¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Las 7 causas de baja autoestima en la adolescencia más comunes

Estas son las causas de la baja autoestima más frecuentes entre los adolescentes.

Las 7 causas de baja autoestima en la adolescencia más comunes

La autoestima está relacionada íntimamente con la salud mental de las personas y tanto su exceso como un déficit de ésta pueden ocasionar graves alteraciones a nivel emocional y comportamental.

Al tratarse de un tema tan importante para el correcto desarrollo del individuo, ésta es una de las áreas de intervención fundamentales en psicoterapia. Pero para evitar complicaciones mayores, es importante detectar a tiempo los problemas de autoestima en los más jóvenes y comprender qué clase de situaciones pueden desencadenarlos. Por ello, en este artículo te explicamos las principales causas que están detrás de la baja autoestima en la adolescencia.

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es uno de los fenómenos más estudiados en el mundo de la psicología y también uno de los que tiene mayor incidencia en la personalidad de cualquier individuo, sea cual sea su edad, estatus social o nivel adquisitivo. Y dado que es algo que puede afectar a cualquier persona, los problemas de autoestima están por lo general bastante extendidos dentro de nuestra sociedad.

En esencia, la autoestima puede ser definida como la valoración que el individuo hace de uno mismo, teniendo en cuenta sus creencias acerca del "Yo". Es decir, no incluye solamente información que pueda ser expresada en palabras; engloba también una serie de emociones y sentimientos. Así, la autoestima tiene mucho que ver con el modo en el que la persona se percibe a sí misma respecto a su "Yo" ideal, es decir, a cómo le gustaría ser.

Se puede afirmar que la autoestima está compuesta por 4 elementos principales: los procesos perceptivos (toda aquella información que recibimos del entorno y de nuestro cuerpo y acciones, lo cual condiciona la opinión que tenemos sobre nosotros); el autoconcepto (es decir, todas aquellas ideas, opiniones o pensamientos que generamos acerca de sobre nosotros mismos a partir de lo que percibimos), la carga emocional (cómo nos afecta todo eso emocionalmente) y los referentes que uno tiene a su alrededor (famosos, influencers, profesionales destacados de nuestro sector...) y en la propia imaginación (nuestro abuelo difunto, figuras de carácter religioso...).

¿Cuáles son las principales causas de baja autoestima en la adolescencia?

A continuación hacemos un repaso de las causas de los problemas de autoestima más habituales entre la población adolescente (si bien todas ellas se relacionan entre sí en mayor o menor medida).

1. Inseguridades con el propio cuerpo

La adolescencia es una de las etapas del desarrollo humano en las que se observan mayores inseguridades en los chicos y las chicas jóvenes que empiezan a formar la personalidad que van a tener en la edad adulta.

Las mayores inseguridades durante la adolescencia tienen que ver con el propio cuerpo y los cambios paulatinos (o incluso relativamente súbitos) que en él se van observando. En esta etapa de transformación la mayoría de personas están disconformes con el cambio que presentan sus cuerpos o bien esperan que dichos cambios sucedan con mayor celeridad o de un modo más armónico y proporcionado.

Además de eso, también pueden existir grandes inseguridades en casos de chicos y chicas que cuentan con cuerpos “no normativos” dentro de su grupo de iguales, sobre todo teniendo en cuenta que empiezan a compararse con cánones de belleza ligados a la figura de los jóvenes adultos considerados atractivos, mayores que ellos.

2. Presión social

La presión social a la que se ven sometidos muchos adolescentes también suele ser una de las principales causas de baja autoestima y problemas de toda índole para muchas personas.

En esa edad los modelos de conducta de los adolescentes dejan de ser los padres y pasan a ser sus pares, es decir, jóvenes de su misma edad o un poco mayores que pueden ser amigos o compañeros de clase y de quienes necesitan su reconocimiento y aceptación para sentirse parte de un grupo de referencia.

3. Dificultades en el ámbito de la escuela

Las posibles dificultades en los estudios y en el rendimiento escolar casi siempre tiene como consecuencia una bajada drástica de la autoestima de un adolescente, ya que el centro educativo se convierte en una de las principales fuentes de autoafirmación, socialización y formación de la personalidad.

Además de eso, la falta de habilidades en actividades deportivas, sobre todo en el caso de los varones durante la hora del recreo, también puede incidir de manera decisiva en el nivel de autoestima.

Desencadenantes de la baja autoestima en la adolescencia

4. Relaciones tóxicas de pareja

A esta edad también es cuando se empiezan a desarrollar las primeras relaciones de pareja, y una relación tóxica puede afectar sensiblemente tanto a la autoestima de la persona que la sufre como a otros muchos elementos de su personalidad y salud mental.

Además de eso, cuando una relación es tóxica en etapas más tardías de la adolescencia también se pueden desarrollar dinámicas de dependencia emocional, algo que puede afectar a la persona de por vida si no se dispone de apoyo psicológico profesional.

5. Comparaciones constantes e hipercompetitividad

En la adolescencia también se suelen producir dinámicas de comparación y competición entre compañeros de clase o amigos por ver quién tiene la mejor ropa, el mejor móvil u otros elementos que funcionan como indicadores de clase.

Algunos chicos y chicas jóvenes pueden sentir vergüenza por tener un estatus económico bajo, y eso contribuye decisivamente a bajar sus niveles de autoestima.

6. Problemas familiares

El ámbito familiar es otro de los campos en los que un adolescente se basa para construir su personalidad futura. Esto incluye tanto el tipo de relación con padres o con hermanos, como el estilo de crianza al que es sometido, y la cantidad de afecto y comprensión que reciba en casa.

Un modelo de familia disfuncional, o pautas de crianza negativas para el hijo, también son causas que puedan disminuir ostensiblemente la autoestima del adolescente. Además, en muchos casos el o la joven puede llegar a sentir vergüenza de las cosas que sus familiares saben de él o ella, y como no puede independizarse, no encuentra una manera inmediata de dejar de sentirse juzgado/a.

7. Casos de maltrato o abuso

En el ámbito familiar o escolar también se pueden dar casos de maltrato o abuso físico, o de carácter sexual, que representarán una grave afectación para la salud mental del adolescente que los padece. Lamentablemente, el bullying es muy común, y aunque ha estado relativamente normalizado durante mucho tiempo, hoy sabemos que sus efectos psicológicos en la autoestima pueden ser devastadores.

Se trata, pues, de otra de las causas que pueden afectar muy negativamente a la autoestima de la víctima y suponer un verdadero problema de salud a todos los niveles.

¿Cómo detectar y prevenir los problemas de autoestima en adolescentes?

Algunas de las señales de alarma ante las que merece la pena buscar ayuda profesional son las siguientes (no hace falta que se den todas a la vez):

  • Evita a toda costa hablar sobre lo que ha hecho en la escuela, más allá de explicar por encima las materias dadas en clase.
  • Llora con relativa frecuencia sin querer o saber explicar por qué.
  • No tiene la iniciativa de quedar con amigos o amigas.
  • Se resiste siempre ante la propuesta de acudir a actividades extraescolares (sean cuales sean).
  • Siempre deja que sean los demás quienes tomen todas las decisiones.
  • No se propone aprender nada por su cuenta, aunque muestre cierto interés por algo.
  • Manifiesta conductas autolesivas, o incluso ideaciones suicidas. Estos casos, aunque parezcan extremos, son por desgracia demasiado habituales.

¿Estás buscando servicios de psicoterapia?

Si quieres disponer del apoyo profesional de un equipo de psicólogos, contacta con nosotros.

En Despertares Psicólogos ofrecemos sesiones presenciales y online por videollamada.

  • Caballo, V. (1983). Manual de entrenamiento y evaluación de las habilidades sociales. Madrid: Siglo XXI.
  • Góngora, V.C. (2008). Valores personales y autoestima en población general y clínica. Psicodebate 8 (0): 37.

Artículos relacionados