Amor fatuo: qué es y cómo nos afecta según Sternberg

Así es como el amor fatuo da lugar a relaciones personales poco estables.

Amor fatuo

No solo los poetas y los dramaturgos hablan de amor. Muchos investigadores en el ámbito de la psicología han intentado dar una explicación a este sentimiento. En el transcurso del último siglo han aparecido diferentes teorías que intentan explicar el amor de una forma racional.

El amor es una emoción universal, pero es de las más complejas, parecería que nunca dos personas aman de la misma forma, y estas diferencias suelen ser fuente de conflictos entre las personas. Aunque también el amor causa problemas psíquicos internos.

En 1986, el psicólogo estadounidense Robert Stenberg propuso la teoría triangular del amor. Según la teoría triangular de Stenberg, los tres elementos característicos del amor son: pasión, intimidad y compromiso, y los diferentes tipos de relaciones surgen por las diferentes combinaciones que se dan entre ellos. En este artículo hablaremos del amor fatuo, un tipo de relación que surge de la pasión y el compromiso, pero donde no existe intimidad.

¿Qué es el amor fatuo?

El amor fatuo es una forma de amor que Stenberg califica como inmadura. En este tipo de amor, el compromiso y la pasión ocurren, pero no la intimidad. Normalmente, son noviazgos relámpagos en el que la pasión motiva un compromiso, pero no existe la influencia estabilizadora de la intimidad, por lo que la relación no dura en el tiempo. Suelen ser parejas muy impulsivas.

La atención en la relación se centra en el atractivo físico de la persona a la que se ama, que pesa más que otras características de la personalidad. Al no tener una base profunda, una persona puede sentirse enamorada de esta manera acerca de diferentes personas y en diferentes momentos. Según Stenberg, el amor fatuo es un sentimiento parecido al enamoramiento, que aparece como algo químico e irracional y no responde al paso del tiempo y la intimidad que surge en el transcurso de la relación.

El amor fatuo, también conocido como amor loco, es el tipo de romance impulsivo que vemos en las grandes tragedias románticas. Es la pasión la que domina y esta no se puede controlar. En este tipo de amor la otra persona es tratada como un ser perfecto -casi divino-, pero esta apreciación no es real. El otro es más un objeto de nuestro amor, que una persona que existe con todas sus complejidades y defectos. No existe un compromiso de durar más que un momento fugaz, ya que es el enamoramiento el que sostiene la relación.

Qué es el amor fatuo

El amor fatuo no tiene profundidad ni sustancia real, puesto que es un capricho frívolo de pareja o romance, no existe el concepto de compromiso, necesario para mantener cualquier tipo de relación, ya sea esta de índole romántica o no. Las verdaderas historias de amor tienen una estabilidad y cercanía que se construye con el tiempo y con voluntad y no se ve en relaciones dominadas por ilusiones.

La persona involucrada en este tipo de relaciones dominada por ilusiones parecería que nunca ha experimentado el mundo real -o se niega hacerlo-. Podrían existir diferentes problemas psicológicos, por lo que una persona se implica siempre en relaciones poco reales, como el síndrome de Peter Pan u otras condiciones que se caracterizan por mostrar inmadurez emocional. Aunque también el miedo al abandono u otro tipo de consecuencias derivadas de experiencias pasadas pueden hacer que optemos por la falta de compromiso en las relaciones.

Este tipo de amor es común en adolescentes, ya que no han crecido lo suficiente como para tener un juicio maduro y la idealización está potenciada por el chute de hormonas que produce la persona amada.

La Teoría triangular del amor

Como hemos visto, la teoría del psicólogo Robert Sternberg describe los tipos de amor basándose en tres escalas diferentes: intimidad, pasión y compromiso. La interacción de estos tres elementos da origen a las diferentes formas de amor de índole romántico.

Los tres componentes forman la metáfora en forma de triángulo que se usa para describir el amor y da nombre a la teoría. Los diferentes componentes muestran diferentes características del amor, y cuando todos están presentes, el verdadero amor puede existir. Veamos cuáles son estas características:

Intimidad

La privacidad y la intimidad se relacionan con los sentimientos que generan calidez en una relación amorosa. La privacidad se relaciona con el espacio entre las personas, y la intimidad se relaciona con la conexión entre las personas.

Pasión

La pasión es lo que provoca la atracción, el deseo sexual y es la responsable del principio de las relaciones amorosas que conocemos en nuestra cultura y época. El componente de pasión de una relación amorosa abarca todas las motivaciones y otras formas de excitación que implican la experiencia del romance pasional.

Compromiso

Decidir amar a alguien y comprometerse con una relación son las dos partes del componente de decisión/compromiso, pero pueden no darse juntos. El componente decisión tiene que ver con la determinación, a corto plazo o presente, de que uno ama a otra persona. El componente compromiso tiene que ver con una decisión a largo plazo de mantener el amor.

Como vemos, estos dos aspectos de decisión/compromiso son cosas distintas y no tienen por qué estar conectados, uno puede decidir amar a alguien (ahora) sin estar comprometido con una relación a largo plazo, o uno puede comprometerse con una relación sin decidir realmente que ama a su pareja.

Las otras formas del amor según la teoría triangular

La importancia de los componentes del amor puede cambiar de una relación a otra, e incluso con el tiempo, en la misma relación. Las tres partes trabajan juntas en una relación: por ejemplo, un mayor compromiso puede generar más intimidad o pasión, y más intimidad puede generar más pasión o compromiso. Generalmente, los componentes son entidades separadas, pero se influyen mutuamente. Se pueden generar diferentes tipos de amor centrándose en combinaciones específicas de las partes.

Por otro lado, hay siete combinaciones de los tres elementos del amor: pasión, intimidad y compromiso, la presencia de un componente o la combinación de dos o más componentes crean diferentes experiencias amorosas. Y aunque ninguno de ellos son casos verdaderos por sí solos, si sirven para describir el tipo de relaciones y sus características. Además del amor fatuo, veamos qué formas de amor existen:

1. Amistad

  • Componentes: Gusto

En el tipo de amor llamado amistad, la intimidad es el componente afectivo principal. Esto significa que no hay pasión o atracción física entre las personas, y no suele existir un compromiso estipulado a largo plazo entre los dos miembros de la pareja de permanecer juntos o hacer una vida en común, solo el cariño.

2. Encaprichamiento

  • Componentes: Pasión

La pasión por sí sola no indica la formalización de una relación. De hecho, muchas personas se enamoran a primera vista, sin conocer muy bien a la otra persona. El enamoramiento se aplica cuando hay pasión presente, pero no hay compromiso o intimidad. Es más una conquista.

3. Amor vacío

  • Componentes: Compromiso

Cuando dos personas se comprometen a estar juntas, pero no hay pasión entre ellas, no hay buena comunicación y, a veces, ni siquiera intimidad, se llama amor vacío. Solo está presente el compromiso, ya veces a la pareja solo le interesa estar juntos por cumplir con normas sociales o no estar solo.

4. Amor romántico

  • Componentes: Intimidad y pasión

El amor romántico es el amor trágico que vemos en el cine, cuando dos personas tienen una conexión íntima, existe la pasión entre ellos, pero no hay compromiso de estar juntos a largo plazo, ya sea por las circunstancias o porque uno de los dos miembros de la pareja no quiera seguir con la relación.

5. Amor de compañía o sociable

  • Componentes: Gusto e Intimidad

Algunas parejas tienen una relación placentera y satisfactoria porque han estado juntas durante mucho tiempo, a pesar de ya no tener pasión o deseo sexual el uno por el otro. Se han comprometido, son íntimos, incluso pueden tener hijos, en este caso: su amor, su historia juntos, es lo que mantiene la relación. Esto se llama amor sociable y ocurre en muchos matrimonios.

6. Amor consumado

  • Componentes: Intimidad, pasión y compromiso

Solo unas pocas personas son capaces de mantener la pasión, el compromiso y la intimidad en su relación. El amor consumado es el amor que surge cuando estos tres elementos se mantienen en el tiempo, a pesar de los posibles desafíos que van surgiendo en el transcurso de la relación.

Conclusión

Según la teoría triangular del amor, existen tres componentes esenciales: intimidad, pasión y compromiso que constituyen las diferentes formas de relaciones románticas. Los tres componentes son necesarios para formar una pareja sana, pero la cantidad de cada componente que necesita una relación puede cambiar de una persona a otra, o en el transcurso de una misma relación.

Saber cómo funcionan las tres partes puede ayudar a identificar áreas de la relación de pareja que se necesitan mejorar o también descubrir problemas internos. Por ejemplo, si te das cuenta de que la mayoría de tus relaciones son del tipo de amor fatuo y solo se basan en el chispazo inicial, puede que exista un problema emocional subyacente que necesite atención.

  • Sternberg, R. J., & Grajek, S. (1984). The nature of love. Journal of Personality and Social Psychology
  • Sternberg, R. J., & Barnes, M. (1985). Real and ideal others in romantic relationships: Is four a crowd? Journal of Personality and Social Psychology
  • Sternberg, R. J. (1986). A triangular theory of love. Psychological Review

Valentín Elorza es estudiante de Medicina en la Universidad de Lieja y Graduado en Ingeniería Multimedia por la Universidad Ramón Llull. Trabajó varios años como programador web, pero siguiendo la máxima de "ahora o nunca", decidió dejar su querida Mallorca y mudarse a Bélgica para estudiar Medicina. Es redactor en MédicoPlus, AZ Salud, Estilo Next y Psicología y Mente.

Psicólogo/a

¿Eres psicólogo/a?

Date de alta en nuestro directorio de profesionales

Artículos relacionados