Cómo superar el miedo a estar soltero: 4 consejos prácticos

¿Cómo lidiar con el temor a no tener pareja? Veamos estrategias de gestión emocional para lograrlo.

Nahum Montagud Rubio

Nahum Montagud Rubio

Cómo superar el miedo a estar soltero

Tener pareja está muy bien, pero hay quienes sobrevaloran tener novio o marido y consideran que el estado contrario, el de la soltería, es lo peor de este mundo.

Incluso se tiene la idea popular de que aquella persona que con más de 30 años no ha conseguido pareja algún problema tendrá o, incluso, que ha fracasado en la vida.

Debido a la presión social y a la glorificación que se hace de estar en pareja, muchas personas han acabado desarrollando un verdadero miedo patológico a estar soltero. Su miedo es tan grande que hacen todo lo posible por salir con alguien, aunque suponga quedar atrapado en una relación tóxica.

Saber cómo superar el miedo a estar soltero es una muy buena forma de ganar en salud mental, un paso hacia adelante en nuestro desarrollo como personas, como individuos que por sí solos ya lo valen. Descubramos más a fondo cómo conseguirlo.

Características del miedo a estar soltero

Muchas personas sueñan con tener pareja, algo considerado por muchos como una necesidad básica. Prueba de ello es que haya personas solteras que buscan desesperadamente a alguien con quien salir, no porque sienten que la soltería es sinónimo de fracaso, de que no valen nada sin una pareja.

Debido a esta creencia, una vez que logran tener un novio o novia hacen todo lo posible para conservar la relación, incluso si les perjudica. El miedo a estar soltero es muy intenso en la vida de mucha gente, haciendo que se comporte de maneras poco saludables.

Esto no haría falta decirlo, pero es conveniente tenerlo muy presente. No tener pareja no es nada malo por sí solo. Eso de que necesitamos sí o sí la otra media naranja es un mito: nosotros ya somos una naranja entera, con mucho jugo y que vale mucho. La soltería es un momento que lejos de interpretarse como estar solo en esta vida y que nadie nos quiere es, en realidad, una oportunidad para conocernos mejor y una etapa de la vida muy gratificante.

Pero, pese a esta obviedad muchas personas siguen temiendo a la soltería como si fuera malísima para nuestra salud ¿Por qué aparece este miedo a estar soltero? ¿Qué lo provoca? Lo vamos a abordar unas pocas líneas más adelante.

Miedo a la soltería

¿Por qué surge el miedo a quedarse soltero?

Si bien en las últimas décadas la sociedad se ha ido concienciando en que no necesitamos estar con otra persona para ser felices, lo cierto es que la idea del amor romántico sigue teniendo una influencia descomunal en el imaginario colectivo. Prueba de ello es que muchas personas creen que, en efecto, tener pareja es lo que da sentido a nuestras vidas, a la de todos.

La culpa de esta creencia la tienen los medios y la sociedad. Lo vemos en películas, en canciones, en novelas… se nos mete la idea del amor romántico incluso en películas infantiles (las de cierta industria con un ratón son un ejemplo muy claro). Nos venden que, cuando todo nos va mal, tan solo necesitamos conseguir una pareja y por arte de magia todos nuestros problemas se van a solucionar.

Suena bonito, la verdad, pero hay que ser muy ingenuo para creer que realmente el mundo funciona así. Este mensaje está muy equivocado, pero aún así sigue teniendo un notorio poder de persuasión.

Al fin y al cabo, se ve como mucho más sencillo conseguir pareja que ponerse manos a la obra para cambiar el rumbo de nuestras vidas y solucionar nuestros problemas. Mucha gente sigue creyendo que tener novio o novia es la panacea, lo que solucionará todos nuestros problemas. Se cree que tener pareja da felicidad de forma intrínseca, da sentido a sus vidas.

Por desgracia, la felicidad no va a venir por sí sola si empezamos a salir con alguien. Solo seremos más felices saliendo con alguien si nuestras vidas individuales estaban bien antes de empezar a salir. La felicidad no procede del exterior ni es otra persona quien nos la proporciona, sino que surge de nuestro interior y de la relación que tengamos con nosotros mismos, aunque los factores externos también pueden influirla.

Pero básicamente, al menos en la mayoría de los casos, quien es el responsable de nuestra felicidad somos nosotros mismos.

Las personas que se echan pareja estando mal consigo mismas y con su entorno familiar suelen acabar en una relación que no les satisface para nada, e incluso se pueden quedar atrapadas en una relación tóxica. Justamente uno de los principales problemas de este tipo de relaciones es el miedo a quedarse soltero. De hecho, a este miedo a estar soltero se le ha llegado a dar nombre: anuptafobia, que básicamente sería el miedo irracional, persistente e injustificado a quedarse soltero para siempre y que incluye sintomatología de ansiedad, obsesiones y depresión.

Las personas que tienen este miedo buscan constantemente el significado de la vida en el amor. Es por este motivo que son incapaces de acabar con una relación con otra persona en la que se sienten profundamente infelices, pues creen que rompiendo acabarían perdiendo.

Vivimos en una sociedad en que si se tiene más de 30 años y se está soltero, o incluso con menos edad, pensamos casi de inmediato “algún problema tendrá”, un problema especialmente vivido por las mujeres a las que parece que muchos le dan la única finalidad de reproducirse.

Todavía sigue muy asentada la vieja idea de que quien no está en pareja y con hijos ha fracasado en la vida. Lo tenemos tan metido en nuestra mente que es que hay quienes no pueden concebir la idea de ser feliz en soledad.

¿Cómo superar el miedo a estar soltero?

Puede que le sorprenda a muchos, pero lo cierto es que las personas solteras tienden a ser más felices que aquellas que están en una relación tóxica, y tal como dice el sabio proverbio “es mejor estar solo que mal acompañado”.

Nuestro objetivo vital no debería ser estar con alguien a toda costa, sino que, en caso de presentarse la ocasión, encontrar a alguien y centrarse en construir una buena relación. Mientras tanto, lo ideal es aprender a estar solo y disfrutar la mucha libertad que nos trae la soltería.

Centrarse en buscar buenas relaciones y valorar la soltería son las dos mejores acciones para gestionar el miedo a estar soltero. Además, tienden a reforzarse mutuamente.

Uno de los secretos de una buena relación es no necesitar a nuestra pareja para ser felices. Esto no quiere decir que no queramos estar con esa persona tan especial en nuestras vidas, pero sí que somos conscientes de que podemos sobrevivir sin la otra persona. El mejor amor es aquel en el que ambos son libres, se valoran, se respetan y saben vivir cada uno por su cuenta sin sentir que dejan de lado a la persona que quieren.

Para superar el miedo a estar soltero es necesario tener en consideración las siguientes claves:

1. Mejora tu autoestima

Valorar cómo somos realmente y estar a gusto con nosotros mismos nos ayuda a no depender de otras personas para sentirnos bien. Como todos en este mundo, tenemos nuestras fortalezas, aunque no seamos conscientes de ellas. Descubriéndolas veremos lo mucho que valemos sin necesitar a otras personas. Tanto con pareja como sin esas fortalezas seguirán ahí.

2. Identificar creencias negativas sobre la soltería

Como decíamos, muchas personas ven a la soltería como un fracaso personal. Se cree que si se está solo es porque no se sabe estar con otras personas o porque los demás no nos encuentran atractivos. Estas y otras muchas más creencias negativas pueden estar detrás de nuestro miedo a estar soltero.

Debemos identificarlas y valorar realmente si tienen razón o no, y cómo de grave nos hacen pensar que es la soltería. Las relaciones de pareja no necesariamente tienen que ser positivas o significar éxito en la vida, de la misma manera que la soltería no significa justo lo contrario. Todo en esta vida es relativo, con sus pros y sus contras, y viendo únicamente lo aparentemente malo de una situación es lo que nos puede provocar un miedo intenso a la misma.

3. Compartir tiempo con otras personas

Muchos tienden a asociar la soledad con el hecho de no tener pareja, a pesar de poder tener una saludable y extensa vida social con un montón de amigos. Es importante dedicar parte de nuestro tiempo a relacionarnos con amigos, familiares y otras personas significativas, tanto si tenemos como si no pareja. También es altamente recomendable conocer a gente nueva con la que establecer una amistad.

4. Resolver los propios problemas

Hemos comentado antes que mucha gente ve eso de tener pareja como la panacea para solucionar sus problemas personales. La realidad es que, si uno está mal consigo mismo, saliendo con alguien lo único que hará es que ahora esté mal consigo mismo y con otra persona más. La única manera de tener una buena relación con nuestra pareja es resolviendo nuestros propios problemas, ya sea por nuestra propia cuenta o con la ayuda de un psicólogo.

  • Congost, S. (s. f.). Manual de dependencia emocional afectiva. Psicopedia.org.
  • Revista Diners (13 de febrero de 2020). ¿Siente que tiene miedo a estar soltero? Esto es la anuptafobia.
  • Rodriguez de Medina, I. (2013). La dependencia emocional en las relaciones interpersonales. Revista electrónica de investigación Docencia Creativa, 2, 143-148.
  • Salabert, E. (31 de diciembre de 2020). Anuptafobia, pánico a no tener pareja. Webconsultas.com.
  • Belloch A., Sandín B. y Ramos F. Manual de Psicopatología. Volumen II. Mc Graw Hill 2008.

Artículos relacionados