¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

Los 6 tipos de reconocimiento laboral

Estos son los principales tipos de reconocimiento laboral usados para motivar a los trabajadores.

Los tipos de reconocimiento laboral

La valoración positiva del trabajo bien hecho es clave para tener empleados satisfechos y aumentar la productividad. Veamos qué tipos de reconocimiento laborales existen y cómo los utilizan las empresas.

Es evidente que el principal motivo por el que trabajamos es para recibir un sueldo digno a final de mes, y ofrecer un sueldo que cubra todas las necesidades tiene que ser la principal prioridad de empresas y gobierno. Sin embargo, algunos especialistas y estudios han puesto de manifiesto la importancia de la existencia de otro tipo de incentivos que van más allá del sueldo a la hora de buscar trabajo o de sentirse laboralmente satisfechos.

Muchos trabajadores eligen las empresas en las que trabajan porque estas son socialmente responsables, tienen un compromiso real con el medioambiente o sienten que hacen un bien al mundo, también porque se sienten valorados y autorrealizados dentro de ellas. La cultura del reconocimiento ha pasado a ser esencial para muchas organizaciones, algunos trabajadores la prefieren, antes que recibir mejores salarios en lugares donde se sienten cero valorados.

Fomentar la satisfacción de las personas en el trabajo es esencial para las empresas, ya que un empleado motivado y feliz es un empleado más productivo. La psicología empresarial constató que los dos factores más importantes para la satisfacción laboral son la motivación y la higiene, esta última incluye la protección de la salud tanto física como mental de los trabajadores.

Una de las estrategias claves y más estudiadas para aumentar la motivación es el establecimiento de recompensas, dentro de estas se encuentra el reconocimiento laboral. En este artículo vamos a explicar cómo afecta este a la motivación y el rendimiento de los empleados, explorando los diferentes tipos de reconocimiento laboral y cómo aplicarlos.

¿Qué es el reconocimiento laboral?

Dentro del área empresarial, como hemos dicho anteriormente, el reconocimiento laboral es un tipo de recompensa; también se define como la gratitud que expresan las empresas a sus empleados. Este se ofrece por el trabajo bien hecho, pero no siempre es monetario, unas palabras de agradecimiento también sirven para reconocer el valor de los empleados.

La propia definición de reconocimiento ya ofrece un buen marco para su aplicación a nivel empresarial. Es una distinción que se otorga en función de las características y rasgos de alguien o algo, también es sinónimo de gratitud por un algún favor o comportamiento destacado.

Es importante entender que un reconocimiento no puede ser algo estándar o prefabricado que se otorgue automáticamente; por ejemplo, al cumplir ciertos años en la empresa. El empleado que lo recibe tiene que sentir que el reconocimiento laboral es personal. Su forma concreta de trabajar o de implicarse le hacen merecer la recompensa, si no el premio caerá en saco roto.

En un trabajo publicado sobre satisfacción laboral. Se midió, entre otros, el impacto del reconocimiento como estrategia para tener empleados motivados. Este estudio concluyó que los empleados que se sienten apreciados dentro de sus empresas por sus jefes y compañeros, cuentan con mejores posibilidades de crecimiento y un plan de carrera, muestran una mayor motivación. Por lo tanto, vemos como las estrategias de reconocimiento laboral son útiles para, por una parte, mantener al empleado en la empresa y por otra, para aumentar su productividad.

Tipologías de reconocimiento en el trabajo

Sus beneficios en las empresas

El reconocimiento laboral tiene específicamente un impacto positivo en diferentes áreas.

1. Productividad

Como ya hemos mencionado, la motivación y la felicidad de las personas tienen un impacto directo en la productividad de las empresas. Se estima que los empleados que se sienten valorados y satisfechos, pueden aumentar su rendimiento hasta en un 30%.

2. Compromiso con compañeros y clientes

Un buen clima de trabajo, donde se propicia la comunicación y la expresión de gratitud, fomentará no solo la buena relación entre jefes y empleados, sino también entre compañeros.

3. Lealtad empresarial

Es evidente que las personas realizamos un mejor trabajo cuando sentimos que este no repercute únicamente en la empresa, sino que también favorece nuestros intereses personales, ya sean monetarios o laborales.

4. Salud y bienestar laboral

La salud laboral no se ocupa exclusivamente de la integridad física de los trabajadores, y también engloba la salud mental; los trabajadores que se sienten satisfechos presentan menores índices de estrés y expresan mayores niveles de bienestar.

5. Colaboración entre equipos

Es interesante entender que aunque el reconocimiento laboral es personal, es importante entender que este se ofrece dentro de una organización, por lo tanto, hay que tener en cuenta al resto del equipo. El reconocimiento no trata de fomentar la competencia entre compañeros, sino al contrario, la colaboración, donde el buen trabajo de todos y todas permitirá que cada uno individualmente alcance sus objetivos y se sienta valorado dentro del grupo.

¿Qué tipos de reconocimientos laborales existen?

Pese a sus beneficios, muchas empresas todavía no aplican esta estrategia para el bienestar de sus trabajadores. Más de un 50% de empleados dicen no sentirse suficientemente valorados en sus puestos de trabajo. No reciben reconocimiento por parte de la empresa, ni por parte de sus jefes directos, es más, dicen sentirse infravalorados. Según un estudio llevado a cabo por Gallup, un 65% de trabajadores no recibió ningún tipo de reconocimiento laboral en el último año.

Diferentes empresas de consultorías han realizado diferentes estudios donde ponen en evidencia que todos los tipos de reconocimiento laboral fomentan la colaboración entre compañeros, promueven la salud y aumentan la satisfacción laboral, que como hemos insistido repetidamente, también repercute en la productividad y mejora los resultados empresariales.

Los tipos de reconocimiento laboral se pueden dividir en diferentes categorías, por una parte, existen los reconocimientos monetarios y no monetarios y por otro los formales o informales.

1. Reconocimientos laborales formales

Los reconocimientos formales siguen un plan estructurado o procesos internos en los que se decide otorgar la recompensa a un empleado concreto o a un grupo, en función de objetivos que pueden ser medidos. Este reconocimiento tiene que estar alineado con los valores y comportamientos que la empresa elige como propios.

2. Reconocimientos laborales informales

Este tipo de reconocimiento no tiene ninguna planificación, se basa simplemente acciones espontáneas que surgen entre jefe y colaboradores. Son muestras de agradecimiento por un trabajo bien hecho, que pueden traducirse en una invitación a comer, una nota de agradecimiento, o un pequeño detalle. Aunque son actos en apariencia simples, estos son muy valorados por muchos empleados y a la larga son claves en la construcción de un buen clima laboral para todos y todas en la empresa y fomentan, también, la motivación.

3. Reconocimiento laboral monetario

Los reconocimientos laborales monetarios incluyen recompensas que van directamente a la cuenta corriente o son tangibles, como viajes, coches, cheques regalo etc. Son los tipos de reconocimientos clásicos y reconocidos como tales. En nuestra cabeza es evidente que si nos pagan más significa que realmente valoran nuestro trabajo.

Uno de los reconocimientos monetarios más usuales, sobre todo en el sector de ventas y de atención al cliente, son los bonos. Los bonos son pagos ocasionales que reciben los trabajadores al llegar a unos objetivos de venta o metas previamente preestablecidas. Dentro de los reconocimientos laborales monetarios también se incluyen los incrementos salariales y los planes de jubilación.

Aunque este tipo de reconocimiento sean los más importantes, ya que repercuten directamente en la mejora de la calidad de vida, es recomendable utilizarlos conjuntamente con otro tipo de estrategias para que el trabajador se sienta valorado. Este tipo de reconocimientos, sin una buena comunicación, pueden asociarse a una costumbre de la empresa más que a un reconocimiento del trabajo individual o grupal de los empleados.

4. Reconocimiento laboral no monetario

Existen diferentes tipos de reconocimientos laborales no monetarios, entre los más relevantes están el reconocimiento verbal y la construcción de un buen plan de carrera.

4.1. El reconocimiento verbal

El reconocimiento verbal es un reconocimiento laboral importante en el día a día. Pero hay que saber cómo utilizarlo.

Por una parte, si recibimos cumplidos, pero estos son del tipo “muy guay, eres un crack, todo está perfecto,” al principio pueden ser positivos y aliviarnos, ya que generan confianza en un nuevo trabajo. Pero, al cabo de un tiempo, estos comentarios, si siguen, se convertirán en algo vacío y podrán interpretarse como una falta de interés por parte de nuestros jefes en nuestro trabajo o hacer que pensemos que este realmente no es tan relevante. Es mejor realizar un comentario menos efusivo, pero más concreto: “me gusto mucho la presentación del jueves fue muy original y divertida, pero además la información estaba muy clara. ¡Enhorabuena!”

Por otra parte, si realmente lo único que recibimos en nuestro trabajo son buenas palabras y estas no se acompañan de otros reconocimientos, sobre todo monetarios, como incremento salarial, es probable que acabemos por sentirnos frustrados y las palabras dejen de tener sentido: “Ok, pero págame mejor”.

4.2. Plan de carrera

Dentro de los reconocimientos no monetarios, la posibilidad de ascender en el trabajo y adquirir nuevas responsabilidades y tareas es muchas veces lo que nos mantiene motivados. En la cúspide de las necesidades del ser humano está la autorrealización, sentir que estamos creciendo, enfrentarnos a nuevos desafíos, además de contar con una perspectiva de futuro es esencial para la motivación.

Pero al igual que para otros reconocimientos, es indispensable que las tareas y responsabilidades se adecuen al sueldo y también permitan la conciliación, sino, se corre el riesgo de que el trabajador acabe insatisfecho o sufriendo de estrés.

  • Impact of Reward and Recognition on Job Satisfaction and Motivation: An Empirical Study from Pakistan - Danish, Rizwan
  • Does Herzberg's motivation theory have staying power? - Nigel Bassett Jones, Geoffrey C. Lloyd

Valentín Elorza es estudiante de Medicina en la Universidad de Lieja y Graduado en Ingeniería Multimedia por la Universidad Ramón Llull. Trabajó varios años como programador web, pero siguiendo la máxima de "ahora o nunca", decidió dejar su querida Mallorca y mudarse a Bélgica para estudiar Medicina. Es redactor en MédicoPlus, AZ Salud, Estilo Next y Psicología y Mente.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados