En estos tiempos de confinamiento causado por la pandemia, miles de personas se están enfrentando a una realidad complicada tanto por las dificultades económicas como por la imposibilidad de salir de casa cuando queramos y el riesgo de contagio.

Por ello, en muchos casos resulta necesario desarrollar habilidades de resiliencia, es decir, la capacidad psicológica de afrontar crisis o situaciones catastróficas con una mentalidad constructiva y sin dejar que las emociones dolorosas nos paralicen.

Estas habilidades de resiliencia son diversas, y los psicólogos ayudamos a potenciar muchas de ellas en las sesiones de psicoterapia con pacientes, pero en este caso nos centraremos en una muy importante durante estas semanas: la aptitud a la hora de modular el foco atencional.

La importancia de entrenar el músculo de la atención ante las dificultades

Una de las características de la tristeza es que, si nos dejamos arrastrar por ella de manera indefinida, tendemos a verlo todo desde un punto de vista claramente pesimista. Esto no solo hace que nos sintamos mal; además, sigue alimentando ese estado emocional marcado por la negatividad y lo que es más importante, las acciones que nos exponen a más malestar.

A la hora de gestionar este desequilibrio emocional, hay un elemento muy importante y que a menudo pasamos por alto: la gestión de la atención. Y es que allí donde una persona aquejada por la ansiedad y por el pesimismo ve un mundo hostil lleno de dificultades, muchas veces hay, al menos en parte, un problema de gestión del foco atencional. Si nos acostumbramos a centrar nuestra mente en lo negativo, el malestar atraerá hacia nosotros más malestar en un círculo vicioso del que conviene salir cuanto antes.

Ahora bien... ¿qué hacer para mejorar nuestras habilidades de regulación de la atención? Para ello, contamos con una herramienta muy valiosa: el Mindfulness.

Potenciando la resiliencia a través del Mindfulness

El Mindfulness, también llamado Atención Plena, es un estado de consciencia caracterizado por hacer que nos centremos en el presente, desprendiéndonos de preocupaciones acerca del pasado y el futuro, y adoptando una perspectiva más distanciada y libre de juicios de valor.

Es, también, una serie de ejercicios de carácter psicológico que podemos utilizar para inducir en nosotros ese estado de consciencia. Se trata de prácticas inspiradas en la tradicional meditación Vipassana de la India y de los países cercanos a esta, aunque se diferencia de esta, entre otras cosas, en que está despojada de cualquier elemento religioso o místico: conforma una herramienta terapéutica investigada científicamente desde hace décadas.

Así, el Mindfulness tiene varios efectos beneficiosos para la mente, la mayoría de los cuales resultan muy útiles a la hora de desarrollar resiliencia ante crisis y momentos en los que debemos adaptarnos a situaciones complicadas y dolorosas, como la muerte de seres queridos, la bajada repentina en el nivel de ingresos, o un despido de la empresa en la que trabajábamos. Por supuesto, en todos estos casos existe un hecho objetivo que produce dolor emocional y que existe fuera de nosotros, pero a través de recursos como el Mindfulness es más fácil adaptarnos a esas circunstancias del mejor modo posible y seguir hacia adelante.

¿Cómo ocurre esto? La Atención Plena nos ayuda a hacer "borrón y cuenta nueva" en lo relativo a las emociones dolorosas y especialmente la ansiedad. Por ejemplo, si hay un pensamiento que aparece una y otra vez en nuestra consciencia y nos resulta perturbador o nos genera ansiedad, a través del Mindfulness practicado de manera regular podemos ir perdiéndole el miedo, nos vamos desensibilizando ante este y aprendemos a verlo como un pensamiento más, que como otros tantos llega en un momento determinado y luego se va. De este modo podemos centrar nuestra atención en aspectos más estimulantes y constructivos de nuestro día a día.

Además, el Mindfulness propicia una filosofía de vida basada en la aceptación de aquello que no se puede controlar, y la acción dirigida a alcanzar soluciones concretas en aquello en lo que sí se tiene control. Esta combinación resulta muy útil allí donde se hace necesaria la resiliencia.

¿Buscas apoyo para afrontar tiempos difíciles?

Logo Psicotools

Incluso durante los días de confinamiento en el hogar, los psicólogos no dejamos de trabajar ofreciendo apoyo profesional a pacientes. Seguimos ayudando a las personas sobre todo a través de la terapia online por videollamada, servicio que muchos ya llevamos utilizando desde hace tiempo y que ha demostrado su eficacia para abordar la mayoría de los casos.

Por eso, si te interesa empezar un programa de psicoterapia en el que puedas aprender los principios del Mindfulness y otras herramientas psicológicas para regular mejor tus emociones, te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros. En PsicoTools ponemos a tu disposición a un equipo de psicólogos especializados en diferentes áreas de la salud mental y una trayectoria profesional de muchos años para adaptarnos a tus necesidades y ayudarte a superar problemas como la ansiedad generalizada, la depresión, el estrés laboral, la baja autoestima, los traumas psicológicos, y más. Si te interesa ver nuestros datos de contacto, accede a esta página.

Referencias bibliográficas:

  • Didonna F. (2011). Manual Clínico de Mindfulness. Bilbao: Editorial Desclée De Brouwer.
  • Dreeben, S.; Mamberg, M. & Salmon, P. (2013). The MBSR body scan in clinical practice. Mindfulness. 4: pp. 394 - 401.
  • Garland, E.L. & Howard, M.O. (2018). Mindfulness-based treatment of addiction: current state of the field and envisioning the next wave of research. Addict Sci Clin Pract, 13(1): 14.
  • Hassed Craig y Chambers, Richard (2014). Mindful learning: reduce stress and improve brain performance for effective learning. Exisle Publishing.
  • Lutz et. al; Slagter, HA; Dunne, JD; Davidson, RJ. (2008). Attention regulation and monitoring in meditation. Trends in cognitive sciences 12 (4): pp. 163 - 169.