Un concepto relacionado con la adicción.

El programa de prevención de recaídas de Marlatt y Gordon está dirigido a tratar la adicción al alcohol. En él se habla del Efecto de Violación de la Abstinencia, que implica el hecho de recaer en la conducta adictiva dentro de un tratamiento de deshabituación o desintoxicación.

Las recaídas influyen de forma importante en la evolución de una persona que está en proceso de recuperación. En este artículo veremos en qué consiste el Efecto de Violación de la Abstinencia; conoceremos cómo aparece y las repercusiones que conlleva para la persona con un trastorno adictivo.

Programa de Prevención de Recaídas

El Programa de Prevención de Recaídas de Marlatt y Gordon (1985) está dirigido a personas con un trastorno adictivo relacionado con sustancias. Concretamente, se suele emplear en pacientes con adicción al alcohol.

El programa, como su propio nombre indica, está orientado a prevenir las recaídas propias de cada trastorno adictivo. Marlatt y Gordon sostienen que en la recaída interactúan tres factores cognitivos:

  • La autoeficacia: capacidad percibida de afrontar situaciones.
  • Las expectativas de los resultados de la conducta de consumir.
  • Las atribuciones de causalidad.

El Programa de Prevención de Recaídas habla del Efecto de Violación de la Abstinencia (EVA) como la aparición de una nueva conducta adictiva por parte del paciente (es decir, que éste vuelva a beber, recaiga); se trata pues de una consecuencia emocional y cognitiva que surge en el paciente adicto tras un período de abstinencia y compromiso con el tratamiento.

Efecto de Violación de la Abstinencia: características

Ahora que ya hemos visto un poco en qué consiste el Efecto de Violación de la Abstinencia, vamos a conocer con más detalles sus características.

El Efecto de Violación de la Abstinencia implica una pérdida de control en el bebedor/a, que lleva al sujeto a una nueva recaída. Este efecto produce en la persona un estado emocional negativo de culpabilidad y conflicto interno entre la incompatibilidad de la conducta adictiva realizada y su deseo de abstinencia.

El Efecto de Violación de la Abstinencia se trata de un patrón de pensamiento que aparece tras el consumo de la droga. Se suele utilizar para los casos de alcoholismo.

Hay autores que sostienen que este efecto aparece fruto del deseo intenso de beber, que aparece tras tomar la primera copa; este deseo conlleva una serie de manifestaciones fisiológicas en el organismo.

Por su parte, Marlatt y Gordon opinan que se debe más a una creencia o a la existencia de expectativas del tipo “profecía auto-cumplida”, más que a mecanismos fisiológicos subyacentes.

Componentes del EVA

El Efecto de Violación de la Abstinencia está compuesto por dos elementos cognitivo-afectivos, y aparece en función de ellos dos. Además, dichos componentes son los que desencadenarán el estado emocional desagradable mencionado asociado al EVA. Estos componentes son:

1. Un efecto de disonancia cognitiva

La disonancia cognitiva se produce porque la conducta adictiva de “volver a beber” no encaja con la autoimagen de abstinencia deseada por la persona.

Se produce entonces esa disonancia o “incompatibilidad” para el paciente entre lo que desea (beber) y lo que sabe que es “correcto” o lo que desea a largo plazo (no beber y seguir con la abstinencia).

2. Un efecto de atribución personal

Por otro lado, una vez realizada la conducta de beber, el paciente realiza una atribución interna, estable y global de la conducta adictiva (por ejemplo: pensar que uno ha consumido porque es un desastre y que no será capaz de recuperarse de su adicción).

Es decir, el el sujeto atribuye la ocurrencia de su conducta de recaída a factores estables, globales e internos, y eso hace que disminuya la resistencia a futuras tentaciones (y por lo tanto que sea más probable que vuelva a recaer en el futuro, creándose así una especie de “círculo vicioso”).

¿Qué factores influyen en las recaídas?

Pero, ¿qué factores influyen en que la persona vuelva a consumir y por lo tanto recaiga?

Por un lado, el hecho de que la persona se exponga a una situación considerada de alto riesgo sin que la haya detectado previamente, sumado a que no disponga de suficientes habilidades de afrontamiento para saber exponerse a tal situación de riesgo y/o unos niveles altos de emocionalidad (agradables o desagradables).

Todos estos factores dificultarán el razonamiento de la persona y propiciarán una pérdida de control (o autocontrol) en la persona; finalmente, la persona desarrollaría el Efecto de Violación de la Abstinencia, volviendo a beber y por lo tanto a recaer.

Es decir, se podría decir que el hecho de recaer hace más probable que se vuelva a recaer en el futuro. En otras palabras, el Efecto de Violación de la Abstinencia se traduce en una situación de alto riesgo para la recaída (no caída o consumo puntual).

El papel de las recaídas

El hecho de que se produzca nuevamente un consumo, puntual y concreto, implicaría la recaída. A lo largo del tratamiento de desintoxicación, es preferible que las recaídas no ocurran. Sin embargo, el hecho de que ocurran no tiene por qué impedir que se pueda continuar con el tratamiento y que se consiga finalmente la abstinencia y la recuperación.

Comos hemos visto en el Efecto de Violación de la Abstinencia, cuando aparecen las recaídas durante el tratamiento, se producen también una serie de cambios emocionales y cognitivos en la persona, que afectarán a su estado y a su evolución dentro del tratamiento.

Tratamiento del EVA

Dentro de un tratamiento psicológico y conductual más amplio, una de las posibles técnicas a emplear para reducir la probabilidad de que se produzca el Efecto de Violación de la Abstinencia, consiste en el entrenamiento en diferentes estrategias cognitivas.

Dichas estrategias incluyen la reestructuración cognitiva, enfocada a modificar los errores asociados al efecto de violación de la abstinencia o a las decisiones aparentemente irrelevantes.

Referencias bibliográficas:

  • Echeburúa, E. (1999). Adicciones sin drogas?: las nuevas adicciones: juego, sexo, comida, compras, trabajo, Internet. Desclée de Brouwer.
  • Pereiro, C. (2007). Prevención de recaídas y otros enfoques psicoterapéuticos o psicosociales en el manejo del alcoholismo. Guía Clínica Alcohol basada en la Evidencia.
  • Pérez, M.; Fernández, J.R.; Fernández, C. y Amigo, I. (2010). Guía de tratamientos psicológicos eficaces I: Adultos. Madrid: Pirámide.