Consejos para encontrar el título de cine que nos interesa. Unsplash.

A todos nos habrá pasado que en alguna ocasión estamos hablando o buscando algún concepto, aspecto, persona u obra de la cual de repente nos damos cuenta que no sabemos el nombre. Es posible que lo tengamos en la punta de la lengua pero no nos acordemos. Y es posible que se trate de una obra que en realidad estemos deseando ver, o simplemente acabar de recordar. Tal vez nos pongamos a buscarla.

Pero... ¿cómo hacerlo? ¿Cómo buscar una película sin saber el nombre? A lo largo de este breve artículo vamos a intentar visualizar algunas vías o elementos que podemos usar de cara a realizar dicha búsqueda con éxito.

Maneras de buscar una película sin saber el nombre

Encontrar una película sin saber el nombre puede ser complicado, ya que el séptimo arte ha generado un enorme abanico de muy diversas obras de arte. Pero no por ello es imposible. La principal estrategia a emplear es la de aprovechar al máximo posible toda la información que recordemos o sepamos sobre la película en cuestión, y con ella aprovechar los recursos disponibles para intentar localizar la que queremos.

Si bien es posible recurrir a buscadores y programas especializados, también podemos simplemente limitarnos a buscar en nuestro buscador habitual en Internet o acudir a una filmoteca o incluso a algún amigo. Entre los diferentes datos que podemos utilizar para intentar localizar la película destacan las siguientes.

1. Argumento general

Podemos no recordar el nombre de una película, pero lo más probable es que sí tengamos una idea del argumento de la película en cuestión.

Por ejemplo, podemos estar buscando una película que pese a no saber su nombre si recordamos que trataba de un grupo de humanos que se metían en los cuerpos de unos alienígenas azules sintéticos para entrar en contacto con los nativos de esa misma especie en un planeta llamado Pandora. O que en un tétrico castillo situado en lo alto de un cerro que a sus faldas tenía un pueblo excesivamente colorido habitaba un hombre que en vez de manos tiene tijeras.

2. Género, temática y ambientación

Asimismo y vinculado a lo anterior, otra manera de intentar buscar una película es teniendo en cuenta el género cinematográfico de esta (comedia, drama… aunque en ocasiones puede ser complicado definir algunas cintas de forma concreta), o bien los temas o el lugar y el tiempo en el que ocurría la acción.

Por ejemplo, tal vez resulte más fácil recordar que se trata de un musical ambientado en la Francia durante los años previos y posteriores al inicio de la Revolución francesa que recordar el título de “Los Miserables”.

3. Nombre de alguno de los personajes protagonistas

Otra manera de identificar o intentar encontrar una película es intentar recordar o basarse para la búsqueda en el nombre del personaje principal, siempre y cuando este resulte reconocido. Los motores de búsqueda valoran mucho los nombres propios a la hora de filtrar resultados de obras de cine.

Puede ser que no te acuerdes de la película Braveheart, pero probablemente te sea mucho más fácil encontrarla si recuerdas que está basada en el personaje de William Wallace. No hace falta que sea un personaje histórico para que sea reconocible: Scarlett O’Hara, Simba o Freddy Krueger pueden llevarnos a encontrar las películas de “Lo que el viento se llevó”, “El Rey León” o “Pesadilla en Elm Street”.

4. Nombre del director

Si bien no todo el mundo se fija en el nombre de los directores de las películas, nombres como el de Peter Jackson, Night Shyamalan, Quentin Tarantino, Steven Spielberg, Guillermo del Toro o Pedro Almodóvar son altamente conocidos. Saber quién ha hecho la película facilita en gran medida a búsqueda, hasta el punto de poder basarse en ello para encontrar la obra.

5. Parte del nombre de los actores y actrices principales

Es posible que de cara a encontrar una película de la que desconocemos el nombre pueda ser de gran utilidad saber quién participa en ella, especialmente en lo que respecta a los protagonistas. Si sabemos el nombre del actor o actriz en cuestión podemos buscar los papeles en los que ha participado, entre los cuales podríamos encontrar la película en cuestión.

6. ¿Ha ganado algún premio?

Este método solo es útil si da la casualidad de que la película que buscamos es altamente reconocida y ha sido galardonada o nominada a algún tipo de premio (sea a nivel de película o a nivel de alguno de los actores o actrices). Si conocemos el premio o nominación concreto y la gala en la que se entregó bastará con mirar las listas de nominados/premiados hasta encontrarla.

Esto resulta especialmente sencillo si lo que miramos son grandes premios, como los Oscar. Ahora bien, no es tampoco necesario que sea un reconocimiento positivo: recordemos que también existen premios a las peores películas, como los Razzie.

7. Características salientes y estilo artístico de la película

Otro elemento que podemos tener en cuenta es si la película en cuestión tiene alguna característica en lo que se refiere a estilo artístico que resulte destacable.

Por ejemplo, si bien hoy en día casi todas las películas son en color y con sonido, si la que buscamos es antigua o ha sido planteada de una manera distinta a la habitual es posible que tengamos que focalizar nuestra búsqueda en películas en blanco y negro o películas mudas.

Asimismo también puede que estemos buscando una película de animación, o que se estructure como un puzle en vez de transcurrir de forma lineal. Otro aspecto que puede que recordemos si es algo saliente es su duración (por ejemplo, hay películas que duran alrededor de cuatro horas y otras que casi no llegan a la hora).

8. Usa una frase/línea de diálogo identificativa

Existen frases y líneas de diálogo únicas y propias de películas concretas que nos pueden llegar a conducir en la búsqueda de una película pese a desconocer cómo se llamaba la película que estamos buscando, pudiendo servir de referente a la hora de encontrar su nombre sea preguntando o buscándolo en bases de datos o en grandes motores de búsqueda de Internet.

Ejemplos de ello son frases y líneas de diálogo como “¿me estás hablando a mí?”, “mi casa... teléfono”, “Luke, yo soy tu padre” (aunque curiosamente esta pese a ser recordada jamás fue dicha de este modo) o “ Mi nombre es Iñigo Montoya. Tu mataste a mi padre. Prepárate a morir”, los cuales simplemente buscando en Google u otros buscadores nos lleva de manera rápida a encontrar los títulos: “Taxi Driver”, “E.T.”, “Star Wars: El Imperio Contraataca” o “La Princesa Prometida”. Sin embargo este último método puede ser realmente complicado si la frase o línea de diálogo es excesivamente genérica, de uso coloquial o poco conocida.