¿Qué es una autopsia psicológica?

Explicamos el cómo es este recurso de la psicología forense aplicada a muertes poco claras.

María José Rosas Carmona

María José Rosas Carmona

En sentido figurado, revivir a una persona que se ha suicidado es posible. Hay casos de muerte en los que los motivos o la evidencia no son muy claros, así que no se sabe con certeza si se trata de un suicidio o de un homicidio. 

Para el esclarecimiento de muertes dudosas se desarrolla la autopsia psicológica. De ella hablaremos en este artículo.

¿Qué es la autopsia psicológica?

La autopsia psicológica es un proceso que involucra un trabajo multidisciplinario que reúne médicos, criminólogos y psicólogos. Es una técnica importante utilizada dentro del campo de la psicología forense. Es útil para determinar causas o resolver casos de suicidio, y el desarrollo de esta técnica comenzó atendiendo la necesidad de definir la causa de muerte en los casos dudosos y en aquellos que la autopsia médica no tiene evidencias suficientes. 

La participación del área de Psicología es fundamental para el proceso de análisis y decodificación de pistas. En muchas ocasiones, el hecho de que una muerte con causas dudosas sea estudiada desde una sola perspectiva o profesión, no es suficiente. Se necesita un equipo integrado por distintos profesionales de la salud para que cada uno analice el caso desde su punto de vista y así se pueda llegar a un resultado más acertado y más completo.

La intervención del psicólogo forense en el esclarecimiento del caso es fundamental, ya que cuando acude a la escena del crimen, éste puede empezar a generar un bosquejo de la personalidad del sujeto con tan sólo ver la organización de su espacio, muebles, adornos, etc. A la hora de conseguirlo, Schneidman, autor de la técnica, propuso tres categorías fundamentales a investigar y analizar: el qué, el cómo y el porqué.

Una de las funciones principales del psicólogo es interpretar las señales y pistas que hay dentro de una escena del crimen. Además de la autopsia médica, se requiere tener acceso al historial clínico, expedientes médicos y legales, notas, cartas, diario o cualquier otra cosa que pueda proporcionar mayor información acerca de cómo se sentía el sujeto, los pensamientos que tenía antes de su muerte, ideas propias y aprendidas. El proceso parte desde el mismo lugar de los hechos, en el cual no sólo se pueden levantar huellas objetivas, sino también huellas psicológicas que quedan impresas en los lugares en los que estuvo la víctima y en las personas que interactuaron con ella.

La técnica MAPI

Dentro de la autopsia psicológica, la técnica más utilizada y más efectiva es la MAPI, cuyas siglas significan los diferentes ámbitos del individuo en cuestión que serán estudiados.

1. Mental

Se refiere a la inteligenciamemoriaatención, juicio y cognición. Con esto puede haber referencia de las habilidades y capacidades cognitivas.

2. Emocional o afectiva

Analiza el desarrollo y cambios del estado de ánimo. Es fundamental porque es la que estudia el estado mental del sujeto, si había alguna predisposición a conductas o ideas suicidas o en sí que hubiera episodios depresivos recurrentes o la presencia de algún otro trastorno.

3. Psicosocial

Se enfoca en los antecedentes, desde que nació, cómo fue su infancia, adolescencia, etc. Del mismo modo, se indaga acerca de las relaciones con personas de círculos no cercanos y cambios importantes durante toda su vida.

4. Interpersonal

Se centra en las relaciones familiares y con amigos. La importancia de ésta es que se pueden contactar a las personas que eran cercanas al occiso y que contribuyan con el proceso de investigación. Ahora bien... ¿cómo deben ser realizadas las entrevistas a los amigos y familiares de la persona fallecida? Veámoslo.

Las entrevistas a las personas cercanas al occiso

Llevar a cabo entrevistas a las personas cercanas al occiso es el paso final de esta herramienta tan usada en la autopsia psicológica. El hacer esto tiene dos propósitos principales:

  1. Conocer más acerca de la víctima, su personalidad, carácter, actividades diarias y todo aquello de lo que no hay registro escrito o evidencia física.
  2. Sirve como una forma terapéutica para los familiares y amigos cercanos, ya que muchas veces expresan sus sentimientos y pensamientos en torno a la situación.

Está establecido que el tiempo óptimo para realizarlas es de 1 a 6 meses después del suceso. Hacerlas antes puede ser contraproducente porque los sentimientos y emociones aún son muy recientes y pueden afectar en la interpretación y en la manera en que recuerdan los hechos. Y el hacerlas después del tiempo estipulado, puede ocasionar que los recuerdos ya no sean nítidos y las personas traten de rehacerlos o llenar los espacios en blanco que tengan con hechos o elementos incorrectos o falsos.

La autopsia psicológica es una herramienta nueva, apenas desarrollada en el siglo XXI, pero en poco tiempo ha demostrado ser útil en muchos casos en los que la medicina no había sido suficiente para determinar las causas de muerte. Cualquier proceso relacionado con los seres humanos, hasta la muerte, es sumamente complejo debido a la naturaleza del hombre. Es por esto, que necesita ser abordada desde una perspectiva amplia y multidisciplinaria. 

María José Rosas Carmona

María José Rosas Carmona

Estudiante de Psicología Clínica

Estudiante de Psicología Clínica del Tec de Monterrey, campus Monterrey. Ha hecho servicio social en el ámbito de educación especial y en un centro de rehabilitación de trastornos mentales. Actualmente es parte de un proyecto enfocado a la reinserción social de internos de penales de Nuevo León.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados