¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

¡Ups!

Se ha producido un error inesperado. Por favor, inténtalo otra vez o contacta con nosotros.

La vuelta de las vacaciones: cómo generar hábitos para volver a la rutina

Algunos consejos para volver a adaptarte a la rutina de trabajo tras las vacaciones.

La vuelta de las vacaciones: cómo generar hábitos para volver a la rutina

La vuelta de las vacaciones puede ser un período complicado para mucha gente, e incluso hay personas a las que les cuesta volver a adaptarse a los ritmos laborales de esta temporada y motivarse para encararlo correctamente… Hasta el punto de que no pueden adaptarse al ritmo de trabajo necesario o incluso sufren problemas de salud mental debido al desgaste psicológico.

Por eso, aquí resumiremos varias claves y hábitos para volver a la rutina en la vuelta de las vacaciones.

Consejos para la vuelta al trabajo tras las vacaciones

Con el objetivo de aprender a generar hábitos útiles para volver a la rutina posvacacional, a continuación haremos un repaso a las mejores claves, consejos y pautas de conducta que podemos poner en práctica en nuestro regreso de las vacaciones.

1. Primar la organización

La organización resulta esencial en todos los ámbitos de la vida si queremos generar nuevamente hábitos que nos permitan volver a la rutina con más ánimo que nunca tras las vacaciones.

Esta organización debe ser en los horarios, es decir, debemos poner en marcha de nuevo los horarios que teníamos antes de las vacaciones, tanto a la hora de acostarnos como de levantarnos cada mañana. Para que sea más fácil, es recomendable que sea un proceso gradual, así que lo mejor es que vayas reajustando tu horario de sueño al menos un par de días antes de la vuelta al trabajo, por ejemplo.

De igual manera, la organización también debe primar en el lugar de trabajo, asegurando tener despejada, limpia y ordenada la mesa del escritorio y disponiendo en ella únicamente del material de trabajo necesario para desempeñar correctamente nuestro cometido, sin distracciones en las que podemos caer más fácilmente en estos primeros días.

2. Dedicar tiempo a uno mismo

Dedicar tiempo a descansar tras las primeras jornadas de trabajo post vacaciones es esencial para ir acostumbrándonos a los nuevos ritmos de trabajo.

Así mismo, también resulta de gran importancia dedicar tiempo a aquello que nos relaja y nos llena de verdad un par de horas cada día o al final de la jornada. Son muchas las actividades que podemos realizar en las horas de descanso, lo importante es que sean nuestras favoritas.

Algunas de estas actividades que podemos desempeñar tras una dura jornada de trabajo pueden ser hacer deporte, dar un paseo por el barrio, ver nuestra peli o serie favorita o simplemente relajarnos frente al televisor.

3. Hacer una lista de tareas pendientes priorizando por sencillez y urgencia

Para evitar sentirnos abrumados con el regreso al trabajo y procurar realizar todas las tareas encomendadas, podemos realizar una lista de todo aquello que debemos hacer durante el día o durante la semana.

De esta forma sabremos en todo momento qué hacer a cada instante, teniendo claro cuáles son las actividades más laboriosas y que requieren más tiempo y cuáles son aquellas más sencillas.

A este respecto, se recomienda también empezar por aquellas tareas más cortas y sencillas en nuestro regreso al puesto de trabajo y a continuación hacer aquellas más difíciles, todo ello con el objetivo de habituarnos de nuevo al trabajo que se nos ha encomendado.

4. Mantener hábitos de vida saludables

De todos es sabido que manteniendo una serie de pautas y hábitos de vida saludables diariamente nos sentiremos mucho mejor tanto a nivel físico como mental y emocional, lo que nos permitirá adaptarnos más fácilmente al nuevo ritmo de trabajo tras las vacaciones.

Los principales hábitos de vida que debemos mantener durante y después de las vacaciones son: realizar actividad física moderada o intensa dos o tres veces por semana; dormir correctamente las horas necesarias para descansar y mantener una dieta variada y saludable durante toda la semana.

5. No llevarse trabajo a casa

Los profesionales de la psicología recomiendan evitar llevarse trabajo a casa durante los primeros días o semanas en los que nos incorporamos de nuevo al puesto de trabajo.

Esto nos permitirá tener bien diferenciados los ámbitos personal y profesional durante nuestro día a día y poder disfrutar en casa sin tener que trabajar en el ámbito privado del hogar.

6. Establecer mini-objetivos

Establecer pequeños objetivos diarios o semanales relativos a nuestra productividad y a aquellas tareas de las que debemos ocuparnos nos ayudará a motivarnos en el trabajo y a acostumbrarnos mejor a la nueva rutina laboral.

Estos objetivos parciales resultan de gran ayuda a la hora de trabajar mejor y más rápido y nos permiten mejorar nuestra productividad diaria y semanal.

7. Iniciar actividades nuevas y motivadoras

Con el regreso de la rutina y de las obligaciones laborales, es recomendable iniciar nuevas actividades que nos ayuden a desconectar y nos permitan dejar de pensar en el trabajo en la vida privada. De este modo no experimentaremos un choque tan intenso debido al contraste entre tener mucho tiempo libre (primero) y no poder dejar de dedicarnos directa o indirectamente a trabajar aunque sea en nuestra mente (después).

No tienen por qué ser actividades marcadamente relajantes, sino más bien estimulantes. Por ejemplo, el estudio de un idioma nuevo, la realización de un nuevo deporte o una nueva habilidad que nos llame la atención y nos permita ser creativos o nos ayude a liberar tensiones.

8. Poner en práctica técnicas de relajación diarias

Existen algunas técnicas de relajación muy útiles que, realizadas diariamente y de manera sistemática nos pueden ayudar a alcanzar estados de relajación diarios que nos permitan estar de mejor humor y adaptarnos mejor a la nueva rutina.

Algunas de las técnicas de relajación más eficaces son el yoga, la relajación muscular progresiva o el pilates.

9. Si la situación te desborda, ir a terapia

En el caso de que el estrés o la ansiedad sean excesivas, es importante que acudas a psicoterapia. En las sesiones con un psicólogo o una psicóloga aprenderás estrategias de gestión emocional y organización del trabajo. En PSiCOBAi estaremos encantados de atenderte.

Centro de Psicología

Majadahonda
Terapia online

PSiCOBAi es un centro de psicología ubicado en Majadahonda (Calle Argentina 5) Somos un equipo de profesionales que tenemos como prioridad la calidad del servicio ajustado y personalizado para cada uno con sus diferentes prioridades y contextos. Trabajamos con diferentes terapias: infantil, adolescente, adulto, pareja y tercera edad. Nos acercamos a la persona pensándola como una totalidad mente cuerpo y emoción, a partir de lo cual se diseña una terapia específica e individual pero que abarque e intervenga en estos tres planos tomando a la persona como un todo por eso utilizamos un encuadre basado tanto en la intervención, como también en la prevención.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados