es en el presente.

Practicar la Atención Plena en el deporte tiene que ver con centrarse en lo que realmente sabemos hacer en el juego sin dejarnos llevar por las sensaciones, emociones y pensamientos que nos surgen mientras competimos (Thompson, R.W., Kaufman, K.A., Petrillo, L.A.D et al. ,2011).

Deportistas de alto rendimiento que practican Mindfulness

Existen deportistas que han reconocido en alguna ocasión que practican meditación y ejercicios de consciencia corporal (yoga) orientados a la práctica de la Atención Plena (Mindfulness) buscando una integración total de la mente y el cuerpo en competición. Entre algunos de ellos, encontramos a Lebron James, Roger Federer, Pau Gasol, Emilio Butragueño o Tiger Woods.

De hecho, Novak Djokovic reconoció públicamente el uso de este entrenamiento mental como parte de su preparación para la competición; “Utilizo un método importante para conservar mi nivel de energía, incluso cuando se filtran sentimientos negativos. Practico yoga y meditación diariamente y es tan importante como el entrenamiento físico”.

Que los jugadores estén plenamente en el juego

La idea de integrar Mindfulness en el deporte tiene que ver con ganar una mayor soltura y confianza en el terreno de juego.

Sentir que dar el máximo de nosotros es algo que sale natural; este sería uno de los objetivos de integrar Mindfulness en la práctica deportiva. Es decir, entrar en un estado de “flow” o fluidez tanto mental como física donde el atleta desarrolla todo su juego y ofrece su mejor versión de manera inconsciente (Csikszentmihalyi, M. ,2008).

Como ejemplo de esto, Michael Jordan llegó a encestar con los ojos cerrados una canasta en pleno partido.

Tenía tan mecanizada la técnica y mentalmente tan desarrollada en su consciencia la imagen de la canasta, el contacto de su cuerpo con la pista, con el balón, el grado de fuerza y movimiento que le servían para anotar puntos, que llegó a parecernos un ser inmortal en algunos momentos de su carrera.

Su juego fluía independientemente de las condiciones que le acompañasen.

Qué aporta Mindfulness en el deporte

Con la práctica de Mindfulness aplicado al deporte aprendemos a convivir con las sensaciones y pensamientos negativos que nos surgen en momentos complicados sin que eso afecte a nuestro rendimiento.

Es decir, cuando nos toca competir, tratamos de hacerlo lo mejor posible. Está claro que a veces suceden cosas que no podemos controlar como un fallo arbitral, un resultado adverso o lo que el rival decida. Por ello, otro foco a la hora de entrenarnos en atención plena en la competición está orientado a aumentar nuestra capacidad de “estar” con la frustración, con la fatiga, el dolor y el cansancio, de tal manera que eso sea algo que obviamente está, pero no lo que decide cómo queremos rendir.

Mindfulness nos permite estar enfocados en lo que sí depende de nosotros, y por eso hay datos que confirman una potenciación del rendimiento cuando hay atención (Summers, J. J., Machin, V. J. y Sargent, G.,1983).

El deporte y la práctica de la Atención Plena se parecen en el sentido de que en ambos se requiere una conciencia receptiva y abierta al juego, para que eso nos facilite tomar mejores decisiones en tiempo real.

Para qué practicar Mindfulness en competición

Cuando los deportistas van afianzando la práctica de Mindfulness, esa sensación de fluir en el juego se acrecienta, y es algo que tenemos la suerte de estar comprobando con los deportistas que se animan a colaborar con nosotros.

Se trata de una herramienta que beneficia a los que se deciden por probar esto e incluso que notan sus efectos en otras parcelas de sus vidas personales. En otras palabras, la forma de trabajar que vengo desarrollando con atletas y entidades deportivas que preparan competiciones de la magnitud de unos Juegos Olímpicos se orienta hacia algo así:

“Si prestas más atención, percibes más. Si percibes más, puedes captar mejor las necesidades del juego. Si captas mejor las necesidades del juego, puedes tomar mejores decisiones”.

Como consecuencia, puede que te sea más fácil conectar con tu mejor versión pese a las adversidades, ya que la mente está entrenada en volver a lo que importa en ese momento, pase lo que pase.

Referencias bibliográficas:

  • Evans, S. (2010). Review: mindfulness – based therapies effective for anxiety and depression. Evidence- Based Mental Health 13:116.)
  • Thompson, R.W., Kaufman, K.A., Petrillo, L.A.D et al. (2011) One year follow-up of mindful sport perfonmance enhancement (MSPE) with archers, golfers, and runners. Jornal Clinical Sport Psychology 3 (4): 291-302)
  • Csikszentmihalyi, M. (2008). Flow: The psychology of Optimal Experience. Nueva York: Harper-Collins.
  • Summers, J. J., Machin, V. J. y Sargent, G. (1983). Psychosocial factors related to marathon running. Journal of Sport Psychology 5: 314 - 331.